El relicario pagano


Dicen que si se juntaran todos los trozos de la Santa Cruz que hay desperdigados por la cristiandad se podría volver a construir el Arca de Noé y las tres Carabelas del Almirante, además sobraría lo suficiente  como para fabricar un servicio completo de palillos para toda la población china…

El exagerado relicario cristiano, compendio del morbo aconfeso de sus practicantes, es un manual de anatomía mórbida a la salud del retorcimiento de su fe. Poseer una reliquia significaba poseer una fuerza especial frente a lo adverso, aunque ello supusiera la adoración de auténticas e incorruptas ‘ciruelas pasas’.

El de hoy es un homenaje a las otras reliquias. Una recopilación personal de Kurioso con trozos o excreciones corporales que pertenecieron al mundo pagano, tan fustigado por la fe. Pequeñas joyas de la estupidez humana fruto, también, del amor fetichista por la ciencia, el arte, la política o incluso la leyenda.

.

El último aliento de Tomas Alva Edison.

Henry Ford consideraba a Thomas Edison como su héroe personal y amigo. Su fetichista admiración  provoco que la idiosincrasia de Ford se pusiera de manifiesto al solicitar la captura de la última exhalación de Edison cuando el gran inventor murió a las 3:24 am del 18 de octubre de 1931.

Ford creía en la reencarnación y que ” …el alma humana sale del cuerpo en su último suspiro” para ello convenció al hijo de Edison (Charles) a que se postrara a los pies de su moribundo padre, y con un tubo de ensayo encerrara el último aliento para después atraparlo con un corcho. La veracidad de la acción puede constatarse a través de una carta que Charles escribió al periodista Walter Winchell y que salió a la luz en 1980. Tal vez las intenciones de Ford fueran Nobles, y pretendiera que los futuros científicos pudieran ‘recrear’ al gran genio en un laboratorio…

La reliquia se conserva en la reconstrucción que hizo Ford en los años 20 del Laboratorio de Edison en Menlo Park, Nueva Jersey.

.

El dedo de Galileo “El Galidedo”.

Irónica y adorada reliquia la del mayor científico hereje y mártir de la ciencia que ha tenido la iglesia. El huesudo y estilizado dedo corazón (sí, aquél mismo que sacó a los que le ‘inquisitaban’ ) del gran sabio Galileo Galilei se expone en el Museo de la Ciencia de Florencia.

Al igual que con un buen vino, tomó algunos años para que el dedo de Galileo se separase  de su esquelética mano. Fue retirado, con la connivencia eclesial (se cree fue la última sanción) , por el anticuario  Anton Francesco Gori el 12 de marzo de 1737, 95 años después de la muerte de Galileo.

Un hombre tan peligroso para la institución religiosa que fue hecho prisionero en su propia casa. Tiene su sede en un pequeño huevo de cristal encima de una base de mármol con la inscripción: “Istituto e Museo di Storia della Scienza”. Al lado del dedo corazón hay algo que Galileo utilizó también para señalar pero que sería  mucho más feliz de ver preservado. Un pequeño telescopio, con alguna que otra fisura y que, alguna vez vio los cielos con la ayuda de sus ‘completas’ manos.

.

El pelo del Tío Sam.

En el siglo XIX era común que el famoso ‘honor’ de grandes personajes americanos se preservara a través de algún mechón de su cabello. Una de las reliquias históricas del Museo de la Oficina de Patentes  de EEUU  es éste relicario que contiene el pelo de los primeros catorce presidentes de los Estados Unidos, desde George Washington a Franklin Pierce, este último reconocido por ser el presidente con los peinados más extravagantes hasta la fecha.

.

La baba de Hitler.

Impresionante el gran sumario existente de reliquias del nazismo y su líder, Adolf Hitler. Claro ejemplo del nivel cultural de los idólatras fascistas, cabezas rasuradas de pelo y neurona que pululan por la red. Navegando entre arcadas y esvásticas encontré la metáfora de su  “Mein Kampf” ( no pronunciar con la boca llena ) a modo de saliva impregnada en una sucia Toalla personal de Té que el baboso Fuhrer conservaba en su residencia preferida más conocida como “El Nido del Águila” o Berghof.

Esta fue traída por un veterano de guerra norteamericano de la 101ª Aerotransportada, el grupo que hizo la mayor parte de los saqueos de la Berghof. El soldado trajo de vuelta algunas de estas toallas y algunos de los Wellner (utensilios de plata) que aparecen en varios libros. Este ejemplar estaba sin lavar ni empaquetar en el garaje de Hitler por algo más de 50 años, pero es real y muy raro. Muchos de los temas atribuidos al  Führer, aunque genuinos, muy probablemente nunca fueron realmente utilizados por él, pero esta toalla, fue robada directamente de su ropa personal privada en el Berghof. La toalla es de 22 pulgadas cuadradas y es de lino fino. El águila bordada (propia del Führer) se encuentra en la parte derecha inferior de la toalla.

Increíblemente alguien pagó unos miles de dólares por hacerse con los despojos del despojo. Alegoría degradada de los esputos más temidos del pasado siglo XX.

.

El (otro) huevo de Colón [ Off-topic ]

El huevo de Colón es definido por la RAE como una “cosa que aparenta tener mucha dificultad pero resulta ser fácil al conocer su artificio”.

Estando Colón a la mesa con muchos nobles españoles, uno de ellos le dijo: ‘Sr. Colón, incluso si vuestra merced no hubiera encontrado las Indias, no nos habría faltado una persona que hubiese emprendido una aventura similar a la suya, aquí, en España que es tierra pródiga en grandes hombres muy entendidos en cosmografía y literatura’. Colón no respondió a estas palabras pero, habiendo solicitado que le trajeran un huevo, lo colocó sobre la mesa y dijo: ‘Señores, apuesto con cualquiera de ustedes a que no serán capaces de poner este huevo de pie como yo lo haré, desnudo y sin ayuda ninguna’. Todos lo intentaron sin éxito y cuando el huevo volvió a Colón éste lo golpeó contra la mesa, rompiéndolo un poco, con lo cual quedó de pie. Todos los presentes quedaron confundidos y entendieron lo que quería decirles: que después de hecha la hazaña, cualquiera sabe como hacerla…..(wikipedia)

El ‘otro’ huevo de Colón nos sirve como colonfón y metáfora inversa para la nueva oleada de ‘magufos’ y frikis que buscan  la sabiduría, el status social y el conocimiento a través de la posesión y venta de inútiles reliquias paganas. Para ellos esta web donde podrán comprar las ‘reliquias’ (excreciones corporales) de sus artistas vivos preferidos.

.

Fuentes:

La recopilación es obra de Kurioso, fruto de su curiosidad agnóstica. No están todas las que son pero si son todas las que están: Associated Content, Cabinet of Wonders, Smithsonian LegaciesGermania International, La Librería

meneamemeneame si te pareció interesante. Gracias !

A %d blogueros les gusta esto: