¿Tenemos la televisión que merecemos? Encuesta a profesionales del medio


.

Casi el 70 por ciento de la población responde negativamente a esta pregunta mientas la mayoría de ellos sintoniza, con el placer que da el morbo anónimo, la entrevista pagada con publicidad a la madre de un criminal. ¿Qué está fallando? ¿Por qué la dictadura del morbo vence aparentemente a la democracia del mando a distancia? Para intentar responder a esta pregunta he llamado a consultas a profesionales que llevan años sirviendo o participando en contenidos, de todo tipo, para esa maleable audiencia.

Viñeta de Denis Lopatin. Fuente

.

Decía el escritor y guionista Jaime de Armiñan que la televisión no es culpable de nada, es solamente el espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos simplemente nos reflejamos. Quizás este espejo solo refleje la realidad del nivel educativo de la audiencia, quizás el sesgo amplificado de las gotitas de telebasura no hace justicia con el nivel medio del resto de programas.

Para la encuesta a profesionales quería plantear primero si existe realmente un problema de contenidos o es meramente estadístico, para más tarde y en cualquier caso, proponer ideas y reflexionar sobre la posible mejora de calidad de estos. ¿Cuales son las claves para abordar la raíz del posible problema? Para ello sugerí dos preguntas y dejé total libertad para responder según criterio personal e incluso aceptando aportaciones anónimas para que no se comprometiera su objetividad. Estas son las preguntas y el resultado de la encuesta. Gracias a todos por participar y someteros, a ciegas, al experimento. Yo personalmente he aprendido mucho.

1.-¿Cuales crees son los principales motivos para que, según el CIS, el 68,9% de los ciudadanos crea que los contenidos de la televisión en España no son buenos, pero al final sean los de peor calidad ética y moral los que más se consumen?

2.-¿Que harías para mejorar, regular y/o incentivar la calidad de contenidos de la televisión en España sin lesionar el derecho a la libertad de expresión?

.

Es escritor, publicista, crítico de televisión y colaborador de Telecinco. Licenciado y MBA en Dirección de Empresas. Ha ejercido su labor de docente en ESADE y en la Universidad Pompeu Fabra. Ha sido director creativo de agencias como Bassat Ogilvy & Mather, Saatchi & Saatchi y Euro RSCG. Es autor de los libros ‘El pensamiento negativo’,’El sentimiento negativo’ y ‘Que la muerte te acompañe’.

.

1.-La gente y los consumidores somos personas distintas. Después de mucho pensarlo, es la única explicación razonable a la que he llegado. Un misterio, pero una realidad. Ocurre lo mismo si miramos las encuestas sobre sexo; cuando separas los individuos por género, es imposible cuadrar balances. No es que seamos unos hipócritas, no. Simplemente pasa.

2.-Nada. La televisión -hablo de las privadas- es el medio más democrático que existe, y por tanto uno de los más crueles para la gente que no pertenece a la mayoría. No importa mucho el concepto de calidad que tenga un grupúsculo de ciudadanos, asociaciones, consejos audiovisuales o consumidores sobre lo que significa una televisión de calidad. Si algo no funciona (no gusta a la mayoría), se sabe al día siguiente, los anunciantes pierden su interés y tarde o temprano se acaba retirando de la parrilla. Es como un espejo hiperrealista. Puede que no te guste lo que ves. Pero no puedes negar que eso que ves es justo lo que eres. Tenemos la televisión privada que merece nuestra mayoría. Otra cosa diferente es (o debería ser) la televisión pública.

.

Licenciado en Periodismo. Melchor Miralles Comenzó a trabajar en 1978 en la sección de deportes de Diario16 y más tarde como redactor jefe del equipo de investigación. En 1997, y tras abandonar el periódico El Mundo -que fundó junto a Pedro Jota Ramírez-, se embarcó en la producción televisiva, siendo precursor de los programas de periodismo de investigación: ‘Al descubierto’ (2001), de Antena 3 y ‘A corazón abierto’ (2003), de Telecinco. Actualmente conduce el programa ‘Con voz y voto’, en Telemadrid y ‘Cada mañana sale el sol’ en ABC Punto Radio.

.

1.- Creo que hay costumbre de desacreditar al medio. Cada ciudadano tiene su idea de lo que quiere y es imposible contentar a todos. Es como la selección de fútbol, cada español es un seleccionador. La televisión en España es mejorable, pero la media de la producción española es más que buena. Tenemos el problema de carecer de una industria potente, pero hay profesionales excelentes. La TV es el medio que mas se consume, tiene carácter masivo, pero en España hay una moda de hablar mal de la tele, aunque se consuma.

2.- Potenciar la industria, y respecto a regular, ojo. Soy enemigo de tanta regulación, detrás de los impulsos reguladores normalmente hay intereses de poderosos interesados en ejercer control y censura sobre los contenidos. La televisión tiene la ventaja del mando, lo que no te gusta no lo ves, aprietas una tecla y cambias de cadena. ¿es que son mejores los contenidos de los medios escritos?

.

Autor del blog satírico Mimesacojea. Director del programa de sketches Ciudad K (La2); ha trabajado de guionista en programas como ‘El Hormiguero’ (Cuatro) y ‘La Gran Evasión’ (ETB). Actualmente dirige el programa ‘Escépticos’ en ETB2.

.

1.-En España somos más de 47 millones de habitantes. Sálvame, emblema de televisión intelectualmente perjudicial y uno de los espacios más vistos actualmente, ronda los dos millones de espectadores. Eso quiere decir que hay más de 45 millones de españoles invirtiendo su tiempo en otros quehaceres mientras se emite ese programa. Que las encuestas del CIS digan, por tanto, que la mayor parte de los españoles creemos que los contenidos televisivos son malos es perfectamente comprensible y no entra en conflicto con ningún otro dato.

2.-Invertir en educación. La parrilla televisiva es un reflejo de la sociedad. Un espejo quizá algo deformado, pero un espejo al fin y al cabo. Actualmente tenemos en nuestras pantallas programas de ciencia, de filosofía, de artes plásticas, de cultura, de fomento del pensamiento crítico… Todos están en La 2, en canales temáticos y en algunas autonómicas. Su audiencia es ridícula. Si esos mismos programas estuviesen en Telecinco, me temo, seguirían haciendo una audiencia ridícula. No es un problema de la televisión; es un problema resultado del bajísimo nivel cultural de nuestro país que se refleja, como no podría ser de otra manera, en el consumo de entretenimiento.

.

Es actriz, cómica y presentadora de televisión. Como actriz teatral, destacan sus interpretaciones en las obras ‘5mujeres.com’ y ‘Hombres, mujeres y punto’’. En televisión ha participado en ‘La noche… con Fuentes y cía’, emitido por Telecinco; ‘Splunge’, un programa de sketches en TVE; y apariciones en series como ‘Siete Vidas’ de Telecinco y ‘Casi Perfectos’ de Antena 3. Presentó el Late night ‘Noche Hache’’, de Cuatro (2005-2008) y ‘Con Hache de Eva’ en La Sexta; actualmente presenta en esa misma cadena una nueva edición de ‘El Club de la Comedia’.

.

1.-No mucha gente es capaz de reconocer que ve ciertos programas. En los últimos años, escucho muy a menudo la frase “el otro día haciendo zapping vi” y, a continuación, el nombre de esos programas que nadie ve pero que barren en audiencias.

Por otro lado, sé, de buena tinta, que algún que otro programador se jacta de darle “a la pobre gente que no tiene gusto ni buena vida” un entretenimiento de baja calidad como si se tratase de una obra de caridad. A lo mejor es por eso el que ve los programas llamados basura no se atreve a admitirlo, porque sería igual que reconocer que su vida es ciertamente pobre.

2.-Me gustaría que hubiera todo tipo de programas, los que hay y muchos otros. Creo que la única forma de hacer una televisión rica y variada, sobre todo en estos tiempos de vaca flaca, es apostar por formatos baratos, imaginativos y diferentes. Buscar en otras televisiones, en radios, en Internet. Quizá no se conseguirían audiencias millonarias, pero sí calidad y alternativas.

.

Es uno de los grandes productores del cine español, referencia inevitable para profesionales y cinéfilos. Carlos Saura, Víctor Erice, Manuel Gutiérrez Aragón, Julio Médem o León de Aranoa han dirigido para quién un día llegó a marcar un gol al mismísimo Madrid de Di Stéfano. Más de cincuenta títulos inolvidables e imprescindibles para entender las raíces y evolución de nuestro cine. Director y guionista también es un estupendo productor documentalista para televisión, como la serie “El Ojo de la Cámara” en Canal+, el documentale “Noticias de una Guerra” o la trilogía sobre ETA, recientemente cerrada con ”Al final del Túnel”.

.

1.- No olvidaré nunca el primer consejo que recibí cuando comencé a trabajar en uno de los guiones  que escribí: “Elías, haz mierda…que es lo que más les gusta”. Traté de no seguir nunca un tan sabio consejo.

2.- Sin lesionar, por supuesto, el derecho a la libertad de expresión, acercarse a la realidad que día a día viven los ciudadanos con los que convivimos. Hay que estar atentos a las encuestas en las que se cuantifica cuáles son los problemas que preocupan a la mayoría de la población. Esa realidad debe ser reflejada.

.

Productora de programas de ficción y entretenimiento que ha trabajado con cadenas generalistas y de pago tanto en España como a nivel internacional”.

.

1.-Esta es una  respuesta que varía según la TV a la que te refieras; ya que seguramente los ciudadanos se refieren a la telebasura que no todas las cadenas emiten. La realidad es que si al espectador le das contenido de calidad lo consumen (Por ejemplo,  el programa 21 días de Cuatro tenía una audiencia media de 14%, esto es 1.500.000 espectadores y  llegó a tener programas con un 19%). Eran líderes en prime time los viernes en una cadena con una media de un 7% y quedaban por detrás el famoso DEC y por supuesto T5. Esto significa que la calidad no está reñida con el entretenimiento.

2.-En primer lugar las licencias otorgadas por el gobierno deberían llevar consigo una serie de obligaciones a cumplir por las cadenas; como cuidar el lenguaje, insultos, gritos, actitud y temas a tratar en horario de protección infantil. Como esto es algo que ya existe y algunas cadenas no lo cumplen, las multas deberían ser muy duras para que no les compensase saltarse las normas.

En segundo lugar las cadenas deberían ser más valientes a la hora de testar nuevos formatos y no copiar los modelos de la competencia, como son las televisiones en UK, USA o Francia.

Y en tercer lugar y no por ello menos importante, no olvidar que la tv es entretenimiento, no está para educar y sí para entretener  pero siempre desde el respeto al espectador. Son horas al día que se consumen para olvidar los problemas de cada uno y divertir al espectador ; darle contenido que le interesa, que le preocupa, con lo que se siente identificado etc…, acercarnos a su realidad del día a día.

.

Cómico, guionista, actor… Héctor de Miguel Martín, más conocido como Quequé, ha trabajado en el teatro, en la radio y la televisión desde 1998. ‘5hombres.com’, ‘Noches de Cómicos’, ‘La corriente alterna’, ‘Splunge’, ‘La Noche… con Fuentes y Cía’, ‘Noche Hache’. Actualmente se encuentra de gira con su espectáculo ‘Antolojeta’ y colabora en ‘Abierto hasta las dos’, en Radio Nacional de España.

.

1.-El ser humano en general -y el español en particular- tiene una gran capacidad para sostener que algo es un truño y, a la vez, consumirlo con voracidad. No nos importa tanto comer mierda como que el vecino se entere. Aunque también creo que el actual sistema de medición de audiencias se ha quedado tan viejuno como la propia televisión. A lo mejor, con otro sistema más riguroso, nos llevaríamos alguna sorpresa.

2.- No entiendo por qué hay que regular la televisión y no los periódicos o la radio. Por no hablar de Internet, donde cualquiera puede meterse a cualquier hora a ver cosas peores que la entrevista a la madre de un asesino. Más allá de lo lógico (no emitir pornografía ni violencia extrema en horario infantil), todo lo demás me parecen ocurrencias moralistas de políticos para rascar votos y montar consejos que nos cuestan una pasta y que no sirven para nada. Para mí, la mejor regulación, la más rápida y efectiva, es cambiar de canal.

.

Licenciado en Periodismo. Reportero de CQC (T5) y El Intermedio (La Sexta) y presentador de El Método Gonzo (A3) y A Caixa Negra (TVG). En total 6 años en el mundo audiovisual. Dice que en los 3 meses que estuvo en El Metodo Gonzo se dio cuenta de la suerte que tuvo de estar en CQC y de la suerte que tendría si volvía a hacer algo que le gustase en TV. (Afortunadamente, lo pude hacer y en eso estoy).

.

1.- Entre el dato que aporta el CIS y los datos que reflejan a diario los estudios de audiencias, le doy más valor al del CIS. En 1º lugar por la metodología de la encuesta y en 2º lugar porque a pesar de ser cierto que los programas de ética y moral más dudosa suelen estar entre los más vistos en sus franjas, sus espectadores representan una minoría de la población. Estos formatos reúnen habitualmente entre 1.500.000 y 2.500.000 personas en horario de máxima audiencia, es decir , alrededor de un 4% de la población. Aunque es cierto que los personajes habituales de estos programas tienen un alto grado de conocimiento, su aceptación es bastante baja.

A pesar de todo, si ese tipo de “entretenimiento” sigue manteniendo un público fiel se debe principalmente a una obviedad tan grande como que satisface los deseos de sus espectadores. Pero también es cierto que los programadores llevan muchos años acostumbrando al espectador a ese tipo de contenido. No hay género televisivo al que se la haya dado más oportunidades de triunfar. Se han puesto en marcha decenas de programas idénticos. Si no funciona, se cierra y al poco tiempo de estrena otro con el mismo contenido. “Si algo no funciona métele morbo y cotilleo, y si sigue sin funcionar es culpa del presentador o de la productora o del decorado, o de los colaboradores, pero nunca del contenido”. Es la solución más fácil: barata, no hay nada que inventar, personajes reconocidos y un sinfín de “historias humanas” que contar. En definitiva, se suma la  atracción por las vidas ajenas y una industria muy rentable que no duda en explotar esas preferencias hasta el límite.

2.- Hace ya varios meses se aprobó la creación de un Consejo Estatal de Medios Audiovisuales que era una de las medidas que contemplaba la Ley General de la Comunicación Audiovisual. Su razón de ser era precisamente la regulación de los contenidos en un medio de comunicación con tanta influencia como la TV. Todavía no se ha constituido y ya ha sido acusada por parte del sector de ser una medida de censura, de utilizar la telebasura como excusa para el control ideológico e incluso el PP ya aseguró que se lo cargaría al llegar al Gobierno. Así es como se recibe en este país a una institución que funciona en el resto de Europa sin mayor problema. Así que descartemos lo de regular.

En cuanto a lo de mejorar e incentivar la calidad: exigir más calidad por parte de los espectadores. Sirva como ejemplo el boom de las series americanas que aquí se han consumido mayoritariamente a través de Internet y que han derivado en una mayor calidad de las series españolas. Exigir más contenidos rechazando la opción generalizada de las cadenas de saturar la parrilla con formatos que funcionan. Si funciona un concurso toma tres seguidos y donde se dice concurso se dice un ‘talent show’, una serie que mezcla policías y científicos,…

Como parte del sector mi propuesta es la de innovar y apostar por la calidad en formatos que formen e/o informen a la vez que entretengan. De la misma forma que los programas del corazón responden al deseo de conocer detalles de vidas ajenas, se pueden atender otras necesidades. Satisfacer la curiosidad: cómo funcionan o cómo se hacen artilugios de uso cotidiano. Promover el interés por la excelencia generando nuevos modelos sociales. Alimentar la capacidad de valoración crítica a través de información plural (Salvados o Comando Actualidad demuestran que incluso pueden funcionar en Prime Time). Recuperar la sátira y el humor político como género habitual.

Si el mismo esfuerzo creativo que productoras y cadenas han dedicado a perpetuar los programas de corazón y vísceras se dedicase a estos y otros contenidos el resultado sería el mismo: el espectador de acostumbraría a verlos

Mi esperanza es que la TV es cada vez menos lo que te ofrecen las cadenas y cada vez más lo que eliges en la red. Más pronto que tarde las cadenas se adaptarán a esta realidad y ahí se verá realmente que es lo que quiere consumir el espectador, sobretodo el espectador que interesa a los anunciantes.

.

Es responsable de contenidos para Televisión de Mediapro; productora de informativos, magazines diarios, documentales, reportajes, programas de entretenimiento y series de ficción. Entre otros ahora mismo produce: ‘España Directo’, ‘Vidas anónimas’ en La Sexta. ‘La Sexta Noticias’, etc… Eduardo es también académico de televisión.

.

 1.- No voy a negar el valor de las encuestas, pero, sí quiero dejar presente, desde el principio, los prejuicios inherentes de todo encuestado cuando se le cuestiona sobre TV en España.

Yo no creo que los contenidos de TV en España no son buenos. Es más, creo que la TV que se hace en España está bastante por encima de la media de calidad de la TV que se hace en Europa. Yo veo en TV productos con mucha calidad prácticamente a todas horas. Y doy ejemplos: ‘Los Desayunos’ de TVE, Arguiñano, ‘La ruleta de la fortuna’, ‘Al rojo vivo’, ‘Amar en tiempos revueltos’, ‘El secreto de Puente Viejo’, ‘Ahora caigo’, ‘Atrapa un millón’, ‘Pasapalabra’, ‘El Intermedio’, ‘El Hormiguero’, ‘Tu cara me suena’, ‘El Club de la Comedia’, ‘Comando Actualidad’, ‘Equipo de Investigación’, ‘Salvados’, ’59 segundos’, ‘Cuéntame’, ‘Gran Hotel’, ‘Águila Roja’, ‘El Barco’, ‘Tierra de Lobos’, ‘Españoles por el Mundo’, ‘Frank de la Jungla’, ‘Uno para ganar’…. Todas producciones españolas (y no he puesto ninguna de la 2, ni series de producción extranjera) que te podrán gustar más o menos, pero de las que no se puede dudar ni de su calidad, ni de que sean poco vistos…

La “trampa” está en generalizar hacia toda la producción de TV en España, lo que se hace desde una cadena o un grupo de televisión determinado. Cuando se afirma que los contenidos de peor calidad ética y moral son los que más se consumen, no queda por menos, que negar tal afirmación. Programas como “Sálvame”, “La Noria” o Sálvame de Luxe” no llegan al 5% de media sobre el TOTAL de la población (rating). Claro que tienen su público, pero, el resto gana por abrumadora mayoría.

En la libertad del programador (de las cadenas, al fin y al cabo) recae la responsabilidad de programar contenidos de una u otra índole. Pero, contestando a tu primera pregunta, te insisto en que, en general, los contenidos de TV en España tienen buena calidad.

2.-Me da mucho miedo la palabra “regular” la calidad. ¿Quién? ¿Bajo qué criterios? ¿Cómo se determina la calidad?… Creo que equivocamos calidad con buen gusto. Los límites a los contenidos en TV, como a cualquier otra actividad, son los que están marcados en la ley. El código Penal, la Ley de Protección Civil al Honor, la Ley de Protección a la infancia etc… Esos son los límites de los contenidos en TV.

La TV es el medio más democrático del mundo. Tienes un mando y puedes elegir. Y, como he respondido en la primera pregunta, y pese a lo que pueda parecer en un análisis superficial, hay opciones de muchísima calidad en la TV en España. Mejorar la calidad de los contenidos en TV es la voluntad de los productores y programadores, de los profesionales de la TV. Acaso alguien tiene que “imponer” el criterio de lo que es “calidad” o no?

Otra cuestión, es el origen de esta encuesta. La “polémica” de La Noria. Que una cadena pague dinero a un familiar de un imputado en un juicio por el asesinato de una menor. Si yo fuera programador no lo haría, pero, el programa no ha cometido ningún delito. Insisto, en mis ideas anteriores: me parece de mal gusto, pero, esa es la libertad del programador. Luego, el público lo verá o no. Sin más.  Allá cada cual con su ética y su conciencia.

.

Productor ejecutivo y director de desarrollo de una de las más importantes productoras de Televisión de España.

.

1.- Creo que los puntos mas destacados son el morbo que genera este tipo de contenidos sumado a que a la gente le gusta sentirse parte de lo que la mayoría consume, y no le gusta quedarse fuera de ese “grupo” aunque la calidad ética y moral de lo que consuman este en discusión.

En gran parte las personas ven este tipo de productos como si viesen un circo Romano. Observan a los nuevos “grandes gladiadores famosos” equivalentes a periodistas de dudoso pasado,  ex parejas de alguien venido a menos,  etc… que se disputan abiertamente el trono mediático a cambio de una exposición completa y sin escrúpulos.

Todo esto sumando a que algunas cadenas desistieron de competirle a este tipo de productos con otros de mayor calidad, hacen que los espectadores estén teniendo esa contradicción.

2.- La palabra regulación es algo muy difícil de administrar. Regular y libertad son antónimos por naturaleza.  El punto indiscutible es el de incentivar.

Pero ¿quién está dispuesto, en medio de esta gran crisis, a apostar y dar tiempo necesario a productos “dignos” para que compitan con aquellos “indignos”? Esos lujos se lo pudieron dar las cadenas mas jóvenes en sus inicios a la hora de establecer sus nuevas y vírgenes parrillas de programación, donde la medición y el tiempo de prueba eran mas lógicos para que sus productos  de prueba  logren estabilizarse.

Una vez que el tiempo y el dinero se agotaron y las mediciones de ‘share’ empezaron a engolosinar algunas oficinas de directivos, las ideas empezaron a desvanecerse dando espacio y lugar para que los contenidos dudosos vuelvan al ruedo.

Será momento que las empresas empiecen a apostar por un nuevo tipo de publicidad, generando contenido propio para TV y exigiendo calidad asociada a sus productos. Caso contrario el dinero para esta incentivación no saldrá ni del estado -por la crisis- ni de las cadenas por su poco interés de potenciar la calidad en TV.

.

Licenciado en Ciencias de la Información, ha trabajado en redacciones digitales. Comenzó en 1997 en los informativos del 24h de TVE. Ha sido coordinador de las webs de las series y programas en Globomedia (Periodistas, Compañeros, 7Vidas, El Grupo, El Club de la comedia, 5Hombres.com…) Entre 2004 y 2006 llevó la producción periodística del programa Caiga Quien Caiga (Telecinco). Actualmente coordina y presenta el espacio Cámara Abierta 2.0 en TVE; programa dedicado a la divulgación de cultura digital, participación en internet, blogs y redes sociales. Y paralelo a su profesión, escribe -desde 2007- en su blog Periodismo ficción.

.

1.- Porque estamos más acostumbrados a incorporar ‘lo malo’ y ‘lo menos malo’, que a pensar en la existencia de algo ‘bueno’, de calidad (eso requiere un esfuerzo); porque es más fácil (para la mayoría) consumir comida rápida que cocinar y comer platos más elaborados; pero sobre todo, porque entre ‘lo malo’ hay mucho donde indentificarnos.

2.- Empezar por algo muy básico: no potenciar (mediática y económicamente) modelos de personajes que se jactan y hacen bandera de la ignorancia; ni tampoco delincuentes. Además considero clave incorporar la participación. Más allá de las opiniones fáciles (de los ‘me gusta’ o ‘no me gusta’, o de lo ‘malo’ y de lo ‘bueno’), hay un mundo de espectadores activos e inquietos, capaces de aportar datos tan valiosos como un “share” en prime time. Gracias a Internet y la conversación de los usuarios, conocemos más matices del público. Si lo hace la web semántica (conocer mejor a los usuarios) ¿por qué no va a ser capaz de aplicarlo un programador de televisión? De este modo, pasaríamos de un sistema de audiencias obsoleto a uno mucho más complejo y real. Éste sería un buen comienzo. Porque la calidad no está en las temáticas (cultura, periodismo, entretenimiento, sociedad, ficción, etc…) sino en el planteamiento y puesta en escena de los contenidos.

.

Licenciada en Periodismo, ha desarrollado su carrera principalmente en servicios informativos. Televisión Española y Antena 3 TV, cadena para la que fue corresponsal en Francia durante seis años. En París trabajó para la Agencia France Presse y desde allí se incorporó a Canal+ y a CNN+. Ya en Madrid asumió la corresponsalía judicial para Cuatro, tarea que desarrolla actualmente. Ha seguido formación en Social Media y es autora del blog “Jugaba en el Betis“.

.

1.-Buena, mala o regular, la televisión es de todos. Es el medio de ocio más barato y accesible al ciudadano. Está en casa y es, casi, un miembro más de la la familia. Ello quiere decir que la “querremos” a pesar de todo, es decir, siempre acudiremos a ella en búsqueda de un poco de entretenimiento o información. Y no creo que la televisión convencional en España sea de tan mala calidad; no es peor que la que encontramos en países de nuestro entorno como Italia y Francia, si bien es cierto que la oferta de información en España es considerablemente menor. Pero existen buenas series de ficción de producción propia, algunos formatos nuevos interesantes (Callejeros, Salvados, etc…) Y una última reflexión: si el consumo de televisión se mantiene estable, aún más en tiempos de crisis económica. No hay competencia posible: con dos paquete de pipas y un par de mantas una familia de cuatro personas puede pasar una tarde entretenida por dos euros. ¿quién iguala eso?

2.-En un país donde el fútbol y los programas de corazón funcionan como acorazados es complicado encontrar, sobre todo ahora, cadenas dispuesta a arriesgar en formatos menos comerciales. Creo, sin embargo, que los espectadores agradecen que no se les trate como a estúpidos y muestra de ellos es la buena aceptación que tienen las series de ficción españolas, modernas o de corte histórico. Creo que la gran asignatura pendiente de la televisión española es la información, y ello en un momento de gran demanda. Habría que profundizar en cadenas de información con parrillas lo suficientemente atractivas, que integraran el “breaking news” (seguimiento de acontecimientos en directo) con magazines e incluso películas. Por razones que no logro aún entender en países como Francia conviven hasta cuatro cadenas de información, todas ellas rentables. En España han ido cerrando una tras otra.

.

18 años de experiencia en televisión. Periodista. En Telemadrid fue Directora de ‘Madrid Directo’ (1994-1996), de Programación (1996-1999) y de Informativos, (1999-2001). En Canal+ fue directora (2001-2005). Más tarde fue Creadora y directora de Contenidos de Cuatro (2005-2010). Ahora es Directora de Transformación de Prisa. (2011).

.

1.-En el pico de consumo de un prime time (22:35), unos 16 millones de personas ven la tele. Otros 30 millones no la ven. Un 66% no la está viendo. Pero a la tele le damos una importancia suprema. La que no le damos ni a la radio ni a los periódicos, porque contra ellos no se desatan las iras sociales. Tengo constancia de periódicos que han pagado a imputados para defender una tesis, ni siquiera para dar una información. Pero no son medios tan amplificadores. Pero la tele presenta consumos cada día más segmentados. Antes había poco oferta y eso ampliaba el impacto. Ahora no es así. Ahora un 20% de cuota de pantalla es un éxito enorme. Y eso son algo más de tres millones de personas.

La televisión ha sido siempre diana de los reproches sociales. La sociedad necesita dianas sobre las que descargar. Yo prefiero sentirme responsable de lo que elijo, cargar contra mi decisión cada vez que pongo la tele. Y elijo un poco de todo. Defino mi producto. En el que cabe de todo.

Considero que le televisión que se hace en España tiene suficiente calidad para la madurez de nuestra industria. Lo hago comparándola contra las ofertas televisivas de UK, EEUU, Francia, Italia, Alemania, Brasil, México, Argentina… No lo comparo con mis deseos y mis gustos, sino con industrias y sectores comparables. Ahora además hay una amplísima oferta: de pago, de abierto, multicanal, multitemática… Y el programa de entretenimiento de mayor éxito de este año, “Supervivientes”, pudo unir a 5 millones. Más de 40 millones no han visto el programa de más éxito del año en España.

Dicho esto, en la tele, como en todo, ni da todo lo mismo ni todo es igual. No todos marcan las mismas líneas de juego. No todos cultivan el mismo estilo. Yo he tenido la suerte de trabajar en televisión pública, privada de pago, privada comercial… Sé que siempre hay un margen entre hacer las cosas de una manera o de otra. Y sé que se cometen errores, a veces el mismo programa que puede ofrecer contenidos valiosísimos.

Lo que me parece indiscutible es que las cadenas de televisión, como cualquier otro producto u otra marca que esté en el mercado (o sea, en la calle) ya nunca podrá tratar a la sociedad de la misma manera. Ahora hay que dar la cara. Hay que responder de una manera o de otra. Ya tenemos al ciudadano, al cliente, al usuario, despierto y dispuesto a decirnos lo que hacemos bien y lo que hacemos mal. Y eso está muy bien. Y no pienso sólo en la televisión. El que antes sea consciente y adapte sus dinámicas de trabajo, tendrá su recompensa.

2.- No me gustan los comités de sabios que conozco. Comienzan arreglando un error y terminan obligando al retardo de un directo por si se sale un pezón.

Tampoco me gustaría un modelo diseñado por los que creen que sólo ellos tienen la razón y la varita del buen gusto. No me gustan los que desprecian los contenidos desde una posición intelectual elevada, a veces ignorante. Yo tengo mi gusto propio, está claro. Y he hecho un tipo de televisión comercial que defiendo, pero que algunos podrían querer prohibir. No me gusta todo lo que veo. Pero a mi madre le gustan otras cosas. Y a mi primo otras.

Prefiero que la regulación la domine un mercado sensato, de consumidores y de clientes, de espectadores y anunciantes con sentido común y participativos. Y de ciudadanos, en el caso de la televisión pública.

Me encantaría que triunfara lo que para mí es bueno, lo hermoso, lo necesario. Pero no necesariamente es así. A veces se da la maravilla: lo más visto es lo más brillante. “House” es mi ejemplo favorito. Prefiero una buenísima serie de éxito masivo que una serie elitista muy premiada de televisión de pago para unos pocos.

Lo mejor que le podría pasar a la tele ahora, como a todos los sectores, es que la economía despierte y se anime. Eso favorecería más inversión en producción de programas para los canales pequeños, más preparados para la innovación. Prefiero una televisión pública estatal poderosa con un verdadero modelo de contenidos de empresa pública, no el que tiene actualmente.

Y que el show continúe, que la educación la vamos a encontrar en otras partes y la tele tiene el entretenimiento como su principal función. Y que sigamos disfrutando de la música, del deporte, de la naturaleza, de los libros…

Un poquito menos de importancia le vendría muy bien a la tele y a todos. ¡Y habría más variedad de TT en Twitter! ;)

.

Periodista. Inició su trayectoria en Radio Juventud de Madrid, en 1979. En televisión comenzó colaborando en 1982 en el programa ‘Informe Semanal’, de Televisión Española. Tras presentar el informativo matinal de Onda Cero durante tres años en 1997 dio el paso al ‘prime time’ con el informativo de tarde en TeleCinco. Ha pasado por Telemadrid, Canal9, Antena3 y La Sexta. Actualmente conduce el magacín matinal ‘En días como hoy’, en Radio Nacional de España.

.

1.-Porque somos acríticos con la televisión. No lo consideramos un problema ni para bien ni para mal. La televisión forma parte de un paisaje que al final creemos que no nos afecta.

2.-Abriría un debate profesional entre la gente que hacemos televisión para saber qué tipo de medio creemos que hay que hacer, qué modelo queremos realizar. Porque estoy seguro de que la televisión de mala calidad no es la que queremos hacer los profesionales, sino la que quieren hacer las empresas cuando les resulta rentable. Las empresas no las llevan profesionales de la televisión sino gestores que piensan en la cuenta de resultados más que en los contenidos. No sé cómo se podría abrir, pero estoy convencido de que los propios profesionales podemos hacer mucho más de lo que se hace, y lo sabemos. Y exigiría más valentía a los responsables de contenidos. Habría que hacer un acuerdo entre profesionales -porque entre empresas no lo aceptarían- para mejorar los contenidos.

.

.

Charlando con @ElBaronRojo en más de 140 caracteres


Nunca ha asistido a un evento, nunca ha concedido ninguna entrevista ni ha participado en debates o mesas redondas. No lo necesita. Nunca usa el móvil para acceder a redes sociales ni ha pasado más de 4 días sin hacerlo. Casado, con dos hijos, su mujer no le lee “Afortunadamente” -como el mismo apunta-, pero como todas las parejas, odia que pase tanto tiempo enganchado. Para mi, una de las mentes más lúcidas de Twitter. Hablamos con Óscar, también conocido como @ElBaronRojo, un coruñés de 35 años, adicto al humor, al sarcasmo y a la ironía.

 

Pedí un retrato a Óscar para ilustrar. Me mandó esta foto de su oreja: Yo por el anoni-mato.Jpg

 

—Admirado Barón. Como diría el gran @estratega, “permíteme que te tuitee”. Tú dominas  el humor conciso, la cita intensa, la sentencia firme… ¡Pareces un juez!  Hordas de seguidores lo confirmamos diariamente en twitter. Pero no sabemos muy bien a donde nos quieres llevar con tu mensaje. Si con el humor no se puede cambiar el mundo, ¿Por qué los políticos se ríen de nosotros?

—Lo hacen mientras pueden. En cuanto tienen dificultades empiezan a reírse, pero de los nervios, y acaban desencajados. Y es cierto que el humor no cambia el mundo, pero ayuda a soportarlo. De tener alguno, supongo que éste es mi mensaje.


.

—¡Cierto!.. El humor es un mecanismo de defensa, pero para muchos es más arma arrojadiza.

Hace poco tuiteé:  “Frase que no falla para que mi hija pequeña coma: Si no comes el padjion la ponerti viiga casdert …y te puedes quedar sorda”. Inmediatamente un seguidor con un hijo sordo me recriminó la absoluta falta de sensibilidad para con los ‘tenientes’. Twitter es una barra de bar donde se sirven cócteles cargados de ‘susceptibilidades’…Desanima. El humor en redes sociales ya no es como en un corralillo de amiguetes, siempre habrá una minoría ofendida dispuesta a rebotarte la ofensa en la cara. A cualquier precio e independientemente de tus intenciones y del contexto. Supongo tú también has navegado por esas aguas  ¿cómo lidias con las suspicacias o ‘literalidades’?.. ¿has tenido algún problema? ¿Qué opinas del holocausto Vigalondo?

—Lo de Vigalondo fue un linchamiento indecoroso y vergonzante en un país que se supone con libertad de expresión. Y todo por un tweet que se veía a la legua que era una parodia. En lo que a mi respecta, recuerda que en mi bio sólo figura una frase: Espero que se capte la ironía… Pues ni así.

A veces pienso que es una pena que Twitter no nos permita hacer listas con nuestros seguidores propensos a la indignación. Hasta se podrían ir clasificando ellos mismos: se ahorrarían disgustos y nos ahorraríamos explicaciones.


.

Podríamos etiquetar nuestras bromas teniendo en cuenta lo segmentado de nuestro auditorio, algo en plan: A estos nada de humor negro; A estos nada de taras físicas; A estos nada de política; A estos nada de sexo; A estos nada de chistes con animalitos; A estos nada de nada. Un timeline filtrado según susceptibilidades… EL HORROR.

Soy de la idea de que se puede intentar hacer humor con todo, otra cosa distinta es que haga gracia. Pero cuando protestan no lo hacen por que no es gracioso, si no por que con eso no se bromea. Allá cada cual.

Afortunadamente son minoría y además todos tenemos a nuestra disposición el botón de unfollow e incluso el de block para su uso y disfrute.


.

—Muy interesante lo de las listas, si en algo (poco) gana Facebook a Twitter es en la posibilidad de dirigir tus contenidos según qué audiencias… y evitar las seguras malas interpretaciones de trolls y gente que solo busca el cuerpo a cuerpo.

Cambiando de tercio, y en vista de las grandes meteduras de pata que han alimentado últimamente a la taberna de twitter, léase Bisbal, AlejandroSanz, y demás ‘Facts‘…  ¿Hace falta ser famoso para que te linchen en Twitter?  Parece que las sinergias dirigidas a los de pocas luces surgen siempre contra los que vienen ya con una mochila de followers pegados a su fama. ¿Hay coorporativismo entre los nativos de Twitter contra los famosos ‘inmigrantes’?… ¿Qué opinas de todas estas meteduras de pata?

—No hace falta ser famoso para que te linchen, pero cuanto más conocido más gente se apunta.

El escarnio por las meteduras de pata de personajes populares se ha hecho toda la vida, los chistes entre colegas se difundían muy rápido pero ahora disponemos de una herramienta que nos pone en contacto con mucha más gente y acorta los tiempos a cero. La mala baba es la misma.


.

Y claro que hay cierto elitismo en los nativos de Twitter, como lo hubo en su momento en el mundo de los blogs. Los de wordpress se creían mejores que los de blogspot y ahora los de Twitter nos creemos mejores que los de Facebook (ya no digamos con los de Tuenti). Está en nuestra naturaleza exhibir superioridad moral ante los demás.

Con los famosos igual pero con un añadido, cuanto mayor es la presa más gloria para el cazador. Por eso los trolls buscan la contestación desairada del famoso de turno para mostrarla como un trofeo y a partir de ahí, que comiencen los juegos. Yo he jugado ¿tú no?, es divertido, hasta que te toca estar en la diana.

Al final, los famosos tienen su sitio en Twitter, como lo tienen los bots, los graciosillos o los que nos cuentan su vida. Hay seguidores para todos.


.

—Sí…, yo también he jugado, pero sabiendo que es eso, un juego. El problema son los medios que vienen después a fabricar una noticia con mimbres de plástico. No se enteran.

Me obsesionan los tuiteros que sugieren un palo mientras esconden los otros tres. ¿Por qué elegiste el humor? ¿Por qué no pones nunca un enlace, hablas de política o simplemente de inquietudes de tu vida? No recuerdo tampoco haberte visto poner un tag en mi vida. No es un reproche, es mera curiosidad y envidia. Me siento incapaz. Barrunto que las redes sociales tienden cada vez más a proyectar la personalidad completa de cada usuario y acercarse a la realidad. Las caras se agradecen en los avatares más que antes, la gente te responde por tu nombre. Las empatías se fabrican por los pequeños detalles del día a día… Twitter no es Facebook pero permite generar aprecios con los gestos ¿Te preocupa eso?…¿es una actitud meditada por que no te aporta nada el resto?  Por otra parte y dada tu innegable capacidad para sintetizar la actualidad con humor  ¿Aceptarías una propuesta para trabajar de guionista? ¿Crees que Twitter puede servir como plataforma para ‘pescar’ nuevos talentos?

 

.

—El Barón Rojo no es más que un personaje a través del cual un tipo normal, casado, con dos hijos y una hipoteca hace chascarrillos, ironías y sarcasmos sobre su vida y la actualidad. A través de eso se puede saber bastante de mi, por supuesto, pero no todo es autobiográfico.

Mis amigos de toda la vida saben que soy El Barón Rojo, no tengo problemas con eso. Escogí el nick cuando abrí mi primer blog en blogspot, precisamente por que ése era mi mote con ellos. Por cierto, pasan bastante de mi perfil en internet, lo que por otra parte me encanta. Después tengo los amigos que he ido haciendo en internet, a través sobre todo del blog, y reunidos en el Rat Blogs Pack. Ellos me jalean y me bajan los humos cuando lo necesito.


.

—Me encanta leer mi timeline, pero Twitter para mi es básicamente una herramienta de publicación. Comprendo y me parecen genial todas y cada una de las múltiples utilidades que le da la gente, la conversación y el feedback, algo que a ti por ejemplo se te da particularmente bien, pero que a mi, a día de hoy, no es lo que me motiva a escribir.

Tengo un trabajo en el que no saben lo que hago en internet y prefiero que siga así porque el humor en twitter es mi vía de escape.

Ni se me ocurre lo de trabajar de guionista, entre otras cosas por que no tengo ni idea de escribir guiones e intuyo que es mucho más que escribir frases sueltas, sean más o menos ingeniosas. Talento en Twitter hay a raudales pero lo mismo que estupendos humoristas patinan a veces cuando se enfrentan a los 140 caracteres igual pasaría si a los gallitos del Twitter los sueltan en otras lides.


.

—Para terminar, visualiza -en plan sarcástico y apocalíptico- el futuro de Twitter, recien cumplidos los cinco años.. ¿Como nos ves dentro de 10?

—Pues repitiendo los chistes en bucle y echándonos en cara: -Ése ya lo pusiste hace un par de años, pelma. Tú antes molabas. -Pues portazo y ahí os quedáis que no me pagan lo suficiente para aguantaros. Me voy a Plurk que aún tengo cuenta.  Con Twitter pasará el fervor, como pasó con los blogs y quedaremos los que aún tengamos algo que decir. Por lo menos hasta que nos aburramos o salga un nuevo método para mirarnos el ombligo, a la vez que curioseamos en el ombligo de los demás de una manera sencilla y aceptable socialmente. Espera, que eso ya se hace en Facebook. Mejor quedamos para dentro de 5 años y repetimos esta charla para poder reírnos de nosotros mismos y de lo ingenuos que éramos.

—Gracias por todo… ¡Genio!

 

 

 

.

.

El hombre que quiere sacar a bolsa su cuerpo y su talento


En tiempos del crowdfunding y la batalla por la gestión de la rancia propiedad intelectual, todavía hay creadores con mentes despiertas capaz de exprimir su talento para intentar nuevos modelos. Una idea descabellada pero con cierto sentido ha llevado al periodista Cathal Morrow a vender acciones de sí mismo (y con ello los derechos de su propiedad intelectual) para intentar sacar rédito a sus obras de manera responsable. Su meta, salir pronto a bolsa en el difícil parqué londinense. Cotiza su talento. El proyecto se llama Me Me Me Plc.

 

Cathal Morrow ha sacado a la venta casi 43.000 acciones de sí mismo. Foto cedida por el periodista.

The Guardian’, el New York Times y hasta la televisión australiana se han hecho eco de la idea de este creador británico, afincado en Madrid, y en lucha constante contra el sistema. Su proyecto es una protesta contra la crisis financiera actual causada, según él, por la codicia y deshonestidad de las mismas personas en las que depositamos nuestra confianza. Pero ¿cómo funciona? Aquí podéis ver los estatutos.

Ningún mercado bursátil permitiría que la cartera de activos de una empresa sean ‘fragmentos humanos’ o ‘trozos de talento’. Por eso la idea de Cathal es poner a la venta por cada acción una foto suya única y firmada a 12€, regalando con ella el valor de cada uno de los 42.858 trozos en los que ha decidido está dividido el capital social de su empresa: su propio cuerpo. El 30% de todas las acciones que salen a la venta (los órganos vitales) se consideran siempre propiedad exclusiva de Cathal, accionista mayoritario y, lógicamente, no pueden ser traspasados. Para salir a la bolsa londinense necesita vender 300.000€ en valores. Unas 25.000 acciones. Lleva solo unas cuantas docenas. Pero el modelo está planteado… ¿funcionará?

Al ‘fragmentar’ tu cuerpo para salir a bolsa consigues de una manera simbólica y teórica que también la propiedad intelectual de tu obra se disgregue y pertenezca a todos los que invierten en su adquisición. Los que confían su dinero a tu talento y hacen posible que con su capital invertido puedan financiarse las obras que el autor vaya creando. Sin embargo, tú serás el accionista mayoritario, al disponer siempre de los órganos vitales, e impidiendo una Opa Hostil sobre la oferta pública de tu cuerpo (qué mal suena esto). Siendo un mercado abierto y cotizable según la valía del talento del autor. El valor de tu obra será, entonces, el valor de tu última creación y no el devenido por un apellido o mecenazgo artificial.

La empresa cerraría con tu muerte (repartiendo capital entre accionistas) y no dando réditos a no se sabe quién tras 70 años desde tu desaparición. Evidentemente estamos ante un prototipo imposible pero que en el fondo propone una manera de desligar el arcaico modelo de propiedad intelectual del sujeto físico, dándole un valor más acorde con el sistema de mercado actual.

 

Intervención de Cathal en la Tv Australiana. (Inglés)

 

A través de su web decido contactar con Cathal para que me resuelva unas dudas y me hable del proyecto. Este es el resultado de la pequeña entrevista. (Gracias a @eddiedean por la ayuda en las traducciones)

¿Qué proyectos están asociados a la propiedad intelectual que quieres sacar a bolsa? Todos los que salgan de tu cabeza o hay alguna restricción?

Para salir a bolsa necesitas algo de valor que ofrecer (yo no tengo precio, evidentemente). En un principio sacaré la propiedad intelectual de la historia de sacarme a mi mismo en el mercado de valores. Me encantaría hablar con más gente que tiene otros derechos de propiedad intelectual y que piensen que pueden también sacarlos a bolsa. Como guía de negocio quiero que Me Me Me Plc sea una compañía honesta, abierta y transparente. Me encantaría añadir otros negocios a éste.

La inversión en la propiedad intelectual requiere la conservación de la propiedad física “Mens sana in corpore sano”… ¿Cómo se revalorizan las acciones? Consideras importante informar a los accionistas de tu dieta, tus vicios y el cuidado que haces de su inversión?

Es una buena pregunta. Sí, estoy trabajando en términos que van por esa línea, pero un poco como en la obra “The Dice Man” (‘El Hombre de los Dados’, una novela sobre un psiquiatra que decide tomar decisiones en su vida tirando unos dados). Reconozco que fumo mucho, muy raramente bebo y desde que me mudé a España la dieta mediterránea me ha hecho perder varios kilos. Creo mi salud mental es siempre una variable más.

Has sido acusado de SPAM. Tú mismo has dicho…”Cuánto más famoso sea,  mayor es el valor de mis acciones” ¿No crees que el exceso de autopromoción puede perjudicar el verdadero valor emitido?

Buen punto. Sobreexponerme puede resultar perjudicial. Pero a estas alturas y con solo unas docenas de acciones vendidas, no creo que ese sea un problema, la verdad.

En el caso de llegar a vender todo el ‘papel’. ¿Has pensado que solo si eres mujer podrías hacer una ampliación de capital o emisión de nuevas acciones?

Sí, si vendo todas las acciones me daré por satisfecho. Mi vida habrá logrado plenamente su objetivo. A diferencia de Willy Loman en “Muerte de un viajante” (Trabajador infatigable que no logra el ansiado sueño americano)…habré alcanzado mi verdadero valor.

¿Jugamos?
.

.Si… Cathal es un viejo amigo que ya entrevistamos en este blog en otra de sus pequeñas locuras. Un año sin decir mentiras.  ¿Te acuerdas?

El coleccionista de manifestaciones


La historia de España la explican mejor los observadores más independientes. Ramón Adell Argilés, un reputado sociólogo catalán afincado en Madrid, profesor en la UNED e investigador; lleva 35 años asistiendo a más de 1300 manifestaciones y actos electorales para recopilar y estudiar, desde la sombra, toda la propaganda y merchandising que el mensaje político español genera. Más de 9000 carteles, kilos de panfletos, horas de vídeo, cientos de programas electorales y un sinfín de anécdotas que contar. Hoy nos abre la mejor colección de España.

.

Ramón Adell Argilés en su despacho de Madrid. Foto Kurioso

.

Conozco a Ramón Adell gracias a @rinze y @teleoperador,dos de los creadores del Manifestómetro —ya saben, los del azote a los que no saben ni contar— “Diez millones de personas en la cabalgata según los Reyes Magos, cien según Papa Noel”. Ellos cruzaron sus intereses como observadores en alguna reciente manifestación pro Garzón.

.

Un casco de un ‘Gris’ y otro de un policía francés de Mayo del 68. Ambos conseguidos en Internet.

.

Nos cita a los tres en su despacho-archivo en algún sitio del Madrid imperial, para que conozcamos su sugestivo tesoro; mientras nos lo adereza —muy amablemente— con el anecdotario del que se siente protagonista de la historia de la propaganda política española. Para mis compañeros no es la primera vez, y su reincidencia pone en alerta, más si cabe, mi excitado interés. Intuyo cierta disposición por empezar a sacar a la luz la colección a la opinión pública.

.

Uno de los primeros panfletos de su colección. ‘Mortadelo terrorista’ editado por la ADJ (JGRE-PTE) en el 74. Al año siguiente el FEDI (financiado por el Ministerio gobernación) sacó la contraréplica, ‘Mortadelo Fascista’. Ver página 2

.

Todo empezó como un hobby. La clandestinidad de principios de los 70 daba un valor excitante a los panfletos políticos prohibidos y conseguidos de forma subrepticia. Con 14 años, mientras otros leían a Roberto Alcázar y Pedrín, ya asistía a sus primeras manifestaciones y recolectaba los panfletos de ‘Mortadelo el terrorista’. Aquella afición generó una vocación sociológica cuando, en los ochenta, el material recolectado y el abanico ideológico eran tan grandes que exigía una inminente clasificación o su traslado directo al vertedero. Eligió lo primero para fabricar una tesis.

“No me gusta intervenir en la historia, no soy militante de nadie, soy como el eslabón perdido entre los líderes de la transición y los hijos y sobrinos de estos, que no se enteraron de nada de lo que pasó entonces. Alguna vez han venido hijos de famosos políticos preguntándome por el verdadero papel de sus padres en la transición… Muy Freudiano.”

.

El señor Aznar López y el actual alcalde de Getafe, Pedro Castro, en carteles originales de hace 25 años.

.

El archivo es un paseo por todo el spam político de nuestra historia democrática con grandes dosis, también, de la predemocrática. Casi se oyen los gritos mezclados con confeti y los jingles de los himnos políticos en los viejos amplificadores que hay colgados a modo de recuerdo en la pared junto a toda la parafernalia adyacente a cualquier evento; banderas, posters, carteles…

.

Varios juegos informáticos y ‘oportunistas’ editados como propaganda para aprovechar el tirón.

.

Cajones llenos de pegatinas amarillentas, pines, mecheros y chapas de latón de algún régimen totalitario comparten museo con figuras stalinistas, matrioskas o señalética franquista robada al tiempo. Varias estanterías con decenas de viejas cintas VHS clasificadas meticulosamente, guardan la publicidad y el mensaje político, más que hilarante, de los políticos amateurs buscando sus 60 segundos de gloria televisiva. Sólo por esa parte merecería una digitalización en condiciones para un prime time de revivals de políticos horteras. También es impresionante la colección de cintas de audio, compendio de grabaciones de las cuñas políticas de otras tantas emisoras de radio o sonido ambiente de alguna manifestación candente. En algún rincón guarda también alguna interceptación de las hertzianas ‘grises’ de la policía más radical y manipulada de los 70.

“En cada campaña electoral me disfrazo de ciudadano modélico y, con mucho morbo, voy a todas y cada una de las sedes de los partidos a pedir el programa electoral en papel. —¿Programa? —me dicen. Antes los tiraban por cientos en las calles, ahora la mayoría te da un folleto resumen, aunque yo suelo insistir. Me han llamado de todo [...] Los programas son lo que más les cabrea que guardes, pues luego puedes tachar lo que han hecho y lo que no…”

.

Juegos de mesa relacionados con las elecciones y eventos de cualquier rincón del mundo.

.

La parte más divertida de su colección corresponde al material lúdico-festivo asociado a cada evento. Tebeos modificados, figurillas, juegos de mesa, de cartas y hasta de ordenador. Material tan efímero que muere de añeja demodé el mismo día que acaba la manifestación o campaña… Ramón ejerce de forense de todas estas rancias reliquias. A pesar de todo el material y de haber asistido a más de 1000 eventos, no tiene fotos personales.

“No he sido mucho de hacer fotos. A pesar de haber visto cosas increíbles. En los años 70 si sacabas una cámara en un evento, aparecían unos y desaparecían otros, interviniendo en la historia. Yo no quería nada de protagonismo. No verás una foto mía con bandera o símbolo político [...] Todo cambió en la manifestación de estudiantes del 23 de enero de 1987, con el cojo Manteca. La gente empezó a posar y a tirar cócteles molotov con la cara descubierta [...] Ahora en los eventos de las masas deportivas etílicas, aparece todo iluminado de la gente que levanta los móviles. Ya no se levanta el puño o la palma, ahora se levanta el móvil…”

.

El ex teniente Coronel Antonio Tejero en un sorprendente cartel electoral para las elecciones generales de 1982. Su intención era ganarse la inmunidad con los votos. Sólo consiguió 25.000.
.

Toda la colección parte del mestizaje ideológico y fetichista que define el espíritu, casi de antropólogo político, de su creador. Todavía huele a tinta, a papel viejo, a cola aguada de escoba despeluchada o a uniforme de ‘gris’. Pero sobre todo huele a historia, a reclamo, a propaganda caduca y a slogan de caravana política decadente. Él nunca ha querido tomar parte, pero aún así:

“De una manifestación me han echado por rojo, de otra por facha, y de otra…. por policía”

.

Llaveros, chapas, bolígrafos, y hasta una fotografía alemana de Franco sin bigote para no competir con Hitler.

.

El archivo es un caos muy organizado, un registro de documentos históricos que nadie se atrevió antes a compendiar por lo insignificante de su valor individual, pero de incalculable valor vinculado. Un trabajo de casi 40 años de militancia desde la neutralidad más invisible. Una colección de posters, carteles y panfletos clasificados en el caos personal y adornada con cachivaches del ‘merchandising’ político asociado. Una oportunidad única de hacer sociología mediante el estudio de la protesta colectiva y toda su propaganda. Muchos estudiantes han ido al archivo a consultar material para sus tesis. Varias exposiciones temáticas de algún evento concreto se han nutrido de su colección.

.

El insigne Josep Tarradellas en unas fotos electorales de Esquerra Republicana del año 77.  A la izquierda, en plan capo, foto tomada en Febrero. A la derecha, ya Honorable, foto tomada sólo dos meses después. Obsérvese el cambio radical de imagen.
.

Es complicado adivinar donde acaba el estudio y donde empieza la afición. Cuatro décadas coleccionando documentos convierten tu trabajo en un juego que se expande sin parar. A la protesta nacional hay que añadir cantidad de objetos de campañas y manifestaciones políticas foráneas. Efecto Obama, países del este, caída del muro, Mayo del 68, totalitarismos,… todo menos del nazismo. Un mercado saturado de falsificaciones y de enfermos, según sus propias palabras. Sus contactos con el imperio rojo de las chapas y medallas honoríficas comunistas ha rellenado una vitrina de casi dos metros y cuatro cajones.

.

Una de las joyas de la colección es una vietnamita (una imprenta rudimentaria de panfletos) utilizada por las juventudes comunistas del año 80 para ‘bombardear’ a los fascistas. El mensaje era claro y todavía puede verse impreso en espejo: “20N, Día del Subnormal

.

Cada vez asiste a menos eventos, porque cada vez se convocan menos. Nos recuerda la vigencia de la Ley Orgánica 9/1983 reguladora del derecho de reunión y manifestación. En su artículo 1.2 señala que cualquier concurrencia concertada y temporal de más de 20 personas, con finalidad determinada, se considerará reunión. Menos de 21 personas, por lo tanto, pueden reunirse a gritar sin considerarse manifestación y, oficialmente, no obligará a la movilización de los agentes del orden. Greenpeace lo sabe muy bien y lleva 20 años organizando actos y protestas con sólo 19 personas:

“Ahora la protesta se ha descolectivizado, cualquiera se sube a una grúa o se desnuda en público para atraer a 20 cámaras de televisión. Esas actos los tengo siempre presentes pero no me interesan…”

.

Cada evento o manifestación tiene su carpeta con los datos y panfletos más importantes. A la derecha, la colección de vídeos con la publicidad electoral televisiva.
.

El futuro del muestrario es incierto. El mantenimiento y la clasificación de los documentos que entran con cada evento requieren un esfuerzo y una inversión constante no siempre al alcance de su dueño. Llega el momento de generar un interés público que suscite el posible patrocinio. Ramón está dispuesto a negociar, pero siempre con aquel que respete la misma neutralidad que le ayudó a construir su pequeña ‘Alejandría’ de la propaganda política más castiza.

-¿Qué vas hacer en la próxima huelga general del 29 de septiembre?

-EL 29S haré lo que hago en todas las huelgas generales. Iré a la Puerta del Sol a ver llegar a los piquetes y luego a por material al follón del Corte Inglés, donde una vez más se focalizará la atención de los medios porque sus trabajadores están siempre quemados…

.

En una de las estanterías sorprende ver la foto de Narcís Serra y Fernández Ordóñez que dio la vuelta al moco… perdón, al mundo.

.

.

Si te ha interesado esta entrada, no deberías perderte otras entrevistas:

.

.

.

menéame si te pareció interesante y mira más comentarios. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

.


Vota Kurioso en Cultura

José María Múgica, director general de la OCU: “La Power Balance es un producto ‘milagro’ y no tiene ningún efecto sobre la salud”


La credibilidad es un arma poderosa en manos sólo de quien sabe cultivarla. 300.000 socios avalan la mayor organización independiente por la defensa de los derechos de los consumidores de España. A pesar de las trabas y con las herramientas de derecho atrofiadas por la lentitud judicial, la OCU ha interpuesto más de 200 denuncias a  muchos de los artículos que ellos mismos han bautizado como productos ‘milagro’ y conoce, como nadie, las pautas de acción ante estos fenómenos fraudulentos. Hoy les preguntamos por la última moda: La Power Balance.

.

Consulta la ‘lista Negra’. Fuentes  1,2,3, 4

.

No voy a entrar en análisis de la pulserita, sometida a juicio y escarnio público desde el sensato púlpito científico durante meses y con múltiples análisis de calidad 2, 3, 4, 5, 6, 7 que dejan clara la inocuidad de su inexistente principio activo. Es una estafa moral llevada a los límites de la legalidad por los argumentos pseudocientíficos de quien sólo quiere enriquecerse a costa de la ingenuidad de un consumidor desprotegido. Pero ¿Cómo podemos combatir eficazmente este fraude? ¿De qué forma nos protege la ley?..

Cuando descubrí que hasta los de mi propia sangre portaban la maldita pulsera, me convencí de que ya era tarde para el enfrentamiento personal con los incautos. El debate científico es estéril frente al holismo del efecto placebo y proselitismo de sus famosos adeptos. Una fórmula repetida desde hace siglos con los charlatanes, feriantes y vendedores ambulantes del bálsamo de Fierabrás o del elixir de la eterna juventud. Nada nuevo. Es inútil el cuerpo a cuerpo cuando el batallón se protege en la autoexperiencia sin atender a verdaderos criterios empíricos y menos después de un desembolso tan grande que los refuerza como cómplices de su auto engaño. El fraude está ya en su apogeo.

A través de mi abogado de cabecera y después de descartar -por lo obvio- una demanda personal civil por publicidad engañosa, contacté con la OCU para conocer de primera mano la jurisprudencia e instrumentos legales y más efectivos para combatir este maldito fraude; respaldado también impúnemente por los grandes medios. Se trataba de pasar a la acción. La respuesta fue tan interesante como descorazonadora.

Comprando una PowerBalance en una farmacia

.

Lo primero que hice fue hacerme con un brazalete holográfico de esos en una farmacia. Sí, en un establecimiento regentado -por ley- por un licenciado en farmacia. Un profesional  que ha de cumplir un código ético firmado con el sudor de su titulación. Aquél que obliga a proporcionar una información veraz, eficaz y adecuada a cada uno de sus pacientes. Spain is different!

La idea era denunciar la inocuidad y estafa del producto a la junta municipal de consumo correspondiente -utilizando este impreso- para recuperar mi dinero mediante un arbitraje y dejar huella del enojo. Otra utopía estéril confirmada, más tarde, por la experiencia del director general de la OCU.  Si la empresa se niega al arbitraje, sólo queda la vía judicial. Afortunadamente y ayudado por el excelente marketing del producto, la devolución del desembolso es incondicional en los primeros 30 días, evitando -inteligentemente- el cacareo de los inconformistas. Aprovechando entonces la compra, hice algunas preguntas a la farmacéutica. Éstas no hacen sino confirmar la indignación escéptica generalizada. Podéis verlas en el vídeo de más arriba.

Un par de días más tarde, ya con la pulserita, me reuní en la sede de la OCU con D. José María Múgica -su director general- y con José María González, médico adscrito a su plantilla y experto en ‘productos milagro’ y fraudes sanitarios. Inmediatamente te sientes identificado con la forma de trabajo, el lenguaje y los principios de sensatez que aplican con rigor para informar de los fraudes a sus sufridos socios; pilar y su razón de ser. Son más de treinta años viendo una y otra vez como la fórmula fantoche se repite igual pero con distintos nombres y formas. Según me cuenta J.M Múgica todos ellos responden a un mismo esquema:

  • Una verdad incuestionable. En el caso de la Power Balance su panfleto terapéutico comienza con el manido: “El cuerpo humano está formado por células….” y otras perlas irrefutables que sirven de punto de partida para adornar con realidad la farfulla siguiente.
  • Farfulla pseudocientífica. El resto de la terminología esta diseñada para enredar a los cerebros más despistados o menos instruidos. Afirmaciones indemostrables basadas en estudios científicos hechos en ‘tierras remotas’.
  • Producto inocuo. Importantísimo. Excepto que te comas la pulsera la inocuidad está garantizada y les protege de cualquier registro sanitario.
  • Mensaje con afirmaciones contundentes. Basadas en la utilización irresponsable  y subjetiva del verbo ‘ayudar’.
  • Mensajeros y comunicadores al servicio del producto. Una ‘bata blanca’ en una farmacia o un deportista famoso que te vendan, utilizando su autoridad, la confianza en el producto.

D. José María Múgica, en su despacho de la OCU con la timo-pulsera en sus manos.

.


“La Power Balance es una forma más de poner un nuevo producto milagro en el mercado que no tiene absolutamente ningún efecto para la salud. [...] Lo que no podemos es entrar en el debate científico, de los estudios que no existen. Es un debate peligroso para nuestra organización.  Hace unos años, durante la demanda de OCU contra Terapión -empresa de productos de magnetoterapia- tuvimos varias mesas redondas con un médico -el Doctor Zaragoza- que defendía, sin pestañear y sin vergüenza alguna, que el agua se podía imantar. Cuando cualquier chaval de la E.G.B. sabe que el agua no es susceptible de ser imantada” J.M Múgica

“Nos planteamos hacer un ‘doble ciego’ pero no tenemos capacidad para realizarlo en condiciones [...] lo que nosotros no podemos hacer es lo que criticamos, si hablamos de un estudio serio tiene que ser serio y además una vez publicado en la mejor de las revistas seguirá habiendo un grupo de ‘irreductibles’…”

Es cierto que el enfrentamiento y el debate con los ‘científicos abducidos’ es ineficaz y no ayuda a generar información convincente ni a vacunar al consumidor. Sobre todo tras constatar -como me recuerda J.M Múgica- que todas estas empresas se caracterizan por estar diseñadas para disponer siempre de dos intangibles para nosotros: tiempo y dinero,… mucho dinero.

Según el director de la OCU, millones de las antiguas pesetas fueron invertidas por Acar-sud y otras empresas del sector de la magnetoterapia para subvencionar el ‘bombardeo radiofónico’ en casi todas las emisoras de la época. ¿Os acordáis? El propio Luis del Olmo, desde Onda Cero, se tuvo que tragar una factura impagada de unos 3.000 millones de pesetas en publicidad tras el ‘palo judicial’ que supuso la célebre demanda incoada por la OCU. Sin embargo, no todos los medios se entregaron al pastel publicitario de estos negocios. Iñaki Gabilondo, como me recuerda José María, se negó en rotundo a ceder espacios para este tipo de operaciones y entrar en el juego mediático del dinero magnetizado.

¿Pero qué es esto?

.

El caso del OSTEOPORSTOP del Doctor Tijds.


“Analizando detenidamente las costumbres de los Tunguskos se fijó en una sencilla costumbre: la limpieza de los dientes cada noche la realizaban con una pequeña piedra que provenía de unas canteras cercanas en los Montes de VerJoiansk. Este rito, milenario, se recoge en las estelas funerarias de Bratsk en las que pueden verse figuras femeninas con un trozo de piedra bajo la luna. El Doctor Tijdsbestendinger analizó las piedras que chupaban los tunguskos antes del descanso nocturno y comprobó que era una sal de silicato cálcico. Estableció una teórica relación entre la ausencia de osteoporosis y la sencilla costumbre de frotarse los dientes con un trozo de silicato de calcio.

Así nació el OSTEOPORSTOP, un práctico cilindro con aplicador biológicamente preparado para mejorar la calcificación de sus huesos con un sencillo frote diario de los dientes. El precio de venta al público es de 72€. Está biotestado y no  tiene contraindicaciones.”

Prospecto completo del OSTEOPORSTOP, del Doctor Tijds

.

El texto anterior corresponde a un seminario de productos milagros de J.M Múgica para APROAFA (foro de farmacia) en el que exponía un ejemplo ficticio de un producto ‘milagro’ creado por sus propios técnicos -no era más que una tiza envasada al vacío-. Me cuenta, entre risas e indignación, que a la mañana siguiente una ‘prestigiosa agencia’ distribuyó una foto del seminario donde aparecía él con el producto en la mano. El pie de foto decía: ” J.M Múgica, presidente de la OCU, sosteniendo en la mano un remedio para la osteoporosis”. Un mensaje contrario al que se quería transmitir. El caso ayuda a comprender el nivel de crédulos alcanzado por este tipo de montajes.

-

Una justicia lenta no es justicia.

Pero entonces, si el debate científico es poco productivo ¿Es factible una demanda contra Power Balance por publicidad ilícita? Según la experiencia de la OCU, a pesar de considerarlo un pleito ganado por lo “burdo del engaño“, hay varios factores que desaconsejan la acción judicial.

-”Hay una dificultad añadida porque la empresa es norteamericana”

-”Los tiempos de la justicia son excesivamente lentos y hacen inviable cualquier acción de resarcimiento del consumidor -10 años para pleitos de otros productos milagro-. Cuando sale la sentencia la mayoría de las empresas han desaparecido o han cambiado de nombre o actividad. El último de nuestros grandes pleitos espectacularmente positivo fue el de los números 906 y cuando salió la sentencia firme ya no había números 906

La ley española regula bien la publicidad engañosa y es suficiente, el problema es la demora en la ejecución de las sentencias por incumplimiento de normativa -demasiado común- y la inutilidad en el resarcimiento de sus afectados.  A la hora de plantearse un pleito, la OCU no piensa sólo en el valor mediático de su credibilidad y la puesta en marcha de la acción judicial sino en la posibilidad real de resarcir también a las víctimas. Y en este momento, el fenómeno Power Balance se encuentra en su apogeo y es improbable que aguante una acción judicial dilatada en el tiempo. Así de indignante.

-”La mayoría de estas empresas son ‘empresas Guadiana’, que aparecen y desaparecen  en períodos de 3 a 5 años no sin antes llenar la ‘buchaca‘ en este juego donde la normativa nunca se cumple. [...] Si  en el año 2010 nosotros ponemos en marcha una acción judicial ¿Cuando vamos a tener sentencia? …en el 2020, cuando Power Balance ya no esté aquí, se haya llenado el bolsillo o simplemente cambie el mensaje de sus productos…”

-”Otro problema añadido -señala José María Gonzalo- es que Power Balance está siendo bastante escrupulosa con el tema de las indicaciones terapéuticas. No hablan de progresos objetivos para la salud -más fácilmente sancionables- sino de mejoras subjetivas de la ‘calidad de vida’ como el equilibrio, el balance y la flexibilidad”

‘Unboxing Power Balance’. Todo en inglés. Obsérvese las rebabas y mal acabado de los bordes de la pulsera.

.

Información Adulta.


“Para los productos milagro la única fórmula es la vacuna al consumidor y la información adulta [...] no vale con comerse un chuletón, como hizo el ministro, para alentar el consumo de carne en el caso de las vacas locas”

Entiendo que la única forma de no ‘patinar’ es proporcionar la información adecuada, sin exageraciones ni concesiones y siempre en su justa medida. Los análisis de la OCU son y tienen que parecer ‘independientes’ sin venderse a publicidades ni campañas externas.  Su financiación se nutre exclusivamente por la cuota social, rechazando su derecho a multitud de subvenciones -menos del 1%- para poder cultivar su emancipación con dignidad. A pesar de ello, me cuenta  J.M Múgica en petit comité, no es la primera vez que una gran multinacional ha intentado comprar su ‘credibilidad’ a través de negociar un análisis para alguna de sus publicaciones. Me ahorro los nombres. Así está el patio.

“El tema de la publicidad es muy importante. Los medios no ayudan a fomentar esa credibilidad, recuerdo un estudio que presentamos un día para una cadena de televisión sobre la polémica de las ‘leches omegas’ y su enriquecimiento. Esa misma tarde llamó la redactora del programa a la OCU, casi llorando. Tenían que hacer un contra-comunicado donde, sin decir lo contrario, por lo menos se suavizara el contenido del desprestigio. Había llamado la casa comercial amenazando con retirar la publicidad a la cadena.”

A las pocas horas de salir de la reunión, el equipo de la OCU ya había redactado el primer informe sobre las timo-pulseras. Me comentan también que van a preparar un vídeo informativo para los próximos días dentro de su campaña informativa. No esperéis un publi-reportaje en televisión. Se trata sólo de informar a todos aquellos que saben donde están las fuentes veraces.

Es, por lo tanto, imprescindible contar con la opinión de organismos absolutamente independientes a la hora de buscar el consejo experto. Una labor o dictamen que, con o sin acción penal, debería ridiculizar a todos aquellos que se han entregado a los parabienes de la pulserita mágica. ¿Qué cara se les quedará a los Pablo MotosDavid Ferrer, Severiano Ballesteros y a todos aquellos anónimos que han prestado testimonio, cuando sepan que la organización con más experiencia en España en productos milagro, haya catalogado su brazalete como último grito en el apasionante mundo de los placebos?

Gracias a D. José María Múgica y su equipo por recibirme y resolver todas las dudas planteadas.

Actualización 28 de Abril de 2010

Tres semanas después de esta entrevista. FACUA, la otra gran organización privada de consumidores en España, ha decidido denunciar a Power Balance ante las autoridades sanitarias por vulneración del Real Decreto 1.907/1996, de 2 de agosto, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria. La sana competencia entre ambos ‘gigantes de la denuncia’ ha traído buenas noticias a los consumidores. Si bien la denuncia no prosperará en la ejecución de una sanción o multa, por todo lo explicado, creo que el movimiento de FACUA , aunque vano e improductivo, es también ejemplar e inteligente y ayudará a remover conciencias de frikis y famosetes… Eso sí, PowerBalance se irá de España con unos cuantos millones en sus bolsillos.

.

.

Si te ha interesado este artículo, probablemente te apetezca ver otras denuncias:

-El pelo ‘Pantene’ es también un pelo muerto

-Agel y el secreto del trapezoide.

-El ‘cacao’ de Nestlé en África.

.

.

menéame si te pareció interesante y mira más comentarios. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

twitTwitea esta entrada o sigue el Twitter de Kurioso . Gracias!

Cuando un ateo y un cristiano se encuentran por Navidad


Las cenas familiares navideñas ilustran el mejor mestizaje ideológico de la porfía rancia española. Linajes completos -con algún cuñado postizo- nos reunimos una y otra vez, entorno a una orgía de viandas, para reivindicar nuestros lazos genéticos mientras procesamos doctrinas incompatibles. El rito cristiano se asume como universal en esta sana pluralidad ideológica pero: ¿Os atreveríais a hacer el brindis por Richard Dawkins mientras la abuela levanta el rosario? ¿Es posible un debate conciliador de sobremesa? Vamos a intentarlo.

Panfleto ateísta. Viñeta de Dan Piraro. Vía

.

Para recrear este encuentro he invitado al blog a conversar a uno de los cristianos más ortodoxos del panorama periodístico español. Don Alberto Artero -Alias McCoy- director adjunto del diario El Confidencial, director del suplemento financiero Cotizalia, autor del blog ‘Valor Añadido y director de Titania Compañia Editorial -editora de El Confidencial- …¡un mindundi vamos!. El señor McCoy -licenciado en el ICADE y  al que estaré eternamente agradecido- se moverá por los caminos de la ortodoxia católica más moderna y acérrima. Un servidor tratará de ponerse en el papel del cuñado ateo, impío y postizo; convidado de piedra en la cena y ateo vocacional, intentaré velar por los honores del escepticismo más radical.

Manoseando las peladillas recicladas, con el mantel ya deslustrado, sembrado de migas y manchado de vino por la eterna y más divina de las sobremesas nos disponemos a alimentar, desde el respeto, la tolerancia y de manera absolutamente informal, uno de los debates más antiguos y manidos que se recuerdan ¿Te apuntas?

.

El debate

…Soy ateo indulgente por evolución lógica. Nací agnóstico, como todo el mundo, y fui cultivado involuntariamente en el cristianismo más ortodoxo de los curas caza talentos. Con la madurez que da la educación libre extraescolar, elegí la puerta del escepticismo radical pero siempre desde esa tolerancia cuya ausencia continuamente nos reprocháis. Prueba de ello es que, dentro de unas semanas, bautizaré a mi tercer hijo bajo un rito impuesto en el que no creo. Hay personas en mi familia que acabarían infartadas si no lo hago, pasándose por el forro de sus caprichos ideológicos, todos mis respetables principios. Pero yo les quiero a rabiar, y jamás les haría ningún daño. Dime Alberto ¿Quien es entonces el intolerante?

Dios es un Hoax. Viñeta original de JRmora


Creo que es un error tomar la parte por el todo. En todas partes cuecen habas y hay gente de diferente talante. Sinceramente, tu propia argumentación me lleva a pensar que la Iglesia, si de algo peca, es de tolerante como prueba el hecho de que un ateo convencido como tú pueda bautizar a su hijo sin siquiera someterse a una mínima catequesis preliminar. Te recuerdo que el rito recoge la voluntad de los padres de educar al niño en la fe católica. No hay un juicio previo sobre tu persona como no lo hay sobre cualquiera que quiera acercarse a una casa que es la de todos.

Me hace gracia que vincules tolerancia con daño. No conozco a muchos católicos que vayan aporreando a agnósticos o ateos por las calles, sinceramente. Tampoco creo que haya un daño moral por tratar de poner en práctica una moral cuyo principio máximo es el otro, que está en la base de cualquier relación amorosa. Sin embargo, sí que veo ataques al sentimiento religioso sobre los que la Iglesia y sus fieles no se pronuncian: viñetas jocosas sobre Dios o los curas, desfiles con caricaturizaciones obscenas, uso indebido del signo de la cruz. Elementos todos ellos que en otros lares acabarían con la cabeza de sus autores rodando por el suelo. Esa sea quizá la manera actual de poner la otra mejilla. Si hay intolerancia como regla, que lo dudo, no está en el bando creyente. Te lo aseguro.

Viñeta de Manel Fontdevilla

.

¿Tolerante porque me permiten bautizar a mi hijo sin catequesis preliminar? Perdona amigo, pero la iglesia, dentro de su interesada política de expansión, no se puede permitir hoy el lujo de censurar nuevos fichajes, aunque éstos sean del bando enemigo ¿Dónde está la coherencia? Los seminarios se vacían al ritmo frenético de las pérdidas vocacionales. Ya no podéis cultivar la evangelización del miedo a lo desconocido a cambio de panes, peces o cuidados intensivos. Ahora el acceso a la información es mayor y los canales sectarios más restringidos se desmontan fácilmente desde el escepticismo. Hay ONG’s y asociaciones laicas libres del pensamiento dogmático que hacen la parte respetable de vuestro trabajo sin ritos ni interés por perpetuarse. Ahora podemos elegir lo que pensamos, a quién ayudamos y hacerlo en libertad. Esa es la intolerancia que reprocho, aquella que durante siglos y mediante instrumentos evangelizadores rancios, ha impedido el desarrollo doctrinal autóctono a cambio de bienes y actos de primera necesidad.. chantajeando emocionalmente al sometido; ya sea indio, negrito africano o niño inmaduro europeo. El guión es insuperable, el método basado en el amor y la ayuda; impecable y exitoso. El cuento perfecto. Por algo lo llaman “La historia más grande jamás contada“.

Pero creo que el esquema cristiano ya no vende como hace 50 años y se sustenta por el patrimonio, la fuerza de su lobby y la penetración histórica de sus ritos; léase Navidad, fiestas de guardar y cancionero libre de derechos. La religión siempre ha sido la excusa del inconsciente, la coartada vital o atajo de fe del que no encuentra respuestas fáciles a preguntas trascendentes. Pero es que la vida está llena de preguntas sin respuestas y yo no necesito un ‘superhéroe’ para responderlas. Lo siento, pero me niego a prostituir mis credenciales mundanas por el legado creacionista y divino de tu iglesia.

Los ateos, además, no estamos organizados, no tenemos una multinacional jerárquica y evangelizadora que vele, ante todo, por su patrimonio ideológico y material. Aporreamos desde el sentido común -y no desde el divino- para ejercer nuestro derecho al libre pensamiento. Todo lo demás es agrandar la mitomanía mártir que alimenta vuestro discurso de enfrentamiento.

El pescador. Viñeta original de Alberto Montt.

.

Me encantan que ambos compartamos un principio común: el de la libertad. La que tú tienes para no creer y la que yo tengo para hacerlo. Mi decisión, como comprenderás, es meditada. No es el resultado de una herencia social o de una imposición paterna. Si fuera así no podría enfrentarme a un diálogo como éste. Caería en la retórica de los tópicos, algo siempre pobre argumentalmente. Si soy católico es porque así lo he elegido y te garantizo que, pese a que tal decisión puede aparentemente traer más servidumbres que beneficios, ocurre exactamente lo contrario. Al final la libertad no es tener mil caminos para elegir en la vida (lo que al final puede generar angustia) sino, creyendo saber el camino correcto, tomar las decisiones adecuadas para no salirse del mismo. Es lo mismo que hace cualquiera que opta por un objetivo vital. No estoy descubriendo la pólvora.


Siempre he contemplado mi fe en términos de experiencia, aunque racionalmente se pueda llegar a ella. Hay un límite a nuestro razonamiento que no se puede explicar científicamente y donde cabe la figura de Dios. Sin embargo, no es mi caso. Hace tiempo que me planteé el absurdo del contenido de las Escrituras o del hecho que Dios esté aparentemente en una cajita esperando que vengamos los hombres a pegarle un bocado. Sin embargo, cuando uno busca aplicar el mensaje que aquellas encierran o convierte lo intangible en una relación, todo cobra un sentido. Obviamente para el que no está abierto a la trascendencia, resulta imposible encontrarla.

Dicho esto, frente a tu discurso demoledor sobre la obra de la Iglesia, me encantaría recordarte el papel que juega en la actualidad Cáritas que es diocesana y por tanto dependiente de la Jerarquía Católica, o el resto de los comedores asistidos por órdenes Religiosas de todo tipo: desde los Hermanos de San Juan de Dios pasando por las Hermanitas de los Pobres o las Misioneras de la Caridad que son las que atienden, como su propio lema indica, a los pobres de los pobres. O la Comunidad de San Egidio que todas las noches reparte comidas por las calles de algunas ciudades españolas. Cuando nadie se preocupa de los más desheredados en el mundo, siempre aparece un religioso por ahí rondando. ¿Qué gana la Iglesia de todos estos pobres?, ¿crees de verdad que en los que no tienen nada la Iglesia ejerce un chantaje emocional?

Publicistas de la Nada. Viñeta original de JRMora.

.

Dices que el exceso de libertad y de opciones vitales pueden generar angustia cuando a mi sólo me producen placer y satisfacción. La angustia me viene del tiempo perdido por tener que reciclar mis principios en mitad de una opción que yo no elegí. Sin embargo, tú dices luchar continuamente por no salirte del camino que crees correcto, como si tuvieras que rendir cuentas a alguien o a algo. Ahí está, para mi, la clave. El católico es tan honesto en su doctrina que se flagela constantemente en la utopía de sus altruistas objetivos. La instrumentalización del amor  y el pecado para alcanzar la salvación personal no es irreprochable, aunque muy efectiva y contagiosa. Invididualiza el mismo principio de acción que otros mecanismos religiosos reprobables como la “Guerra Santa” islámica; extorsionando conciencias aunque sea dentro de valores estrictamente éticos e individuales. Pero sigue siendo un salvoconducto doctrinal y sospechoso que además utiliza, para alcanzar la liberación, muchos valores mezquinos propios del ‘rebaño jerárquico’ que debe rendir cuentas a su creador: la abnegación, el sacrificio y la penitencia, la compasión, la constricción, etc…

Respecto al principio de libertad que compartimos deben vincularse excepciones. Libertad hasta que la pastoral cristiana choca con los principios laicos vigentes y aprobados democráticamente en el marco de un Estado aconfesional. Libertad hasta que el discurso del lobby católico pro-vida-celular arremete contra el derecho irrenunciable de una futura madre a tener una maternidad consciente cerrando los ojos al verdadero problema del aborto. Libertad hasta que la sexualidad natural, mal entendida y encarcelada entre hábitos casposos, se rebela y ceba con los más débiles. Libertad hasta oír, de la cadena amiga, el discurso absurdo de la manicura africana para desprestigiar el uso de preservativos en el continente vecino. El laicismo huye del proselitismo y no intenta inmortalizar sus principios a costa de libertades ajenas. Puedes creer en tu Dios, puedes vender tu futuro al mismísimo Diablo si quieres. Tendrás mis respetos; pero no pretendas que apruebe tus dogmas si con ellos coartas los derechos del prójimo.

Las camareras de muchos de esos necesarios comedores llevan hábitos, e invitan a rezar a Dios ‘antes’ de almorzar mientras consuelan tu desgracia bajo la atenta mirada del omnipresente crucifijo. La escenografía perfecta para conminarte a la reflexión personal. Aunque no todas las obras sociales sean así no hay ninguna que se escabulla de algún tipo de adoctrinamiento. Cáritas no es una ONG y su primera misión es evangelizar -no lo digo yo-, pervirtiendo el amor y su estupenda e innegable labor social bajo el prisma del proselitismo encubierto. Me da igual a qué escala. Para jugar con el dinero y la compasión ajena no basta con ser independiente, también hay que parecerlo. Por eso nacieron las ONG, emancipadas del Estado y de cualquier marco ideológico.

Evolución cristiana. Viñeta original de Don Addis.

.

Tal y como te comentaba en mi anterior respuesta, la experiencia cristiana sólo se puede entender en términos de relación. Todos estos mandamientos se resumen en dos: amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Sin ese condicionante básico, todos tus reproches son legítimos y el sentimiento religioso se convierte en un compendio asfixiante de normas que hay que cumplir bajo la amenaza de un castigo eterno. Dios mío, qué tragedia vivir así. En una experiencia de amor es en la que se entiende el concepto de libertad, ya que uno toma sus decisiones no en función de su apetencia sino de la mano de la felicidad que desea en el ser amado y que, a su vez, le hace más feliz. Como ocurre en el noviazgo, el matrimonio o la relación con los propios hijos. Como bien sabes el placer y la satisfacción a los que aludes se agotan en sí mismos y siempre piden una reposición. Para mí, sería angustioso vivir así.

Evidentemente vivimos en un estado aconfesional. Pero hay que hacer dos precisiones. Una, lo que elige la mayoría no tiene por qué ser necesariamente lo mejor para la sociedad. Hay ejemplos en la Historia para aburrir. El derecho natural recibe tal nombre porque reúne los elementos básicos de convivencia que garantizan la subsistencia de la especie: perpetuación y aprendizaje. Cuando el derecho positivo pasa por encima, la sociedad está yendo contra tales principios esenciales. Dos, el discurso de la Iglesia, como ocurría ya en tiempos de Cristo, va dirigido a sus feligreses como palabra de aliento y a la sociedad en general como denuncia. Gracias a Dios, y lo digo conscientemente, los tiempos de identificación entre Iglesia y Estado han pasado a mejor vida. En ese ámbito es en el que hay que entenderlo. No estoy de acuerdo en que el laicismo no haga proselitismo. De hecho lo hace de un modo negativista, esto es: negando la capacidad de la Iglesia de emitir su opinión en el marco antes mencionado.

Dos reflexiones finales antes de ceder el turno. Arribar a las manidas y subrayadas costas del uso del preservativo como argumento de reproche fundamental a la Iglesia no deja de ser excesivamente simplista. Por dos motivos. Primero, si alguno cree que la apertura de las puertas del Cielo va a depender del uso o no de un preservativo es que no ha entendido nada. Si se trata de coger el nabo por las hojas pero resulta extraordinariamente frustrante, devalúa la conversación. Dios juzga las intenciones, no las acciones al contrario que la justicia terrena. No vale el oficialismo, insisto, como en cualquier otra relación: tiene un recorrido muy corto. Segundo, como cualquier otra organización la Iglesia establece un marco de referencia al que se circunscribe la actuación de sus fieles. Es inevitable que así lo haga dado su alcance global. Tengo cinco hijos, el mayor de ocho años. Entenderás que en mi ámbito religioso he tenido muchas conversaciones sobre paternidad responsable. Te puedo garantizar que la Iglesia respeta y protege la casuística individual más allá de los que son ajenos a su realidad puedan creer.

Queda, por último, la cuestión de la intencionalidad o no de las organizaciones caritativas cristianas. Mientras la gente que desarrolla esta actividad señala a la luna de las personas a las que atiende, algunos prefieren quedarse mirando el dedo. La labor que realizan está sustancialmente por encima de cualquier intencionalidad aviesa. Claro que Cáritas es diocesana y su fundamentación es católica. Pero ¿de verdad crees que importa a la gente que acude a sus comedores, que les perciben como una amenaza para su libertad? O por ponerte un ejemplo aún más radical. Cuando la Madre Teresa de Calcuta elige ayudar a los pobres entre los pobres, atendiendo a los desheredados de la Tierra, con independencia de su adhesión a Roma, ¿piensas de verdad que los que no habían tenido nada pensaba que los que vivían sin nada y aún así les ayudaban estaban tratando de sacar partido de ellos?

El Descendimiento. Viñeta Original de JM Nieto.

.

Barrunto, por tus reflexiones, la corriente diocesana menos ortodoxa. La que basa su autoindulgencia y perdón en la libre y personal interpretación del espíritu más dogmático, librándose de las -según tú- ‘simplistas falacias antieclesiales’ con argumentos tan casuísticos como egoístas. Es curioso como este razonamiento de la ‘interpretación teológica a medida’ es propio de la facción más cultivada y con mejor acceso a la información de tu iglesia, la misma que no hace nada luego por reprochar y escindirse de la parte rancia y poderosa. ¿Estás seguro que todas las ovejas del rebaño hacen, como tú, una ‘exégesis’ libre fuera de manuales bíblicos legítimos? ¿Si el oficialismo es sólo un ‘marco de referencia para sus fieles’ por qué existe la amenaza de excomunión? ¿Si el discurso de la iglesia es una mera denuncia a la sociedad, por que tanto interés en imponer criterios a los legisladores?

No hay nada que hacer, ni pienso discutir con los ‘adictos a la metafísica de fe’. Ese es el triunfo de mi ‘Razón’ y mi ‘Experiencia’. Por eso me centro en la proyección social de tu doctrina: la Iglesia. Aquella que ha rehuido, desde siempre, revisar sus obsoletos criterios para adaptarse a la modernidad de la misma forma que han hecho la ciencia, la medicina, la cultura e incluso la política. Esta renuncia, cargada de intransigencia en los temas que más agobian a la opinión pública, construyen un universo paralelo y alejadísimo de la sociedad real y sólo sustentado y alimentado por su propia jerarquía y los movimientos individuales de fe.

Aún así, me ha enriquecido poder charlar con un ‘cristiano moderado’. Es como mirarse al espejo del pasado y descubrir que el camino está bien ‘desandado’, reafirmando lo que ya medité, en soledad, más de una vez. Reconozco mi irreverencia en la propuesta como tu valentía en aceptarla, lo que ennoblece tu criterio.. al fin y al cabo compartimos el mutuo aprecio, sin que obre ningún Dios de por medio…claro.

Un saludo, Alberto, y hasta siempre.

Criaturitas. Viñeta original de Manel Fontdevilla

.

Bueno, yo creo que estoy, por el contrario, en la corriente diocesana más ortodoxa. Sería completamente absurdo que en una institución cuyo fundamento es el amor, no hubiera comprensión suficiente con cada circunstancia personal. De ahí que sea más importante la intención que el acto y de ahí que, en mi modesta opinión, el “fraude de fe” que consiste en el cumplimiento de la norma ausente de cualquier referencia caritativa sea censurable no sólo por la actitud en sí sino por el descrédito que produce sobre la propia Iglesia. Desgraciadamente es una herencia que hemos recibido de otras épocas y que estamos llamados a superar. Los cristianos por tradición nunca han cambiado el mundo a mejor. Los cristianos por convicción sí. Pensar que por hablar de un preservativo estoy haciendo exégesis fuera de manuales es tenerme en un muy alto concepto, cosa que te agradezco. Pero, vamos, sólo estoy aplicando el sentido común en términos de relación. No hay interpretaciones teológicas a medida. Ya me gustaría…

Me encantan los clichés que se han ido consolidando a lo largo del tiempo, como ese de la Iglesia rancia y poderosa a la que aludes. Me encantaría saber, lo dejaremos para otra ocasión, dónde se encuentra para ti el límite. Me encantaría que conocieras la vida de Juan Pablo II, guardián de la ortodoxia más retrógrada, según algunos. Mira lo que hizo este hombre durante toda su vida. ¿Cuándo el cordero tomó la piel de lobo?, ¿por el hecho de ser primero obispo y después Papa? No hombre no. Creo que los del este del Muro de Berlín tienen mucho que agradecerle. Al final hay que comprender la naturaleza de una organización como la Iglesia, depositaria de la fe y la tradición, y el papel que ha de jugar en la sociedad actual. Sería imposible asegurar su subsistencia sin gente que velara por la ortodoxia. Entrar a nivel oficial en casuísticas individuales o colectivas sería el principio de su fin.


Igualmente me hace gracia el debate de la excomunión. Vamos a ver, la gente se excomulga sola y lo único que hace la Iglesia es constatarlo. Separar la excomunión del concepto de pecado, esto es de rechazo voluntario a Dios en mi vida provoca este tipo de debates absurdos. Hay excomunión porque hay previamente un pecado tan voluntario y tan grave que pone de manifiesto el deseo del que lo comete de alejarse de la fe católica. Es su decisión. Nadie lo obliga a ello. Salvo que sus principios tengan la misma firmeza que una veleta o ponga por delante lo conveniente frente a lo permanente. Y cuando tiene una dimensión pública tal alejamiento, lo lógico es que tenga un procedimiento especial el arrepentimiento. Dicho esto, toda denuncia tiene por objeto que se evite lo denunciado. Por tanto no creo que haya margen para el debate entre denuncia e imposición. Sin embargo sí que es cierto que la insistencia es directamente proporcional al riesgo que para la sociedad la Iglesia percibe en determinadas decisiones políticas. Si ves que un coche va hacia un precipicio, gritarás tanto como puedas para evitarlo. Pero tú no llevas el volante.

Muy interesante tu reflexión final porque es precisamente la razón (saber que hay un límite a partir del cual no hay una explicación racional para mi existencia y su sentido) y la experiencia (como relación) las que me llevan a creer. Como ves no estamos tan lejos. Sólo concluir con una reflexión final. Lo moderno no es necesariamente lo mejor como ya denunciara Chaplin hace 70 años. Siempre he asociado progreso con avance y mejora. Desde ese punto de vista la Iglesia es progresista: defiende la vida del que no ha nacido (frente a la voluntad, caprichosa en ocasiones, de la mujer), cree en el valor hereditario del matrimonio a través de la paternidad responsable (frente al hedonismo del que prefiere acumular riquezas o experiencias al sacrificio de criar hijos), en el respeto por los mayores frente a las prácticas eutanásicas y así sucesivamente. Cultura de vida frente a cultura de muerte.

Te agradezco enormemente la oportunidad que me has brindado. Lo importante, como bien dices, es que la postura que se adopte sea consecuencia de una reflexión e invite a una acción. No obstante, he de confesarte que guardo un as final en la manga: rezaré por ti, por ese niño que vas a bautizar y por todos los que te rodean. No te asustes, es parte de un diálogo menos frecuente del que me gustaría con ese Dios que desconoces en su fondo y te espanta en sus formas más formales, valga la redundancia. Y lo haré como siempre: sin esperar nada a cambio, desde el agradecimiento y sabiendo que… para El nada hay imposible.

Con todo mi cariño.

House. Fuente original

.

Epílogo

Esta sobremesa ‘epistular’ duró casi tres semanas de intercambio de correos y pareceres entre Alberto Artero y un servidor. La idea surge tras varios ‘twitteos’ polémicos durante las manifestaciones pro-vida-celular de Madrid de hace unas semanas y tras canjear también, opiniones  antagónicas en el caso Agel. Quiero agradecer públicamente el sometimiento -con alevosía y en campo contrario- al que se ha entregado sin discusión ni prebenda alguna y os pido seriedad y respeto en el debate. Gracias también a @JRMora y @Ondasolitaria por ayudarme con la recopilación de viñetas. No es fácil encontrar humor anti ateo.

Un último mensaje al señor Artero:

Según aprendí en mi época esclava, el rezo es un acto de constricción privado y reflexivo excepto en liturgia comunitaria. Como dar limosna al pobre, no debe ser publicitado. El envanecimiento del rezo para con el prójimo y, sobre todo,  su expresión pública; muestra cierta soberbia autocomplaciente y vuelve al chantaje emocional del que tanto te he hablado. Hubiera preferido que, en vez del rezo personal dirigido, utilizases un instrumento imparcial para purgar mi supuesta condena ¿qué tal unas cañas?

Saludos

Si te ha interesado esta entrada, no deberías perderte:

-Los niños (perdidos) de Dios. Ángeles del sexo

-La hipocresía del ejército

-30 años de soledad en las montañas de Alaska

.

meneame, si te pareció interesante y mira más comentarios. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

twitTwitea esta entrada o sigue el Twitter de Kurioso . Gracias!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 998 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: