El hombre que ha salvado de la locura a un millón de niños tibetanos.


Hace 20 años, el Doctor Cres Eastman se fue de vacaciones a las aldeas remotas de la meseta Tibetana. El placer duró lo que su instinto científico en descubrir la gran cantidad de problemas mentales que observaba en la población. El cretinismo y los males cerebrales superaban la media. Descubrió que, debido a la altura, el yodo era filtrado por la tierra provocando carencias destructivas. Esta es la historia de la cruzada ejemplar de un médico que ha salvado a un millón de niños de los trastornos mentales derivados del déficit de yodo.

child_tibet

Niños tibetanos jugando en la carretera de Nepal a Lhasa. Fuente

En 1985, el endocrinólogo australiano y profesor de medicina y patología Cres Eastman se encontró durante su viaje con pueblos enteros sometidos a las atrocidades físicas y psíquicas provocadas por el cretinismo y la ausencia natural del yodo en la cadena alimentaria debido a las características geográficas de la zona.

Una pesadilla de enfermedad que tan pronto provoca sordera, bocio, estrabismo,  y encoge y deforma el esqueleto como produce un crecimiento exagerado y casi extra-corpóreo de gigantescas protuberancias. Pero sobre todo causa en los niños, nacidos de la carencia materna, un retraso congénito e irreversible en el desarrollo físico y mental que los convierte en auténticos cretinos (término científico para los afectados de cretinismo). Tal fue la devastación intelectual que un estudio de la OMS para la zona estableció que la desviación del IQ medio (cociente intelectual) del Tibet bajó hasta 76, muy por debajo de la media china (100).

Extracto del documental “The Man Who Saved a Million Brains” [ENG] de Kate Riedl

Los primeros cálculos de Eastman durante su primera visita a los pueblos de la meseta del Ching-Hi, evaluaron el 13% de la población como enfermos de cretinismo. Un primer diagnóstico in-situ que le sirvió para concienciarse y dar un giro radical a su vida. A partir de ese momento forjó su propio destino y responsabilidad personal para no abandonar nunca la idea de terminar con aquella terrible lacra. Sin apenas ayuda y con lo puesto dedicaría el resto de sus energías a impedir la involución mental del pueblo tibetano.

Lo que en principio parecía una fácil empresa con el pronto suministro de yodo y su distribución se convirtió en un odisea llena de obstáculos burocráticos y polítizados por la eterna discrepancia china con el pueblo Tibetano que no hicieron sino reforzar la actitud del Doctor para con su empresa.

El Doctor Eastman atendiendo a uno de sus pacientes

El Doctor Eastman atendiendo a uno de sus pacientes

“..Uno piensa que trabajar en China es como derribar una serie de muros de ladrillo ; la burocracia,  la naturaleza del terreno, su falta de comprensión de la cultura autóctona, la dificultad del idioma, son  enormes muros de ladrillo. Pero si todos nos damos media vuelta y decimos: “oh, hay demasiados obstáculos”, entonces nunca se conseguirá hacer nada.” Entrevista a Cres Eastman

La primera de las medidas del doctor fue la movilización de su mano derecha el Dr Mu Li y un pequeño grupo de colegas australianos de la AusAid y así coordinarse en la tortuosa faena de presión burocrática del gobierno chino. Los fondos recaudados por el Dr Cres y la AusAid (un millones de dólares) sirvieron para lograr resultados inmediatos y así convencer estadísticamente a las autoridades locales. El problema surgió al comprobar la escasa viabilidad en suministro directo del yodo. El Dr Cres sabía que no bastaba con el abastecimiento in-situ (una cucharada al día) pues lo engorroso de la intendencia hacía inviable un suministro independiente.

Familia tibetana de tres generaciones afectada por el bocio y el deterioro intelectual debido a la carencia de yodo.

Familia tibetana de tres generaciones afectada por el bocio y el deterioro intelectual debido a la carencia de yodo.


El Dr Cres entonces pensó en la manera de incorporar el yodo a la cadena alimenticia de los aborígenes interfiriendo en sus costumbres lo menos posible. La sal yodada era la solución perfecta pero habría que buscar un lugar para fabricarla.

A través del asesoramiento de ingenieros desde Australia, el equipo de Cres configuró la obsoleta fabrica de Sal de Lhasa para que incorporará el yodo a su formulación a través de unos sencillos aspersores importados desde Australia. Una flota de viejos camiones hicieron el resto. El Dr Mu Li fue el responsable de la creación de la red e infraestructura necesaria para distribuir la sal yodada por todo el Tíbet.

La  ICCIDD (Consejo Internacional para el Control de trastornos por carencia de yodo) junto con las autoridades chinas, calculan que la organización del Dr Cres ha librado ya de la enfermedad a unos 700.000 niños, 2 millones de mujeres en edad fértil y 140.000 recién nacidos sólo en el Tíbet, porque el Dr Cres ha continuado su cruzada en el interior de Australia, víctima también de las carencias del oligoelemento.

Después de 20 años y un sin número de visitas a China,  el Dr Cres se ha ganado la confianza, la admiración y la cooperación del  Gobierno chino. Una confianza sin la que  habría sido imposible llevar a cabo esa labor en el Tíbet.

Actualmente el profesor Cres imparte clases de patología en la facultad de Medicina de la universidad de Sydney. Pero no deja de viajar asiduamente al Tibet para completar su programa de formación en torno a la sal yodada.

“…Una vez al año el Dr Mu Li y yo partimos al Tibet para el IDD Day, un evento anual destinado a difundir ente los aborígenes los beneficios del yodo. La mayoría de los tibetanos desconfían a la hora de mezclar la sal y el yodo pues la cosecha de sal cruda y en bruto junto con su comercio han sido parte de su cultura durante siglos. Así que pensamos que lo mejor para nosotros es hacer un muestreo personal de algunas de las casas de la zona. Si vemos cualquier sal cruda o cualquier sal que parezca sospechosa, entonces preguntamos su origen para informar al productor…”.

c-estman1Cres ha hecho también una contribución significativa a través de su trabajo de consultoría para distintos gobiernos nacionales, la AusAID, UNICEF, Banco Mundial y la OMS y por su papel como presidente adjunto del Consejo Internacional para el Control de trastornos por carencia de yodo. Sus numerosas apariciones en los medios de comunicación australianos también han desempeñado un papel clave para dar mayor relevancia al problema en su comunidad. Sus logros profesionales le han hecho acreedor de una serie de prestigiosos honores incluido el ser miembro de la Orden de Australia y el Premio 2006 a la Excelencia en la Prestación de Atención de la Salud de la AMA (Asociación médica australiana).

Fuentes y enlaces.

La historia la encontré buscando las distintas acepciones de la palabra ‘cretino’. De ahí salté a la entrevista a Cres y luego llegué a otras fuentes que me ayudaron a recopilar información: aquí, aquí (trailer documental) y aquí (fotos)

NOTA:  El cretinismo no provoca locura.  La locura viene de  los que han ignorado el problema del Tíbet durante tantos años. De los que han hecho de un problema de fácil solución una epidemia nacional. La locura de un país entero sometido a retraso mental por la consciente ineficacia e ineptitud de sus mandarinos gobernantes. De ahí el ambiguo pero intencionado titular.

Si te gustó esta historia no te pierdas “La historia del médico que salvó a 8.000 judios simulando una epidemia”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

menéame si te pareció interesante. Gracias !

 

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

Deja un comentario

16 comentarios

  1. weyler

     /  mayo 7, 2010

    este es uno de lo imprescindibles a los que se referia Bertold Brecht en su poema.

    Responder
  2. Amigo esta es para saludarte por las fiestas y que sigas haciendo conocer grandes noticias como esta,un abrazo desde israel.

    Responder
  3. interesante tanto la labor de eastman como la tuya por acercarnos a su historia. Gracias

    Responder
  4. Que buena la entrada, la verdad que me ha sorprendido. Muchísimo mejor que las películas navideñas que ponen en la tele en estas fiestas.
    Feliz Navidad!

    Responder
  5. Interesante la labor que realiza.

    Responder
  6. gabrielcruise

     /  diciembre 22, 2008

    ¡Kurioso, te felicito por tu blog! Desde que descubrí tu blog nunca me pierdo tus entradas. Considero que todas tus posts son historias muy interesantes y de gran contenido humano e intelectual.

    En cierto modo, es el blog que me hubiese gustado desarrollar, pero como ya existe y viendo que tienes el talento y la sensibilidad para llegar a tanta gente , prefiero poner mi granito de arena para que Kurioso siga siendo esa ventana desde donde tanta gente contemplamos con curiosidad y asombro ese inmenso mundo que cada una de tus entradas nos brinda..

    Mucho éxito y un saludo.

    Responder
  7. Una historia muy interesante y, como siempre, magníficamente narrada. Un cariñoso saludo 🙂

    Responder
  8. wochi

     /  diciembre 20, 2008

    Muy interesante y emocionante toda la historia que nos relatas en tu post. Me vas a obligar a escribir GCS 😉
    Un cariñoso saludo

    Responder
  9. te felicito por las notas y el transfondo que tienen ,son tambien muy originales,te sigo en bitacoras, te vote y te llevo a mi blog ,segui asi sos un ejemplo a seguir,te envio un abrazo lleno de amor y luz desde israel.

    Responder
  10. me alegra muchisimo leer cosas como estas. un ejemplo.

    Responder
  11. moises saragusti

     /  diciembre 20, 2008

    REALMENTE ESTE ARTICULO ME EMOCIONO.
    FELICITACIONES

    Responder
  12. maliciapress

     /  diciembre 19, 2008

    con más gente así todo iria mejor, gran historia.

    —————————-
    http://maliciapress.wordpress.com/

    Responder
  13. Que capo. Sólo hace falta ganas de investigar y ayudar a la gente, más el interés de los que pueden aportar el dinero, que siempre es lo más difícil de conseguir.

    Responder
  14. Esther

     /  diciembre 19, 2008

    “Pero si todos nos damos media vuelta y decimos: “oh, hay demasiados obstáculos”, entonces nunca se conseguirá hacer nada.”.. esto lo resume todo y es lo que más me ha gustado 🙂

    Responder
  1. Las chicas radiactivas « Kurioso
  2. PulsarBlog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: