Soy bipolar, pero solo tengo un voto.


***Carta enviada a todos los partidos políticos, senadores y medios de comunicación de España. Aquí tienes todos los emails para enviar la tuya. No a la Ley Sinde

.

Hola;

Soy José Jiménez, Kurioso en la red. Pertenezco a ese mal llamado grupo de internautas o colectivo de ciudadanos anónimos, sucios, sospechosamente feos y pegados a la pantalla del ordenador durante 24 horas al día, sin atender a rancias inquietudes mundanas o responder a obligaciones laborables. No como, no duermo, no trabajo… solo descargo las fantásticas películas del catálogo de Enrique Cerezo.

 

Disculpad el montaje. Me pilló en una de las crisis.

 

Sin embargo, soy bipolar. Mi otro ‘yo’ -el no anónimo- es el de un autónomo con familia numerosa y embutido en la faja de la crisis de los que están al otro lado del escaño y deciden, sin saber, por mi futuro. La edad media del senado (sin contar a Fraga) es superior a los 55 años, la franja que estadísticamente, menos utiliza y más desconoce las nuevas tecnologías.

Soy, junto con 15 millones de ‘internautas’ bipolares, la escoria del país, durante mi fase maniática me dedico a bajar películas, acabar con el cine español y su ministra, la industria musical y todo el software del mercado. Soy, según los que defienden el rancio negocio, un chorizo, un ladrón y ello merece legislar contra mis libertades fundamentales.

Pero cuando me medico, juro soy un hombre reposado. Voy al cine como se hacía ya en los años 50 pero con unas gafas de plástico, me trago la series de televisión que quieren 3 empresas privadas y me reservo todo un fin de semana para comprar un libro en Libranda. Además, cada vez que compro una película de Disney para mis hijas, compro un DVD último modelo para poder verlas, ya que el del mes pasado me dice que no lee las protecciones.

Ayer tuve otra crisis. Después de ver la ‘fantástica gala’ de la poderosa industria que apoyáis, quise ver la mejor película del año. No pude. Me puse muy nervioso. Solo se proyectaba en una sala alternativa en la capital de España, donde resido. Volví a recaer y ya estoy buscándola en la red. Lo siento

Soy bipolar, y desafortunadamente, en las próximas elecciones va a votar mi parte maníaca. La otra, la cuerda, ya decidió hace tiempo y por otras razones, que tampoco el bipartidismo merece una nueva oportunidad.

Gracias, de corazón, por seguir allí. Os odio.

.

Aquí podéis leer la respuesta a esta carta de uno de los senadores cuyo sueldo pagamos entre todos.

.

Nota:

El trastorno Bipolar es una psicosis maníaco-depresiva caracterizada por la presencia de episodios con estados de ánimo diferentes. No es propiamente dicho un desdoblamiento de la personalidad, como vulgarmente se cree. Y aunque no hay estudios que aclaren el nivel de consciencia del enfermo respecto a su dolencia y desdoblamiento, he preferido mantener el significado más vulgar del término.

A %d blogueros les gusta esto: