El alegato del excremento.


Me llamo Tordo Coprolito y no, no soy italiano ni católico aunque también estoy omnipresente. Nos conocemos desde que tienes uso de razón y si bien tu desprecio alimenta tu coprofobia  voy a intentar que cambies de gustos. Un paseo por mi genealogía será suficiente para ayudarte a  reconciliarte con nuestro papel en la historia.

Hace poco un antepasado mio de hace 130 millones de años apareció en una excavación. Heredando su apellido me pertenece el derecho de  contarte el origen de nuestro nombre: El coprolito es un fósil de excremento de cualquier especie animal, incluido la tuya, que ha sufrido un proceso de mineralización con el paso del tiempo. Es kurioso,  pero tu interés por mi antepasado es mayor que el que experimentas por mi, pues alguien pagó una ingente cantidad por llevarse a mi abuelo a su  retrete. La excusa mía es el tiempo, que reconozco mejora nuestras propiedades y diluye los defectos; la tuya es mezcla de fetichismo y ciencia, pues con razón, sabes que mis abuelos te ayudan a descifrar la vicisitudes de los tuyos a través de la Paleontología.

coprolite de dinosaurio subastado en Bonhams en el mes de mayo

No quiero insistir en el ‘totenismo’ hacia mis antepasados pero tienes hermanos que se fabrican Joyas con nuestros zurullos, paradójicamente para llevar mierda en una mano mientras que con la otra se limpian de más mierda (no confundir, o si,  con mass media) que luego arrojan con desprecio al wc. Espero, por el bien de sus conciencias, que no se equivoquen jamás de mano ni de mierda.

Tengo un primo-hermano que se llama Estiércol al cual respetas, desde el asco, con la imprudencia de considerarlo de culo ajeno. Por ello te has atrevido a esclavizarlo con usos más paganos, pero que han permitido a ciertas culturas desaventajadas no caer en los pozos evolutivos.  A mi primo lo habéis usado de combustible por su gran poder calorífico, de material constructivo por su capacidad impermeabilizante e incluso con él fabricasteis vasijas y cuencos mezclados con arcilla. No entiendo pues esta idea de sometimiento al desprestigio excepto cuando la necesidad apremia.

vivienda masai hecha de barro y estiércol

Mención especial se merece el tratamiento exquisito que han recibido viejos camaradas. En nuestro panteón de culos honestos desfila en proa la posadera de Piero Manzoni por hacer de nosotros un arte enlatando sus boñigas en porciones  y revenderlas a precios razonablemente desorbitados. Todavía no entendemos el grado de confusión que creo su obra entre vosotros siendo el primer mortal en valorar la mierda por encima de la creatividad.

Piero Manzoni. Merde d’Artiste 1961

Nuestro profeta en la tierra, Dominique Laporte , en su reconocida HISTORIA DE LA MIERDA hace hincapié en la necesidad de recuperar la sabiduría escatológica nombrando uno por uno los benefactores de nuestro conocimiento.

Otras artes nos mencionan con elegancia. En el Quijote no podemos renunciar a la mierda, ya que es una de las grandes bazas cómicas de su primera parte. Jonathan Swift, el autor de “Los viajes de Gulliver”,  escribió “El arte de meditar sobre el retrete” y planteó, en clave satírica, construir letrinas de lujo por todo Londres. Quevedo escribió de ella y sus alrededores e incluso tituló una divertida obrita en prosa “Gracias y desgracias del ojo del culo”.

Quiero que recuerdes también la prostitución que ejercimos en vuestro beneficio. En el siglo XIX en la  China de Koun-tse-fan eran comunes los multi-retretes enfilados en vía pública en los que evacuar era un negocio pues los  funcionarios  ‘abonaban’ una moneda por descarga al ciudadano cauto con el fin de comprar el mejor abono del momento para los cultivos sociales. No se porqué solo un siglo más tarde la misma moneda volvió a manos del funcionario a cambio de la limpieza de los retretes.

Espero que sirva este alegato para ayudar a construir de tu reflexión un homenaje a nuestra memoria. La próxima vez que dejes el culo al aire piensa en la cantidad de cosas que estas echando a perder.

MUCHA MIERDA¡¡

Fuente: Wikipedia, El mundo “la mierda sienta cátedra”, Ananka’s Diary, elaboración própia.

Deja un comentario

4 comentarios

  1. tengo rabo!estupendo artículo sobre la mierdaza, cada vez que vaya a cagar me voy a acordar de esto seguro…

    Responder
  2. elnicalon

     /  junio 18, 2008

    supremo!

    Responder
  3. Vaya una mierda de entrada¡¡¡ Dicho desde el cariño y dándole toda la escatológica importancia que tiene…. XD

    Muy bueno…. de verdad.

    Responder
  4. bmr_nebula

     /  junio 9, 2008

    Llevo poco por aquí pero me gusta mucho tu blog, está muy currado y de verdad se aprende algo leyéndolo. Un saludo y sigue así. 🙂
    Este post muy gracioso, por cierto.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: