“Alguien tendrá que matar a mi abogado…”


Pocas personas tienen la desgracia de saber con certeza la hora exacta en la que van a morir. Saber cuando van a dar su último suspiro o pronunciar sus últimas palabras. Con esa presión han sido ejecutados en E.E.U.U 1.165 condenados a muerte desde que se reinstauró la pena capital en 1976. Esta es una recopilación personal de los epitafios, últimas palabras  o ‘last statement‘ más interesantes que muestran la presión, el dolor, la ira, el arrepentimiento e incluso el humor de los condenados o primeros en abandonar para siempre el patíbulo.

electric-chairEjecución en silla eléctrica en el penal de Sing-Sing (Nueva York). Foto de William Weyde. Fuente

Muchos de los epitafios son utilizados por los reos como medicina (placebo) de redención y suelen redactarse desde la “ira calmada” del que no espera sino sólo su propia muerte. Algunos suspiran clemencia, los más,  arrepentimiento y otros suplican el perdón de un Dios que sólo conocieron en el corredor de la muerte. Pero lo que busca la mayoría es acabar con la deshumanización de sus actos pasados y dar, en el mismo momento de su muerte,  algo de sentido a sus vidas.

George Harris

harris-g-hearsay-110706“Alguien tendrá que matar a mi abogado”

George Harris, ejecutado en Missouri el 13 de Septiembre de 2000 por el asesinato de Hank Willoughby en una disputa de armas. George siempre alegó defensa propia y echó las culpas a su abogado de su condena.


Thomas Grasso

grasso-hearsay-092106“Por favor, contad a la prensa que no me han servido mi ración de Spaguetti, ¡Quiero que toda la prensa lo sepa!

.
Thomas Grasso, ejecutado en Oklahoma el 20 de Marzo de 1995.  En la comida anterior a su ejecución no aparecieron los famosos spaguettis de Campbell’s que pidió como última voluntad.

.

.

Westley Allan Dodd

Westley_Allan_Dodd“Una vez me preguntó alguien, no recuerdo quién, si habría alguna manera de detener a los delincuentes sexuales. Le dije que no. Evidentemente me equivoqué”

.
Westley Allan Dodd, ejecutado en Washington el 5 de enero de 1993 por abusar sexualmente y matar a dos niños de 11 años. Westley tenía un dilatado historial de abusos a menores que comenzó cuando tenia sólo 14 años con sus propios primos.  Sus fantasías se fueron cargando de violencia conforme se hizo adulto.
.
.

.Michael Richard

richards2“Let’s Ride” (Vamos a volar -con la inyección letal-)

.
Michael Richard, ejecutado con inyección letal en Texas el 25 de Septiembre de 2007 por matar, violar y robar a Marguerite Dixon en su propia casa. La ejecución todavía se recuerda debido a problemas de procedimiento, ya que la apelación  (propuesta el mismo día de la ejecución) no llegó a tiempo por 20 minutos al tribunal de Texas debido un fallo informático.

.

Richard Wade Cooey II

1124cooey“Vosotros no habéis prestado atención a todo lo que yo he dicho durante los últimos 22 años. ¿Por qué coño vais a prestar atención a lo que tengo que decir ahora?”

.

Richard Wade Cooey II, ejecutado en Ohio el 14 de octubre de 2008 por matar, violar y robar a dos mujeres. Su última comida fue:

Un bistec de ternera con salsa, patatas fritas y aros de cebolla. Cuatro huevos duros sobre dos tostadas con mantequilla. Una pinta de Helado, un pastel de ‘garra de oso’ y un Mountain Dew.

.

[…]

El papel de la disculpa de los condenados a muerte ha sido estudiado por dos científicos canadienses (Judy Eaton y Anna Theuer) mediante un valoración de los últimos epitafios en el estado de Texas desde 1982. Casi un tercio de los delincuentes ofrecen una disculpa, en general, a la familia de la víctima. Además, estas disculpas se vincularon con otros indicios de remordimiento y  sinceridad, como pidiendo perdón y mostrando empatía. La investigación sugiere que tanto las víctimas y los delincuentes pueden beneficiarse psicológicamente cuando el delincuente ofrece una disculpa y muestra cierto remordimiento.

.

lethal-injectionSi te condenan a una inyección letal ¿Esterilizan antes las agujas”. Fuente

.

William Mitchell

mitchell-hearsay-110106“Hace algunas hora Wayne Snow (Alcaide) me comentó que no tenía posibilidad de redención alguna. Lo único que quiero decirle ahora a Wayne es que me bese el culo. Hasta siempre”.

.

William Mitchell, ejecutado en Georgia el 1 de septiembre de 1987 por asesinar a un niño de 14 años y herir a su madre en un atraco a una tienda de comestibles.

.

Christina Marie Riggs

riggs-hearsay-120406“No hay palabras para expresar lo que siento por haber quitado la vida a mis hijos. Ahora puedo volver con mis niños como siempre había querido.”

. Christina Marie Riggs, ejecutada en Arkansas el 3 de Mayo de 2000 por el asesinato de sus dos hijos , mientras dormían, en su casa de Sherwood.

.

David Lawson

lawson-hearsay-090806“Siento de verdad y me arrepiento de haber matado a Wayne Shinn, espero que el estado de Carolina alguna vez se arrepienta de haberme matado a mi también.”
.
David Lawson, ejecutado en Carolina del Norte el 15 de Junio de 1994
.

David Wayne Woodruff

woodruff-hearsay-091906“No estamos aquí para celebrar un evento social. Estamos aquí para contemplar un asesinato”

.

David Wayne Woodruff, ejecutado en Oklahoma el 31 de Enero de 2002

.

Douglas Roberts

roberts-hearsay-090806“Cuando me muera, enterradme bien profundo, con unos altavoces a mis pies, unos auriculares en mis orejas y ponedme Rock’ Roll. Algún día nos veremos en el cielo.”

. Douglas Roberts, ejecutado en Texas el 20 de Abril de 2005 por el secuestro, robo y asesinato de un hombre de 40 años de edad. Robert era un consumidor de cocaína desde los 10 años. Convenció a sus abogados para que no presentaran la apelación en derecho como una forma de poner fin a la soledad y aislamiento del ‘ataúd de cemento’ que suponía para él el corredor de la muerte.

.

Jeffery Doughtie

727doughtieDurante casi nueve años, he estado pensando en la pena de muerte, de si es correcta o incorrecta, y no he encontrado ninguna respuesta coherente. Pero no creo que el mundo sea un lugar más seguro o mejor sin mí. Si me querían castigar deberían haberme matado al día siguiente, en lugar de matarme 9 años después. Ahora no me afecta de la misma manera. He tenido tiempo para prepararme, para decirle adiós a toda mi familia y  para dejar mi vida donde necesitaba estar. “

. Jeffery Doughtie ejecutado en Texas el 16 de Agosto de 2001 por matar con una tubería de metal a dos ancianos en su tienda de antigüedades porque éstos rehusaron darle dinero para sus drogas.

.

Bobby Ramdass

ramdass-hearsay-110706“Los Redskins Jugarán la Super Bowl.”

. Bobby Ramdass fue ejecutado en Virginia el 10 de Octubre de 2000 por el robo y posterior asesinato del encargado de una tienda Mohammad Kayani. Su pasión por el fútbol americano y los Redskins de Washington le llevaron a pronosticar en su última declaración la participación de su equipo en la siguiente  Super Bowl. Se equivocó

.

Pedro Muñiz

muniz-hearsay-120406“Quiero que sepas que yo no maté a tu hermana. Si quieres saber la verdad, y crees merecer saber la verdad, contrata a tus propios detectives”

Pedro Muñiz fue ejecutado en Texas el 19 de Mayo de 1998 por el asesinato de un estudiante de 19 años Janis Bickham de la Universidad de Georgetown. Su última comida fue una clásica hamburguesa con patatas.



.

.

Ejecutados que eran Inocentes.

Es muy complicado saber, a ciencia cierta, el número de condenados y ejecutados que eran realmente inocentes de los casi 2.000 ajusticiados en Estados Unidos hasta la fecha. Muchos acusados han sido víctimas de negligencias judiciales, falsos testimonios e identificaciones erróneas. Los tribunales no suelen entender de las demandas de inocencia cuando el acusado está ya bajo tierra. Según la organización “Death Penalty  Project” 124 personas que permanecían en el corredor de la muerte (con sentencia firme)  han logrado demostrar su inocencia y evitar su ejecución desde la reinstauración de la pena capital. A continuación dos de los muchos casos que cuentan con suficientes evidencias para exonerar culpas, que no vidas, pues fueron ejecutados antes de encontrarse las pruebas.

Carlos De Luna.

luna

“Quiero decir que no tengo rencores. No odio a nadie. Amo a mi familia. Que todos los chicos del corredor de la muerte mantengan la fe y no se rindan.”


Carlos De Luna fue ejecutado en Texas el 7 de Diciembre de 1989 por el apuñalamiento de Wanda López en 1983. En 2006, una investigación del “Chicago Tribune” encontró nuevas evidencias que demostraron que Carlos no fue el asesino de Wanda López.

.

Lena Baker

Lena_Baker“Todo lo que hice fue en legítima defensa. No tengo nada en contra de nadie. Estoy preparada para encontrarme con mi Dios.”


Lena Baker una Afroamericana madre de tres hijos fue ejecutada en la silla eléctrica el 5 de marzo de 1945 por el asesinato de Ernest Knight, un hombre blanco que la hirió antes en una disputa. Baker fue detenida, juzgada y sentenciada a muerte en apenas unas horas por un jurado compuesto sólo por hombres blancos. 60 años más tarde la Junta de Indultos del estado de Georgia otorgó el perdón a los herederos de su memoria.

.

Fuentes y enlaces

La noticia de la existencia de esa base de datos con todas las últimas declaraciones de ‘patibulares’ la encontré en Digg.  Me puse luego a buscar más fuentes y encontré selecciones interesantes en el New York Times y aquí. El estado de Texas tiene la lista completa con todas las declaraciones de los casi 400 reos ejecutados en los últimos 25 años, pero sin filtrar es demasiado ‘espesa’. De ahí saqué  sólo alguno interesante. La base de datos más importante y con todas las ejecuciones desde 1976 la podéis encontrar aquí. Algunos de los casos de ejecutados que luego se demostraron ‘no culpables’ podéis verlos aquí.

Si te ha interesado esta entrada, no deberías perderte:

-Niños encadenados. Historias enlazadas.

-La novia cadáver.

-..y Mambrú volvió de la guerra.

.

menéame si te pareció interesante y mira más comentarios. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

twitTwitea esta entrada o sigue el Twitter de Kurioso . Gracias!


Valentina. La niña que dormía entre los muertos.


Se cumplen ahora 15 años del genocidio de Ruanda. Una marca indeleble de infamia en el corazón del medro humano. Valentina Iribagiza tiene ahora  27 años y es ejemplo vivo de la memoria de aquella barbarie. Valentina, con 12 años, fue una de las escasas supervivientes tutsis de la matanza de Nyarubuye. Sobrevivió a los machetazos hutus y permaneció escondida entre más de 2.000 cadáveres en la Iglesia del pueblo durante 43 días; mimetizando un hilo de vida entre el hedor a muerte y el odio racial e irracional que emborrachó a toda una nación.

07

Cráneos de tutsis asesinados en el interior de la iglesia de Nyarubuye (hoy memorial). Fuente

.

Valentina vivía con sus padres y seis hermanos en Nyarubuye, una tranquila aldea al sureste de Ruanda. Hasta principios de los 90 la convivencia entre las etnias hutus u tutsis se basaba en el respeto simbiótico heredado de siglos de enfrentamientos y polémicas sin sentido. Los hutus no olvidan las afrentas de los antepasados tutsis quienes protagonizaron en el siglo XVI diversas campañas militares para acabar con los príncipes hutus y colgar sus genitales en los tambores de guerra que luego tronaban por todo el país.

“En 1993, todo cambió. Estabas en clase, por ejemplo, y la gente te preguntará si eras tutsi. Siendo sólo un niño,  no lo entiendes, y  terminas por decir que sí. A partir de entonces, eras intimidado, especialmente por los niños hutus mayores, que te quitaban tus cosas y te amenazan”. Valentina Iribagiza

Extracto traducido de una entrevista a Valentina. Fuente

.

El asesinato del presidente Habyarimana y el avance del Frente Patriótico Ruandés desencadenó el derrame de odio e inquina por toda Ruanda. Empezaron las matanzas y la quema de casas por parte de las milicias hutus, obligando a un desplazamiento masivo de personas hacia campos de refugiados situados en la frontera con los países vecinos. Valentina y su familia se resguardan en la iglesia de Nyarubuye al cobijo de una inmunidad ficticia junto con 2.000 tustis y hutus moderados.

“El viernes 15 de abril llegaron los asesinos, encabezados por Sylvestre Gacumbitsi , el alcalde de mi ciudad. Reconocí a muchos de mis vecinos hutus entre los más de 30 hombres que rodeaban la iglesia. Llevaban  cuchillos y machetes […] Primero nos pidieron  entregar dinero, diciendo que aquellos que pagaran se librarían de la muerte. Pero después de coger el dinero  les dieron muerte a todos . Comenzaron entonces a arrojar granadas. Vi a un hombre reventado volado por los aires, en trozos. Decían que éramos serpientes y que para matar a las serpientes tenían que romper la cabeza. […]” Valentina Iribagiza

NYC27442

Libro Bautismal sobre cama de huesos humanos en la iglesia de Nyarubuye. Fuente

.

Esa tarde (15 de Abril de 1994) comenzó la carnicería en la Iglesia. Por la noche desaparecieron los asesinos pero volvieron al día siguiente, y al siguiente, y al siguiente… con más refugiados y los machetes entre los dientes. Más de 10.000 personas murieron en Nyarubuye; unos 2.000 cuerpos descansaban en la Iglesia.

Valentina, siguiendo el instinto maternal, se había escondido entre aquellos cadáveres, junto a su madre y fingió estar muerta. Antes de eso había recibido muchos golpes, un profundo hachazo en la cabeza y le habían seccionado cuatro dedos de la mano derecha. La sangre y la calma eran el mejor de sus disfraces y, a la postre, lo que le salvó la vida.

iglesia

Iglesia de Nyarubuye (Hoy memorial del genocidio) lugar de la matanza. Fuente

.

Cuatro días estuvo apenas sin moverse, aguantando la respiración al menor movimiento y siempre arropada por los cuerpos de su propia familia y  bebiendo el sucio agua de lluvia de abril que se colaba por las heridas de la propia iglesia. Presa del pánico, sus escasos movimientos eran calculados al compás del silencio del enemigo.

” […] Era muy tarde, alrededor de las 2:00 am, cuando los hutus regresaron […] Si encontraban a alguien con vida, le aplastaban la cabeza con piedras. Vi como golpeaban (una contra otra) las cabezas a dos hermanos conocidos hasta su muerte […]. Uno de ellos pisó mi cabeza. Agitó su pie para ver si yo estaba viva. Dijo, “Esto está muerto”, y se fue. Viví entre los muertos por un largo tiempo. Por la noche, los perros venían a comerse los cuerpos. Una vez noté que el perro se estaba comiendo a alguien a mi lado. Le tiré algo y huyó mientras los soldados vigilaban el perímetro para que nadie escapara. Me escondí en una dependencia más pequeña y con menor número de cadáveres. Ahí es donde dormité y aguanté durante 43 días.” Valentina Iribagiza

Valentina pasó su cuarentena más difícil entre cadáveres, amparada por la muerte que tanto temía. Su cobijo y su defensa  eran los cuerpos putrefactos de toda la comunidad junto a la que había crecido y a la que seguía viendo día a día, pero ahora con los párpados ya caídos para siempre.

valentine2Valentina Iribagiza poco después de ser rescatada y unos años más tarde. Fuente

.

El poco alimento que recibía se lo entregó algún que otro niño sano, pero también escondido, en las inmediaciones de la iglesia y que aprovechaban su clandestinidad para llevar a su compañera frutos silvestres y semillas maduras del campo.

Su cuerpo, maltratado a golpes y heridas (apenas se podía arrastrar), se iba descomponiendo en vida, infestándose de larvas, piojos y toda la herrumbre que precede a la muerte. Con mucha dignidad y consciencia, esperaba  el acecho del más temido de los tránsitos; al fin y al cabo nada podría ser peor que aquel infierno. Se consolaba.

A la mañana del cuatrigésimo tercer día un soldado de la Interahamwe
que entró a reconocer la iglesia se topó, en un descuido, con una Valentina viva pero seminconsciente y demacrada. La levantó con una sola mano y dijo : Ha llegado tu hora. Te voy a ahorcar y dejar en el mismo sitio”. El único resquicio de suerte en la vida de Valentina ocurrió cuando más lo necesitaba. Un grupo de militantes del FPR, acompañados de un soldado francés, interrumpió la maniobra del salvaje y rescató a la niña de su última batalla, a desventaja,  con la muerte. Se la llevaron a Kibungo, donde pasó más de seis meses en el hospital recuperándose de las terribles heridas.

¡¡Valiente Valentina!!

.

Fuentes y enlaces.


1944331.47Estaba preparando otra crónica sobre el genocidio y me topé aquí, de casualidad, con la historia de
Valentina. Inmediatamente me cautivo su coraje y decidí aparcar para otra ocasión el otro relato. No hay muchas imágenes de Valentina pero si dos  documentales de los que extraje el vídeo que ilustra el post (ver en youtube) . Otras fuentes, además de las ya enlazadas,  para el servicio de documentación aquí, aquí, aquí y aquí.

.

Si te ha interesado esta entrada, no deberías perderte:

-Poon Lim o la soledad del náufrago que sobrevivió 133 días a la deriva en una balsa.

-Hakani. La niña que nació de la tierra

-Fitzcarraldo y el barco que subió una montaña.

.

menéame si te pareció interesante. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

twitTwitea esta entrada o sigue el Twitter de Kurioso . Gracias!

“Perdóname por haberte quitado la vida. Simplemente estaba entrenado para ello”


.

En 1967, con tan solo 18 años, el cabo Richard Luttrell se topó con un joven soldado del NVA (Ejército regular de Vietnam del Norte) en mitad de la espesa jungla asiática. Tras un duelo de miradas y balazos la muerte decidió escoger a su adversario. Richard recogió de entre los efectos personales una pequeña fotografía del joven vietnamita con su hija que le acompañaría en su tormento obsesivo durante toda su vida. 33 años más tarde el compungido militar consigue reunirse con aquella niña  para pedir perdón y devolverle la insólita foto. Esta es la historia.

.

Impresionante el encuentro (minuto 2.15) de un soldado arrepentido y la hija de su víctima

.

Recién licenciado en la 101 división de la aerotrasportada del ejército Norteamericano, Richard Luttrell aterriza en Chu Lai, Vietnam como otros tantos miles de jóvenes americanos engatusados por una bandera y ciegos de patriotismo. A los pocos días ya está haciendo frente a la guerrilla con la inexperiencia que daban las urgencias militares de aquel conflicto. Su primer encuentro con un soldado de Vietnam del Norte marcaría el resto su vida.

“Hacía calor, como siempre. Era como llevar una capa en una sauna. No tenía ni idea de que mi primer enemigo estaba a pocos metros de distancia. De repente, veo a mi izquierda un soldado de la NVA en cuclillas con su Ak-47 mirándome. La muerte estaba a un solo latido y tenía que tomar una decisión. Nos miramos durante una eternidad hasta que ambos disparamos […]” Richard Luttrell para la NBC

No fue el último disparo, pero si su primer muerto. El fin de su ingenuidad. El principio de la carrera por su supervivencia. Richard Luttrell abandonó Vietnam poco después víctima de una herida incapacitante y con la mochila llena de miedos y horribles historias. También llevaba una fotografía tamaño sello que le recordaría para siempre lo cruel y arbitrario que es el destino de un soldado.

Richard Luttrell llevó (en secreto) la minúscula foto en su cartera durante más de 22 años. Se convirtió en su obsesión oculta  ya que mantenía la humanidad de aquella mirada del hombre que mató, lo más cerca de su corazón. ¿Y por qué no fui yo?, se preguntaba continuamente. Hasta que no pudo más.

Foto que acompaño al solado Richard Luttrell durante media vida

Foto que acompaño al solado Richard Luttrell durante media vida

.

Cuando terminó de construirse el Memorial para los Veteranos de Guerra del Vietnam en Washington, Richard Luttrell peregrinó (buscando el consuelo a su tormento) para dejar la foto acompañada de una carta pegada en el mítico muro:

“Estimado Señor, hace veintidós años que llevo su imagen en mi cartera. Tenía sólo dieciocho años de edad aquél día que nos enfrentamos en los senderos de Chu Lai. ¿Por qué no fuiste tú el que te llevaste mi vida?. Nunca lo sabré.  Día tras día miro la foto con tu hija y el sentimiento de culpa me quema el corazón y las entrañas. Perdóname por haberte quitado la vida. Simplemente estaba entrenado para ello…”

Pero el desahogo público no fue suficiente y Richard volvió al poco tiempo para recoger su foto y comenzar lo que consideró debiera ser la redención  personal definitiva a su martirio. ¿Como encontrar entre 80 millones de vietnamitas a la hija de un soldado muerto con tan solo una foto del tamaño de una moneda?. Un cúmulo de circunstancias devolvieron la confianza en el destino que un día perdió el ofuscado soldado Richard.

Un íntimo periodista publicó la historia en algún periódico local y alguien se la mandó al embajador de Vietnam en Washington D.C. Éste envió personalmente el conmovedor relato a un contacto periodista del mayor periódico de Hanoi; que publicó una reseña con copia de la foto encabezado con la pregunta ¿Conoce usted a esta chica?. El resto fue obra de la ventura y de la tradición asiática por envolver todo tipo de alimentos con papel de periódico.

Pasado un largo tiempo, un anciana reconoció la foto de aquél soldado en la envoltura de un pescado y localizó a la ‘niña’ en una aldea cercana. El destino estaba ya escrito y Lan Trong Ngoan, la niña que acompaño 33 años en su pecho al soldado Richard aceptó el desafío del perdón.El perdón es la venganza de los buenos y ella es, en realidad, la verdadera protagonista. El resto de la historia, en el vídeo de su encuentro.

.

Fuentes y enlaces

RichardLuttrellEl vídeo lo descubrí en reddit. Encontré el nombre del soldado con una búsqueda inversa. El mejor artículo sobre esta apasionante historia lo podéis encontrar aquí. Otras fuentes aquí y aquí. La foto es una ampliación de un fotograma del documental completo para la NBC que podéis ver aquí.

.


.

Si te ha interesado esta entrada, no deberías perderte:

-..y Mambrú volvió de la guerra.

-Probablemente el anuncio de televisión más polémico de la historia

.

menéame si te pareció interesante. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

Técnicas de exterminación de arrastradoras fecales mediante reciclaje Teflónico.


.

Breviario gráfico e inédito sobre los últimos avances científicos en la erradicación de plagas de Arrastradoris fecalis’

.

Exter_fecal.

.

.

Si te ha interesado esta entrada, no deberías perderte:

-¿Cómo contarían hoy los medios un Golpe de Estado como el del 23F?

-El relicario pagano.

-Desubicados.

-Sexo y Arquitectura.

-El alegato del excremento.

.

menéame si te pareció interesante. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

El hombre que atravesó una montaña.


.

Cuando la tozudez se mezcla con la avaricia fabrica historias para la memoria. William Schmidt, alias “el burro”, era un minero seducido por la fiebre del oro que emigró con lo puesto al desierto de Mojave en busca de fortuna. La codicia y el miedo a los robos por compartir rutas con otros aventureros le llevaron a cavar, él solo, un pasadizo en la montaña directo a la fundición comunal. 38 años tardó en horadar , en secreto, 800 metros de una galería que se convirtió en monumento a la intrepidez amén de legado para generaciones incrédulas.

.

burro_y_tunel

William Henry Schmidt y el interior del “Burro Tunnel”. Fuente

.

William Henry Schmidt nació en Woonsocket, Rhode Island, en enero de 1871. Con tan solo 24 años contrajo la misma tuberculosis que había matado a seis de sus hermanos. El médico le echó un semestre más de vida si no cambiaba de aires lo antes posible. Con ello, W. H. Schmidt decidió aventurarse al Gran Desierto de California buscando bajas humedades y nuevos aires como excusa para conquistar su ‘Dorado’ particular.

A finales de 1890 Schmidt se encontraba trabajando para la Kern County Land Co. en Bakersfield, California. Una de las grandes corporaciones de suelo y minas que explotaban el hierro de la zona. Al principio, la enfermedad de Schmidt traducía en ineficacia su rentabilidad en el trabajo. Poco a poco, la sequedad del ambiente fue moderando su tuberculosis y le permitió desvincularse del trabajo por cuenta ajena para alimentar su particular fiebre dorada.

.

entrada_tunel

Estado actual de la entrada del “Burro Tunnel”. Fuente

.

En 1906, durante su estancia en la Kern, Schmidt descubrió varios yacimientos auríferos en la ‘Copper Mountain‘, un macizo de 3.750 metros situado en Summit County, Colorado. Después de solicitar los respectivos permisos  de explotación personales se trasladó, con lo puesto, a la cercana localidad de Garlok, en la montaña negra de “El Paso” (California) para establecer el campamento base de su atrevida empresa. Era el último pueblo antes de alcanzar la soledad, 32 kilómetros más arriba.

Para llegar a su yacimiento tenía que atravesar un estrecho desfiladero (‘Last Chance Canyon‘ o Cañón de la última oportunidad) sólo apto para personas y animales de carga. Schmidt adoptó dos Burros abandonados (de ahí su apodo) que fueron su única compañía durante muchos años.  Schmidt amaba la soledad, y no le importaba trabajar y vivir en el infierno si con ello podía anhelar riquezas antes soñadas pero nunca vistas.

.

1199tunnel

Vista aérea de la montaña que atraviesa el “burro Tunnel”. Fuente

.

La minería del oro era una labor muy solitaria e ingrata, con suma competencia y de requerimientos muy obstinados. Una vez evaluado en el desierto el yacimiento y sus posibilidades (normalmente en localizaciones inhóspitas) lo importante era calibrar las rutas de abastecimiento de agua y provisiones y el camino más corto a la fundición y a los compradores de mercancía. El problema era que Schmidt se hallaba a más de 30 (duros) kilómetros de núcleo habitado. Distancia insalvable con periodicidad. Pero la acumulación de pepitas y enseres no era recomendable por los continuos asaltos y pillaje que reinaba en las cuencas de explotación.

Por ello (el) Burro Schmidt, después de asentarse en su filón durante dos años en los cuales construyó una mini cabaña (1902) con maderas secas y retales mineros; decidió tomar un atajo en su ruta hacia el destino. ¿Por qué no trazar, en secreto, un túnel directo hasta el otro lado de la montaña evitando el peligroso desfiladero?

La excavación comenzó, con apenas un par de martillos y un viejo pico, en 1900 cuando Schmidt contaba ya con 29 años y se prolongó durante 38 años hasta mediados de 1938 (66 años). Jack y Jenny (los burros) fueron sus únicos compañeros durante años pero, debido a su pésimo estado, ni siquiera colaboraron con la extracción de escombros, siendo estos sacados en su totalidad por el único  ‘Burro’ que quedaba.

.

40sburro

William Henry Schmidt sentado a las puertas de su cabaña. Fuente

.

El túnel tenía (y tiene)  una altura de 1,80 metros y su con una anchura de hasta 5 metros (en algún tramo) para una longitud total de casi 800 metros. Al final la altura del túnel es menor conforme las fuerzas y la columna de su escultor iban decayendo por la edad. Recto en su totalidad amén de un par de codos al final como buscando desesperadamente la salida. No necesitaba apeos de madera pues estaba escavado en roca pura.  La dureza extrema de sus paredes requería de dinamita para poder horadarlas en condiciones. Schmidt sacrificó parte de sus rendimientos en el avituallamiento de explosivos, pero éstos escaseaban y nunca fueron suficientes para reventar la roca con garantías. Cuentan sus legatarios que, conforme el túnel era más profundo, las explosiones eran cada vez más peligrosas porque solían pillar a Schmidt dentro de la galería, incapaz (por las cortas mechas) de correr lo suficiente para escapar de la onda expansiva.

.

schmidtcabina

Estado actual de la cabaña de William Henry Schmidt . Fuente

.

Conforme pasaba el tiempo la empresa de atravesar la montaña se transformó en una obsesión. Dedicaba más tiempo a la galería que a la extracción del oro. El empeño de Burro Schmidt por abrir a la luz el otro extremo del pasadizo era sólo comparable al tamaño de su soledad y su iniciativa, por incomprendida, ayudó a forjar la leyenda.  La temperatura constante en el interior  (unos 22ºC ) convertían el túnel en el mejor de los refugios frente a las duras condiciones del desierto (50º C) y Schmidt acostumbraba a vivir y pernoctar, pico en mano, en el extremo más profundo de su obra.

.

schmidtcabin1a

Interior (detalle)  de la cabaña de William Henry Schmidt . Fuente

.

‘Burro’ Schmidt se perdió, durante su encierro, la Primera Guerra Mundial , la gran caída de la bolsa y la posterior depresión. Su desgracia y desdicha fue la llegada, en 1930, del ferrocarril para cubrir por el cañón la ruta que él mismo pretendía salvar con su túnel. Incomprensiblemente y herido en su orgullo (el) ‘Burro’ Schmidt continuó 8 años más hasta ver culminado su sueño.

Calculando volumétricamente y a posteriori la cantidad de roca extraída de la galería; los investigadores han concluido que Burro’ Schmidt extrajo en total 5.800 toneladas de piedras; unos 450 kilogramos al día, de media,  durante los 38 años que duró tan singular desafío. Más de 70.000 horas de trabajos forzados.

‘Burro’ Schmidt murió en enero de 1954 con 83 años e inconsciente de su hazaña. Su cabaña y el túnel (en medio de la nada) se conservan intactos custodiados hasta hace muy poco por una vieja y enigmática funcionaria del estado que (re)vivió en soledad los viejos fantasmas que asolaron la mente del bueno de Schmidt. Cerca  de la (intacta) cabina que construyó Schmidt , la señora Tonie Seger reparte anecdotario mientras se pueden observar los destartalados instrumentos de hace más de 70 años mezclados con revistas modernas y viejos papeles  que forran las paredes protegiendo del mismo calor que sufrió en su día el señor William Henry Schmidt alias “El burro”.

Un paseo por el “Burro Tunnel” (sonido censurado por vete-a-saber-qué)

.

Fuentes y enlaces.

La historia la encontré en la fantástica Futility Closet, hay cantidad de fuentes donde encontrar información como aquí, aquí, aquí, aquí y aquí. También en Flickr hay muchas fotos de turistas que visitan la zona. Y aquí la web oficial del “Burro Tunnel”. Tonie Seger, la última cuidadora del complejo, murió en 2003 a los 95 años.  De forma espontánea y como prenda a sus 40 años al servicio de curiosos, los turistas le han dedicado este extraño monumento póstumo.

Si te ha interesado esta entrada, no deberías perderte:

-La prisión de hielo.

-La mujer que subió a un árbol para evitar su tala y no bajó en dos años.

-La mujer que caminó más de 40.000 Km por la paz.

-La anciana que movió una casa.

.

menéame si te pareció interesante. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

Una ironía que salvó un millar de vidas.


.

“Van a ser trasladados por las SS, esa gran organización caritativa al servicio de los refugiados judíos, así que no tienen por qué preocuparse”.

Con estas palabras el oficial y miembro del partido nazi Karl Plagge despidió a los judíos exiliados en el campo de trabajo que regentaba ante la llegada inminente de las fuerzas alemanas de exterminio. El breve discurso de Karl (en presencia de oficiales de las SS) supuso la desbandada y el ocultamiento sigiloso de un millar de judíos que lograron dar esquinazo a sus ejecutores. Sólo conociendo los antecedentes de esta historia puede comprenderse la importancia irónica de aquella breve alocución.

El comandante Karl Plagge. Fuente: vilnaguetto.com

El comandante Karl Plagge. Fuente: vilnaguetto.com

Karl Plagge ha recibido mayores reconocimientos que Oskar Schindler por su pericia e inteligencia en la labor de salvamento y protección de cientos de judíos refugiados en la Lituania ocupada durante la Segunda Guerra Mundial. No sólo eso; Karl luchó, desde dentro, contra la doctrina racista y principios hitlerianos con la inteligencia y sagacidad que le daba su puesto en la jerarquía Nazi. Su armonía con los trabajadores judíos que alistó para su campo explica no solo la famosa ironía que les salvó la vida sino la defensa a ultranza que éstos hicieron en los juicios sumarísimos de la posguerra.

Karl Plagge nació el 10 de julio de 1897 en Darmstadt, Alemania. Fue un veterano de la Primera Guerra Mundial que acabó, por inercia, alistándose en el partido nacional socialista antes de que las medidas antisemitas y exterminadoras copasen su doctrina. Nunca se perdonó tan magno error y siempre reconoció que no pago contribución alguna durante su militancia. Su lucha interna contra los principios del movimiento le trajo infinitos problemas con la autoridad del partido y minó siempre su prometedora carrera.

HKP_562_1HKP 562 en Vilnius. El campo de trabajo dirigido por Karl plagge.Fuente: vilnaghetto.com

HKP 562 en Vilnius. El campo de trabajo dirigido por Karl Plagge.Fuente: vilnaghetto.com

.

En julio de 1941, en su primer contacto con la segunda gran guerra, el comandante Karl fue destinado al frente oriental al mando de la unidad de ingeniería HKP562, que se encargaba del mantenimiento de las unidades motorizadas terrestres del ejército alemán. Su campo de trabajo y reparación se estableció en Vilnius (Lituania). A su llegada el oficial descubrió con horror la existencia del gueto judío y todas las atrocidades genocidas que, si bien barruntaba, no había contemplado con sus propios ojos. Sintiéndose responsable, en aquel mismo momento comprendió que su misión, bordeando los límites de la traición para no descubrirse, debería encaminarse a salvar a aquellas gentes de la barbarie de su propio partido.

Para todo ello (al igual que el famoso Schindler) el comandante prevaricó de sus obligaciones utilizando los recursos de los opresores para beneficio del oprimido. Karl Plagge reclutó para su ‘taller de reparaciones’ a cientos de judíos rescatados del gueto y empleados a su servicio. Los salvoconductos y certificados otorgaban protección a los trabajadores hombres, sus mujeres y hasta dos de sus hijos. En ellos se resaltaban que eran ‘imprescindibles y cualificados’ especializados en ingeniería y automoción. Algunos de los alistados (como bien reconocería el investigador de las hazañas de Plagge, el doctor Michael Good) “No sabían ni enroscar una bombilla” o “se dedicaban a zurcir malamente las medias de los soldados”.

Vilna Ghetto gate

El gueto judío de Vilnius. Detalles de la entrada y su interior. Fuente y Fuente

.

Karl Plagge logró completar, en varios meses, más de 250 expedientes que salvaron la vida a más de un millar de judíos rescatados del genocidio  y exterminio en el gueto de la ciudad. Pero no puedo evitar que, el 27 de marzo de 1944, durante su ausencia por intendencia, las fuerzas de las SS entraran en su campo y ejecutaron una “Aktion Kinder“; reunieron a todos los niños y los condujeron a la muerte. A su vuelta Karl, envuelto en odio y responsabilidad, trasladó su campo de trabajo sin la connivencia del partido a las afueras de Vilnius y así poder tener más control sobre sus refugiados y las visitas ‘inoportunas’.

En las nuevas instalaciones el comandante se encargaría personalmente de establecer los nuevos protocolos de trabajo y condiciones laborales de sus (esclavos) empleados. Los turnos se redujeron, los trabajos se asignaron según condiciones físicas, las raciones de alimentos aumentaron y , en definitiva, se intentó dar un trato suficientemente justo y humano a los que, paradójicamente, trabajaban por cuenta de sus exterminadores. Todo ello  alimentó  la empatía  de los empleados por su valedor, el comandante Karl Plagge. Además, el nuevo organigrama fue implementado bajo la dificultad añadida de la presencia de soldados y funcionarios alemanes que ejercían el control informativo de las instalaciones.

Street scene in Vilna Ghetto 2

El gueto judío de Vilnius (Vilna) hoy. Fuente

.

En el verano de 1944 los soviéticos del Ejército Rojo ya merodeaban a las afueras de Vilnius. La presión que ejercía su presencia sobre las autoridades alemanas se transmitía rápidamente al campo. Los prisioneros sabían que las SS iban a limpiar el campamento antes de entregarlo a las fuerzas aliadas. En consecuencia muchos de ellos se dedicaron a  preparar escondites subterráneos o escudriñando recovecos en los barracones para permanecer ocultos durante el servicio de limpieza y así saltarse la temida ‘fumigación nazi’. Pero cualquier escondite era ineficaz sin saber cuando era el momento de utilizarlo. Necesitaban una señal y sólo un hombre podría dársela:

“Van a ser trasladados por las SS, esa gran organización caritativa al servicio de los refugiados judíos, así que no tienen por qué preocuparse”

.

Fuentes y enlaces

Un nuevo chivatazo de mi amigo cabovolo generó el interés por esta historia. Me gustó la idea de empezar a contarla por el final, generando la duda por su ironía y así poder ponerse en el pellejo de aquellos que sufrieron y comprendieron bien las palabras de el genial Karl Plagge. Hay que señalar que no todos los judíos ‘captaron’ la ironía del comandante; y un tercio de sus integrantes fueron ejecutados por las fuerzas nazis antes de entregar el campo. El comandante se retiró después de la guerra a su ciudad natal; Darmstadt. Fue juzgado en los sumarios de posguerra pero las declaraciones de cientos de judíos implicados le exoneraron de penas. Murió en paz y tranquilidad en su patria en el año 1957.  Homenajeado post-mortem varias veces por la comunidad judía.  Otras fuentes del servicio de documentación aquí, aquí, aquí y aquí (pdf).

Si te ha interesado esta entrada, no deberías perderte:

-La historia del médico que salvó a 8.000 judíos simulando una epidemia.

-El largo y tortuoso camino al colegio de los niños palestinos

-Los niños que vivieron y dibujaron el Holocausto

-Fuga de Auschwitz: La aventura que salvó más de 120.000 vidas.

.

menéame si te pareció interesante. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

A %d blogueros les gusta esto: