Prohibido mencionar la palabra ‘Tupper’ o cómo lesionar tu libertad de expresión


Hace ya unos días, un conocidísimo despacho de abogados de los de membrete retorcido, doble apellido y pomposo abolengo me hizo llegar un requerimiento para que retirase un post del blog donde mencionaba la palabra ‘Tupper’ que -según ellos- produce un “menoscabo a la distintividad de la marca que representan” (maldito lenguaje de picapleitos). El post no tiene nada que ver con la marca ‘Tupper’ y el requerimiento no es más que una mala praxis jurídica que hay que denunciar a los cuatro vientos.

.

Happy

Esta es la imagen origen del requerimiento. Parece que no supieron captar la ironía del mensaje…

.

La dilución de una marca es uno de los caballos de batalla de las grandes compañías. Tupper, Kleenex, Donuts, Bimbo, etc… invierten muchísimo dinero para que el consumidor no perciba esta ‘vulgarización’ de su imagen y sea capaz de distinguir y usar el verdadero y original producto de las copias nacidas después, o de las patentes no autorizadas. Se trata de evitar morir por el éxito de la marca. El problema es cuando el nombre de esa marca se ‘cristaliza’ irremediable y espontáneamente como identidad de un tipo de producto y no de una marca específica. En este ejercicio legítimo de defensa de unos intereses algunos utilizan técnicas indiscriminadas y masivas en la red para intimidar o amedrentar a todo el mundo que haga uso de su marca, ya sea en el legítimo o no derecho a su libertad de expresión. Mandar unos cientos de requerimientos (ni siquiera amenazas o denuncias) a otros tantos insignificantes ‘blogueros’ o usuarios de redes sociales y luego controlar quién ha retirado la alusión para hacer un informe y así poder justificar la ‘iguala’ que tendrán con la marca representada. El problema es cuando alguno de estos denunciamos lo que consideramos no ajustado a derecho.

Me pregunto si ese despacho habrá mandado el mismo requerimiento al editor de El País/Galicia por usar hoy mismo la palabra “Tupperen este artículo, o si habrán denunciado ya a aquella madre que convirtió a su querida marca en un arma peligrosísima capaz de hundir la imagen y las ventas de toda la empresa en un segundo.

También me pregunto si cuando algún cocinero famoso con 50.000 followers en alguna red social o programa de televisión utiliza también inconscientemente la palabra ‘tupper’ cuando hablan de envasar sus recetas, el conocidísimo despacho de abogados enviará también el requerimiento o -como sería lo más coherente con su praxis-, un ramo de flores en agradecimiento a la publicidad gratuita de la marca.

Lo que no perciben, o entienden o no quieren reconocer es que esta técnica masiva de intimidación acaba produciendo un efecto Streissand que va a diluir y vulgarizar -aún más- no sólo la imagen de su marca sino el prestigio y el saber hacer por defenderla en blogs y Redes Sociales.

Está fue mi respuesta al requerimiento:

“Estimada XXXX:

Recibido el requerimiento de su cliente paso a comunicarle que de ninguna de las maneras voy a renunciar al derecho a mi libertad de expresión en lo que me parece un ejercicio de intimidación y mala praxis profesional por parte de su despacho. No pienso retirar el post donde lo único que hago es ejercer mi libertad de opinión sin intención alguna de lesionar los derechos de su marca representada. Tenía pocas dudas al respecto pero para hacerme con las certezas he consultado a especialistas sobre derecho marcario confirmando que en ningún caso el ejercicio a esa libertad me hace responsable en la dilución de la marca a la que ustedes no muy bien representan.

No solo eso, le comunico que en extensión a esa libertad me propongo compartir y luchar para que este tipo de ‘mala praxis jurídica’ no amedrente ni lesione la voluntad de aquellas personas que no conozcan lo suficientemente la ley como para saber que el ejercicio de su libertad de expresión está por encima de cualquier intento de limpiar la imagen de una marca ‘diluida’ ya desde hace tiempo.

Saludos cordiales.”

Gracias a @DavidMaeztu por su asesoramiento legal…

Deja un comentario

104 comentarios

  1. Mcmardighan

     /  marzo 20, 2013

    Se que no es de lo que trata el post, pero se supone que los tuppers los uilizas un buen número de veces. Si los utilizas solo para 38 meriendas te sale a 10 céntimos la merienda, sin el contenido. Sin contar el desplazamiento al Mc más cercano. Por lo que la comparación tampoco me parece acertada. Unos spaghetti bolognesa, una pieza de fruta y un panecillo 2€ incluido los tuppers.

    Responder
    • 1

       /  marzo 20, 2013

      3,80 no es el precio de los tuppers, es lo que les cobran cada día a los padres de un crío por dejar que coman en el colegio (llevándose él la comida).

      Responder
    • Sin acritud, pero no parece que sepas de qué va el tema:
      los 3.8€ no es lo que cuestan los táper y demás, es lo que se cobraría a cada niño que quiera utilizar las instalaciones del comedor del colegio al llevarse la comida de casa.
      De hecho, a los 3,8 habría que sumar el coste de los táper, el coste de la comida, la preparación,…

      Que es de lo que se quejaba Kurioso.

      Responder
  2. pinger

     /  marzo 20, 2013

    Eso te pasa por no usa la palabra en Español que no puede estar registrada, Taper, quedarás como un garrulo pero al menos no te podrán denunciar.

    Suerte.

    Responder
  3. Demasiadas explicaciones y tiempo empleado. Eso sí, me encantaría saber, con sus correspondientes apellidos el nombre de tan ilustre bufé de abogados.

    Responder
  4. Mpc

     /  marzo 20, 2013

    Por no hablar que la palabra “distintividad” no existe, se la han inventado… 😉

    Responder
  5. David

     /  marzo 20, 2013

    Hace poco recibí una charla de una consejera de la Unión Europea sobre temas de Propiedad Intelectual.

    Esta gente realmente no tiene ningún problema contigo ni con lo que escribes, ni es algo personal, ni te quieren hacer la vida imposible, ni con el resto del mundo. Simplemente es un acto de protección de la marca en si.

    El tema tiene que ver con utilizar la marca para mencionar un tipo de producto. Si la palabra en concreto se convierte en un término estándar a la hora de mencionar cierto tipo de producto, se pierde el derecho a utilizar la marca.

    Imaginemos que la palabra tupper se estandariza para llamar a este tipo de recipientes. Entonces la marca original tupper, perdería la capacidad de poder usar esa palabra para denominar a su producto, y tendrían que cambiar el nombre. Esto es un beneficio muy grande para la competencia y una perdida muy grande del poder de la marca (cuando me refiero al poder de la marca, es el tiempo, dinero y reputación que tanto a costado a la empresa de hacer famoso su (marca) producto).

    No es un atentado contra tu libertad de expresión, realmente las empresas pierden mucho dinero dedicandose a enviar papelitos a gente que no tiene ni culpa ni ganas de meterse en pelea. No te tomes tan en serio este tema porque es la actuación estandar de estas empresas.

    Simplemente protegen su inversión.

    Un saludo y suerte con tu blog.

    Responder
    • David

       /  marzo 20, 2013

      Por poner un ejemplo, para los que hablan inglés, un término muy común a la hora de decir que vas a buscar algo en internet es “googling”. Y la gente que utiliza este término también es acosada por los abogados de Google.

      Si la palabra fuera común y los académicos aceptaran el término, Google tendría que cambiar su nombre ya que no lo podría utilizar como marca.

      Responder
  6. ¡Qué buenoooo! El caso es clavaíto al que me tocó a mí con MyBip.net, esa gran marca ;). Al menos a ti no te tocó contactar a los setenta y tantos autores de comentarios para pedirles que cambiasen alguna palabra: http://comunicacionsellamaeljuego.com/mybip-net-como-no-hacer-frente-a-una-critica-en-internet/

    Yes, sí que we can :-))

    Responder
  7. Cualquier experto en marketing estaría encantado de que asocies la categoría de producto a su marca (envase de plástico > Tupper, refresco de cola > Coca-Cola, etc.) ; es el mayor éxito de todos los posibles.

    Yo cambiaría la imagen para poner la marca de la competencia.

    Responder
  8. Los propietarios de marcas, derechos y similares se están haciendo un verdadero lío con “esto de internet”. Y luego están las formas. Nada de diálogo, directamente la amenaza.

    Responder
  9. Fiambrera

     /  marzo 20, 2013

    El colmo de la estupidez. Me pregunto qué harán estos lumbreras de picapleitos cuando oigan nombrar “túper” a cualquiera por la calle, en el súper, etc…
    De todas formas, quizás estaría bien dejarnos de ser tan “modernos” y adoptar como borregos palabras extranjerizantes para vocablos que ya existen en nuestro idioma.
    En esta caso acordarnos de la humilde fiambrera, que llevaban nuestros padres y abuelos…
    Y a la fiambrera yanqui, que le den…

    Responder
  10. Requerido

     /  marzo 20, 2013

    Yo, yo y yo

    Responder
  11. de verdad … jajajjaaja es que Carlo Maria tiene razon….. la estupidez es infinita !!!

    Responder
  12. Tupper Shit

     /  marzo 20, 2013

    Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper Tupper…….Tupper.

    Responder
  13. Felipe Juan Froilán

     /  marzo 20, 2013

    Aunque sea un poco offtopic, no voy a perder la oportunidad para decir lo soprendido que me ha dejado el nivel de uso de nombres de marcas por parte de los peninsulares, algo que descubrí una temporada viviendo con algunos de ellos (por si no queda claro soy canario).

    Lo del tupper pasa, pero llamar pan bimbo al pan de molde, celo a la cinta adhesiva y el peor, kleenex a un simple pañuelo… Nunca lo entenderé.

    Responder
    • Alzhaid

       /  marzo 20, 2013

      bimbo 2 < de molde 3
      celo 4 < cinta adhesiva 6
      clinex 2 < pañuelo 3

      Son menos sílabas. Ah espera y también:
      aspirina 4 < ácido acetilsalicílico 11

      Responder
    • OffTopic 2. Felipillo que por estos pagos tambien decimos klinex al pañuelo de papel y cintacelo o cintasiva a la cinta adhesiva… lo del pan de molde pues no… es pan de molde de toda la vida ;D

      En relacion al post… con dos bien puestos, da igual si huevos u ovarios, pero bien puestos. Si algo nos queda es el derecho a la libertad de expresion y que no vengan con amenazas, que las buenas formas no se deben de perder, que si no quieren que se diga tupper por que daña su marca, que lo digan como las personas normales, no con tanta cartita “bien” escrita. Hablando se entiende la gente.

      Responder
    • Esther

       /  marzo 20, 2013

      No es propio de los peninsulares, el origen está en los Estados Unidos, cuando una marca está tan posicionada en la mente del consumidor pasa a denominar por extensión la gama de productos de los cuales es líder. Al menos, eso me enseñaron a mí en la Facultad de Ciencias de la Información…
      A medida que la marca cambia su posicionamento, varía la denominación paraguas. Por ejemplo, hay muchas personas mayores que llaman “frigo” a los helados, mientras que a ningún joven se le ocurriría llamarlo así.

      Responder
    • fghjg

       /  marzo 20, 2013

      ¿He de suponer que en las Canarias no se dice galletas maría y coca cola?

      No lo entiendes porque te falta mundo.
      Desde siempre, y en todos los países se han bautizado productos con el nombre de marcas que han tenido éxito.

      PD: Un pañuelo es de tela.

      Responder
      • Felipe Juan Froilán

         /  marzo 20, 2013

        Lol, entonces ve al supermercado y compra pañuelos de papel de hacendado (o son kleenex de hacendado, ya que no son de tela?). Y lo de que me falta mundo… tú qué coño sabrás.

        Mira a quién le falta mundo que no sabes que la galleta maría no es una marca, sino el nombre que tiene ese tipo de galleta. Vale, decimos cocacola, al todoterreno lo llamamos jeep (pronunciado jih), no he dicho que en Canarias no se haga, sólo que me sorprendió que se use tanto en península.

        Para no hacer otra respuesta, Jonas, si te refieres a canarias, puede ser que alguna vez haya oído kleenex pero en mi entorno no se usa, y lo de cintacelo y cintasiva es la primera vez que lo oigo en mi vida, lo del celo lo oí por primera vez en art attack así que te puedes imaginar.

        Responder
  14. Yo que organicé múltiples reuniones en mi casa, para vender a mis amigas y vecinas este producto y ahora me entero que no sé puede decir ” taperguer” ¡¡Que ingratos é injustos que son!!

    Responder
  15. Magneto555

     /  marzo 20, 2013

    Enhorabuena por su valiente postura.

    Responder
  16. Lamentable… Es irónico que, intentando «proteger su marca», con esta acción legal, van a conseguir completamente lo contrario.
    ¡Postea la respuesta que te llegue!¡No nos dejes con la intriga! 😀

    Responder
  17. curra fernandez

     /  marzo 19, 2013

    Si llamasemos las cosas por su nombre en castellano, todos contentos “”FIAMBRERA”

    Responder
    • Curra, hasta mi madre dice “táper”. Mi madre. Que ya tiene 74 años. Cuando hasta los jubilados usan una palabra, casi que no hay vuelta atrás. Por cierto, no me gusta la palabra fiambrera: ¿es que sólo se puede meter fiambre dentro?

      Responder
  18. Si, pero decir que el Mac es mejor que el tupper de mama…

    me parece pasarse tres pueblos

    Responder
    • Es evidente que tú tampoco captaste la ironía y no te has molestado en mirar el contexto de la noticia, como los del requerimiento… La crítica es justamente la contraria, y hace una reflexión sobre lo caro, ilógico e incoherente que sale a los alumnos de madrid llevarse su propia comida al colegio…. a pesar de cocinarla y llevarla tendrán que pagarla y les saldrá más caro que un menú en un restaurante de comida rápida…

      Responder
      • Sergjim

         /  marzo 20, 2013

        Si tienes que explicar una ironía, sarcasmo o paradoja, algo hiciste mal y la pariste muerta.
        Suerte para la próxima, siga participando.

        Responder
      • El sentido del humor debe ser de ida y vuelta. Si tu ironizas y yo te contesto con un chiste, debes contestame con una gracieta. Así van las cosas.

        Explicar el chiste es tener “poca cintura”

        Responder
  19. Ángel

     /  marzo 19, 2013

    Jamás entenderé el hecho de que personas que escriben relativamente bien, es tu caso, al dirigirse a un abogado o empresa cometen el error de adoptar un lenguaje pseudo-formal/legal, arruinando su innata capacidad para comunicarse con claridad.

    Con respecto al tema de fondo, sí, claro, que se metan el Tupper por dónde les quepa!

    Responder
    • Charly

       /  marzo 20, 2013

      Pues es un tema de géneros discursivos y esferas del discurso, simplemente. Ve tu a leer a Bajtin, si quieres entenderlo alguna vez 🙂

      Responder
    • Pues yo no veo el lenguaje pseudo-formal por ningún lado. La verdad, me parece de lo más llano y comprensible por cualquiera que haya leído algo más allá de la Cartilla Micho (sí, espíritu de los 80’s PERVIVEEEEEE!!). Y no lo digo para ofender, eh?!!, que aquí eso de la expresión corporal no se ve y se tiende a la confusión 🙂

      Responder
  20. jajajaja..eso te pasa por ser un gurú. Yo me calcé este post la semana pasada donde menciono la palabra “tuper” 36 veces y a mí no me ha escrito nadie…http://kcy.me/gsht

    gurú que eres un gurú

    Responder
  21. Jo, la verdad es que estos caen de cualquier parte, pero a esta no me la esperaba. Kudos por los Eggs en la respuesta 😀

    Responder
  22. Yo escribiría siempre ‘táper’, con a y con tilde.

    Responder
  23. Bravo. Enhorabuena por el arrojo. No estás solo.

    Responder
  24. Pues mira lo que puse yo la semana pasada en mi blog: http://www.chicageek.com/tgif-tupper-super-mario-comerselo-2257419

    ¡Qué atrevida soy! xDD

    Enhorabuena por ser valiente y no dejarte amedrentar; necesitamos más gente como tú 🙂

    Responder
  1. Tupperware intenta prohibir el uso de la palabra Tupper en un blog « Hacked By rEd X – 3xp1r3 Cyber Army
  2. Tupperware intenta prohibir el uso de la palabra Tupper en un blog | 18minutos
  3. Tupperware intenta prohibir el uso de la palabra Tupper en un blog | TECNOLOGIA Y NOTICIAS
  4. Tupperware intenta prohibir el uso de la palabra Tupper en un blog - Marketing digital : Marketing digital
  5. Tupperware intenta prohibir el uso de la palabra Tupper en un blog
  6. Oye, que no se puede usar la palabra ‘TUPPER’ | el perroflauta digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: