¿Renunciarías a todo para comenzar de nuevo con tan sólo 18 euros?


¿Abandonarías a tu familia, a tus mejores amigos, tu casa y tu fantástica televisión de plasma para construirte una nueva vida con lo puesto?. ¿Dejarías atrás tus viejas amistades, tu impresionante teléfono móvil y todo aquello que has logrado desde que naciste para comprobar si eres capaz de volver al mismo nivel de vida que abandonas?. Prescindirías de la codicia del consumismo imperante para demostrar si realmente mereces lo que tienes ahora?… Adam Shepard (Greensboro, North Carolina USA, 1982) decidió comprobar experimentalmente el ‘ahora’ tan denostado ‘Sueño Americano’ lanzando el siguiente desafío:

Voy a empezar casi literalmente de la nada, con un saco de dormir, una bolsa vacía de deportes, 25 dólares, y lo puesto. Cogeré el tren, y éste me conducirá a algún lugar seleccionado al azar en el sureste de Estados Unidos que no esté en mi estado natal de Carolina del Norte. Tengo 365 días para dejar de ser un ‘sin-techo’ y convertirme en un miembro “regular” de la sociedad. Después de un año, para que mi proyecto pueda ser considerado exitoso, tengo que poseer un automóvil operable, vivir en un apartamento amueblado (solo o con un compañero de habitación), tener 2500 dólares en efectivo, y, lo más importante, estar en disposición de mejora con posibilidad de iniciar mi propio negocio […]

Adam puso, además, algunas normas básicas para el desafío: No podía mendigar ni pedir dinero ni créditos, no debería dormir en la calle y en general contravenir cualquier norma de convivencia cívica. No podía usar la agenda, ni sus contactos anteriores para solicitar ayuda. Y, sobre todo y la más polémica regla, no podía utilizar su formación académica y título universitario (Merrimack College, 2006) para encontrar empleo.

La experiencia de Adam y el posterior libro “Scratch Beginnings. 2008” (Partiendo de cero) que acaba de editarse, han convulsionado la sección más ecléctica de la sociedad norteamericana. La trascendencia de su historia y el debate sugerido por los resultados de su interesante reto han inspirado y aleccionado a una nueva generación de jóvenes con poco rumbo y mucha rumba. Kurioso ha tenido la ocasión de entrevistar y compartir con Adam Shepard los flecos de esta apasionante historia.

24 de julio de 2006. Adam se dispone a abandonar su hogar con los bolsillos tan vacíos de dinero como llenos de ambición. Su madre está mucho más nerviosa que él mientras su hermano está deseando su marcha para hacerse con la habitación y la ropa que Adam dejará libre, al menos, los próximos 365 días. Sus amigos piensan, directamente, que Adam se volvió loco.

En su camino ferroviario a cualquier parte del este, Adam le da vueltas a los orígenes de su aventura. Todo nació en la escuela superior al leer el interesante libro de Barbara EhrenreichNickel and Dimed (2002)” (titulado en castellano “Por cuatro duros: Cómo (no) apañárselas en EE.UU.”) una feroz crítica al sistema laboral mediante una investigación sobre las condiciones laborales de las clases más desfavorecidas. Barbara también eligió el camino de la demostración empírica experimentando ella misma, las carencias, vejaciones y disposiciones de varios de los puestos de trabajo del americano de clase baja. Las conclusiones fueron desalentadoras. Tan desalentadoras y pesimistas que Adam eligió también el camino de la respuesta activa. Tenía que demostrar de alguna forma lo incierto de aquellos argumentos.

Destino aleatorio: Charleston (Carolina del Sur). La séptima ciudad más peligrosa de los estados Unidos. En su primera noche, tras deambular por los suburbios buscando respuestas, Adam es abordado por varios mendigos, casi recibe una soberana paliza por alguien que equivocadamente le acusó de estar pidiendo limosna. Era el comienzo de los 70 días más duros de la aventura.

.

.- ¿Qué ha cambiado en tu forma de pensar cuando ahora ves un grupo de indigentes por la calle?

Ahora que he vivido esta experiencia, sigo teniendo algunos de los sentimientos que tiene un ‘hombre de la calle’, aunque ahora les veo con más compasión ya que sé que cada uno tiene, sin duda, una interesante historia que contar. No les doy limosna, sé que la mayoría de las veces ese dinero no se usa de forma digna, pero a menudo, directamente, les compro algo de comer.

.

Los siguientes 2 meses los pasó en el refugio municipal aprendiendo y apreciando lo más básico en la supervivencia de los ‘sin techo’. Entre sarna, alcohol, desidia y pereza subsistió su ambición e instinto por alcanzar los objetivos marcados. Para hacer creíble su historia a los compañeros que preguntaban por sus orígenes, Adam fabricó su propia leyenda. Su Madre, drogadicta, le había echado de casa y tras su infructuosa visita al padre alcoholizado y maltratador había dado con sus huesos en el albergue. Comenzó, con todo tipo de dificultades, trabajando a destajo por 4 dólares la hora  en los más variados y despojos laborales que le ofrecían en la agencia de empleo. Sacando la calculadora como nunca la había hecho para aprovechar hasta el último centavo.

.- ¿Llegaste a identificarte con tu nuevo ‘status’ social o tenías siempre la sensación de estar inmerso en un experimento sociológico, una especie de ‘vacaciones trabajando’?.

Yo me adapté e integré a mi nueva vida mucho antes de lo que pensaba. Es interesante apreciar cómo empecé a utilizar la misma terminología y diálogos que mis compañeros, y empecé también a desarrollar algunos de sus mismos hábitos.

Más que eso, sin embargo, es la increíble similitud entre los chicos con los que convivía y trabajaba, y yo. Eran chicos parecidos a mí, sin una educación, o una visión, o tal vez sin el impulso para salir y cambiar sus vidas.

.

A los 70 días a Adam le surge la oportunidad de habitar un vetusto y diminuto ático sobre el piso de uno de los clientes para el que trabajó de jardinero arrancando la mala hierba de su propiedad. La suerte, guiada por su obstinada actitud, estaba cambiando.

Fue entonces cuando trabajando de eventual en una empresa de mudanzas conoció a Derrick Hale, un compañero de fatigas y, desde entonces inseparable, que resultó ser la fuente de inspiración del proyecto de Adam. Junto al hermano de Derrik, llamado cariñosamente Bubble Gum, Adam pudo compartir obligaciones y alquilar juntos su primer piso. La convivencia no fue nada fácil. Mientras Adam era eminentemente práctico y luchaba por ahorrar lo suficiente para comprar la furgoneta con la que poder trabajar, BG gastaba su sueldo en cerveza, mujeres y lotería mientras dejaba de participar en los gastos comunes de la casa y mantenimiento del reciente adquirido vehículo. BG estaba paralizado por su comportamiento destructivo y esto enfurecía y reafirmaba los propósitos de Adam. Todo ello trajo la tensión a la casa hasta que Adam se ganó el respeto, por su actitud, de BG.

.- ¿Cómo fueron las amistades de tu experiencia?, ¿Qué fue de Derrick?, ¿Alcanzó su sueño Americano?

He conservado varias amistades del desafío, lo que hizo que todo valiese la pena. El libro es realmente secundario, lo importante fue la experiencia personal y la oportunidad de conocer a toda esa gente. No fue fácil para mí hacer las maletas y dejar atrás el proyecto cuando se completó, ya que había hecho grandes amigos. Hablo con Derrick y Omar regularmente, y a BG le va bastante bien. Estas amistades las guardo para el resto de mi vida, y estoy muy orgulloso de haberlos conocido.

Tomé una foto mientras yo estaba en Charleston, con Derrick y BG (la furgoneta y el apartamento). Elegí no gastar mi tiempo tirando fotos a fin de no dar la sensación de ser un periodista de mi propia vida. Derrick está viviendo ahora su sueño americano, definitivamente. Él tiene esposa y una hija, una hermosa casa, un buen trabajo, y, lo más importante, es un gran tipo. En este momento, estamos trabajando juntos los detalles para la financiación de su propia empresa de mudanzas.

.

.- ¿Cuál fue el mayor momento de flaqueza durante el desafío?

Hubo algunos momentos difíciles, eso seguro. Caí enfermo, me rompí el dedo del pie, no sabría que decirte… Pero el desafío era tan grande que incluso todo el mundo (¡digo todo el mundo!) hubiera sido capaz de enfrentarse a cualquier adversidad y obligado a tomar una decisión para luchar contra ella. Si hubiera abandonado cuando me puse enfermo o resulté herido, habría derrotado los propósitos de la actitud que yo estaba tratando de representar.

Así que este viaje supuso siempre un gran reto, sin duda, pero enfrentándome a él todos los días era la forma de hacerlo mío y de nadie más.

.

.- ¿Cómo cambia la visión de la realidad después de una experiencia como la tuya?

Ahora tengo mucho más aprecio por todo lo que poseo, por cada dólar que gasto. Incluso cuando estaba inmerso en el proyecto, me daba cuenta la cantidad de cosas que he tenido gratis durante toda mi vida. Y así, ahora más que nunca, reconozco lo afortunado que soy, y valoro mejor todas esas pequeñas banalidades.

A menudo miro hacia atrás con orgullo y una enorme sonrisa en mi cara. Esta fue, seguramente, la mayor experiencia de mi vida, y nunca voy a olvidar las lecciones que he aprendido y el nuevo reconocimiento que tengo.

.

A los 10 meses de comenzar la aventura Adam Shepard había cumplido sobradamente sus objetivos. Disponía de un hogar lo suficientemente confortable para habitar, una furgoneta de 1000 dólares que se arrancaba con un destornillador, había conseguido ahorrar otros 5000 más y, sobre todo, tenía el futuro encaminado y orientado al éxito laboral y personal. Por el camino había dejado a amigos dispuestos a cumplir cualquier reto que se le pusiera entre manos y a personajes nacidos y criados en una cultura de dependencia, fracaso y abandono que encuentran mucho más difícil levantarse a sí mismos y ponerse en pié para salir de la pobreza.

.

.- ¿Cuál es el legado que quieres dejar con tu experiencia, la enseñanza o lección a jóvenes como tú de diferentes culturas?

Sin duda existe un legado aquí, pero creo que es un legado que se vive todos los días, millones de veces por una amplia variedad de norteamericanos, y no necesitamos “Scratch Beginnings” (partir de cero) para saber que podemos alcanzarlo.

Sin embargo, una generación más joven está perdiendo los valores que han hecho a los EE.UU. una nación tan grande (a manos de la tecnología y los medios de comunicación y la necesidad de contar con una casa grande, bonita ropa, y un coche caro), y es por lo que creo que esta historia es tan relevante. Ofrece la oportunidad de recordar a las nuevas generaciones: ¡Oye, no es tan difícil! Es la mejor forma de decirles que son afortunados.

Creo que cada persona tiene la capacidad de crear su propia historia viviendo mi desafío. Por supuesto, es justo decir que uno aspira a alcanzar, como poco, lo mismo que dejó atrás. Pero eso no significa necesariamente que si vienes de una familia adinerada puedas conseguir lo mismo, y viceversa. Hay una estadística interesante en los Estados Unidos. El 85% de los millonarios son millonarios de primera generación. Es decir, crearon su abundancia por su propia iniciativa. Pienso que es una buena idea establecer una cultura de la responsabilidad personal, que cada persona reconozca que sus vidas están en sus propias manos. Si no, comenzaremos a ver a la gente confiar demasiado en terceros (el gobierno, por ejemplo) en lugar de actuar con sensatez y entusiasmo.

Lo que es realmente especial para mí, sin embargo, son los emails que me llegan desde todas partes del mundo diciendo: ¡Espera. Nosotros tenemos nuestro propio sueño aquí también! en las Filipinas, en China, en Australia o en Europa. El sueño americano es un ‘sueño global’, como yo lo veo, y dentro de un sistema que proporciona una amplia gama de libertades a sus ciudadanos, las posibilidades son infinitas si tienes actitud positiva.

Con 25 o 25.000 dólares, cada uno tiene la oportunidad de dar el siguiente paso en su vida, a construir su ‘Scratch Beginnings’. Algunos de nosotros elegimos abrazar y tomar responsabilidad sobre nuestro futuro, mientras que otros no lo hacen. Es emocionante pensar que mientras estamos en ello podemos compartir esa actitud con nuestro prójimo.

Me gustaría ‘oír’ la opinión de tus lectores, Kurioso. Incluso para cualquier duda que surja estoy dispuesto a colaborar en los comentarios.

Entrevista a Adam Shepard para “The Today Show” en la NBC. [ENG]

Fuentes, referencias y enlaces:

La historia la encontré (inédita en castellano) buscando la traducción al inglés del giro: “partiendo de cero”, entre algunas fuentes, me encontré con un fantástico libro, su web, otras entrevistas y una estupenda lección de vida que contar, archivada queda en mi baúl de retos y desafíos de hombres interesantes y trabajadores por un mundo mejor.

Quiero dar personalmente las Gracias a Adam, por la infinita paciencia que ha tenido con las preguntas de un servidor, por la copia de ejemplar de su libro que recomiendo encarecidamente y por la foto tan íntima y personal que ha querido compartir con nosotros. Un tío que ha removido las entrañas de holgazanes y ociosos para demostrar que el camino al éxito pasa, sobre todo, por el esfuerzo y la ambición personal en un contexto de igualdad de oportunidades. Y todo con 26 tacos recién cumplidos. ¡Joder que sana envidia!. Felicidades y Chapeau Adam!


menéame si te pareció interesante. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

Si te ha gustado esta historia, seguro te interesan: “El desafío de los 100 objetos” y “Un año entre basura y gusanos”

Deja un comentario

65 comentarios

  1. gustavo

     /  noviembre 11, 2010

    Me gusta esta pagina es el primer dia que lo leo y lla casi me acabo la pagina wed, parece que estoy leyendo la revista de selecciones

    Responder
  2. Daniel

     /  junio 2, 2010

    Kurioso excelente blog..hoy después de casi dos años de la entrada lo estoy leyendo..Sólo decir que si bien Adam tenía “una red” “una colchoneta” en caso de “fracasar” y evidentemente aún no “usufructuando” su título universitario,sí “obtuvo” beneficios del mismo y de su formación cultural..;está claro que el mensaje que deja el PROYECTO es que con decisión y fuerza de voluntad puedes cambiar tu estrella.

    “Si tienes un montón de ganas” puedes hacer “lo que quieras” ?? No lo sé…

    ” Pero puedes subir Varios Escalones!!” Si llegas al objetivo,genial!..si no, estarás satisfecho por haberlo intentando y felicitarte porque gracias a que un día lo decidiste Hoy estás Mejor y Más cerca de la Meta y Más lejos de la “planta baja” .

    Responder
  3. Daniela K.C.

     /  mayo 5, 2009

    Me ha llegado la historia en un momento clave de mi vida, tengo 20 años y estoy a punto de salir ya de la universidad. Tengo tantos proyectos para mi vida, que en si solo se traducen en unas inmensas ansias de hacer de mi historia de vida lgo mejor.

    Tengo ganas de lanzarme a la vida a ver que me pasa, a ver que sucede si tengo plantearme un camino en absoluta soledad. Ya veremos que hago más adelante, mientras tanto agradezco la historia, pues me es de gran ayuda para ordenar al menos mi mente llena de ideas.

    un abrazo desde Chile 🙂

    Responder
  4. greysson

     /  enero 12, 2009

    Pues que maravilloso. yo mismo llegue a españa con solo 100 dolares en el bolsillo, es cierto que me quede a dormir en casa de un colega, pero yo no tenía documentacion que me permitiera conseguir un trabajo, y yo mismo no poseía un titulo que me valiera en españa estando yo en situacion irregular y NO TENIA VUELTA ATRAS, por que lo que tenia lo cambie por un billete de avion que me trajo hasta acá. esta bien se le ocurro hacer esa aventura antes de a mi escribir mi autobiografia. Hoy en dia me encuentro en la espera de la nacionalidad esapñola y como la mayoria de los ciudadanos de este país me encuentro con hipotecas letras familia y casí que en el paro pero ya me integré. gracias

    Responder
  5. Menuda falacia y publicidad yanki, curioso en un país con la mayor tasa de pobres de occidente, donde la gente se muere a la puerta de los hospitales privados que no pueden pagar (“por una mera cuestión de actitud” según Kurioso). Claro, un chico blanco y con formación universitaria ha conseguido salir adelante y con bastante suerte como reconoce en la entrevista ¿y si le hubiera ido mal? ¿hubiera publicado el “no fui capaz”? esto es pura filosofía, nos enteramos de que el árbol hace ruido en el bosque al caer porque estamos ahí, y nos hemos enterado de esta historia porque la ha salido bien, pero EL SUEÑO AMERICANO NO ES POSIBLE

    Responder
    • Dann Winter

       /  septiembre 11, 2010

      Koke, gente como tu hacen que las cosas mas sencillas sean sumamente dificiles y en un gran porcentaje: IMPOSIBLES.
      Primero, Creo que tu vida jamas hecho realidad un sueño porque a todo le ves algo de Yanki. Segundo. a todo lo que pas al parecer quieres darle el tinte de filosofia.
      Cuantos años tienes? 12?, 13?…

      Responder
  6. Javier

     /  noviembre 12, 2008

    En primer lugar, enhorabuena por el blog, que considero el más interesante de los que conozco, y del que sólo hay que lamentar que no tenga contenidos nuevos cada día.
    Respecto a esta historia, me parece que la mayoría de la gente de mi generación la ha vivido en algún momento, con la diferencia de haber empezado la aventura con los 500€ para alquilar una habitación al principio. Me refiero, en mi caso, a la aventura (que no es nada del otro mundo) de irte a trabajar a Inglaterra, donde tampoco conoces a nadie, y necesitas conseguir un trabajo lo antes posible para poder seguir pagando el sitio donde duermes, ya que trajiste dinero únicamente para el primer mes. Aquí, por mucho que hables de tu título universitario no le dan valor, y necesitas comenzar a trabajar en lo que sea para asumir esos pagos. Lo que está claro es que una vez consigues el trabajo (en mi caso fue lavando platos), el nivel de vida en este país es tan alto que puedes ahorrar la cantidad que quieras para comprarte un coche o iniciar cualquier negocio. En mi caso, la anécdota curiosa fue que cuando me pagaron a las tres semanas de estar trabajando, y ya sólo me quedaban 7 libras, resultó que me pagaron con un cheque y que no podía cobrarlo hasta la semana siguiente. Supongo que yo tenía un espíritu similar al de esta persona porque tampoco llamé a mis padres para que me mandaran dinero, y fui alimentandome a base de pasta, arroz, huevos y salsa de tomate, y conseguí cobrar el primer sueldo

    Responder
  7. Pilar L.

     /  octubre 10, 2008

    Yo me quedo alucinada, aunque lo creo posible porque he leido El Secreto y este chico tambien lo debe haber leido y haber puesto en práctica, cosa que yo no he hecho todavia. Os animo a leerlo.

    Responder
    • Dann Winter

       /  septiembre 11, 2010

      Pilar… Dudo que el haya leido ese libro o visto el video.
      Sin embargo el secreto lo llevamos dentro todos, solo que algunos no saben como sacarlo

      Responder
  8. Kurioso:

    Felicidades en general por tu bitácora.

    La entrada es interesante, pero lamento (porque parece que no te hace mucha gracia) tener que declararme del lado de los que dicen que, sin menoscabo del mérito que se le puede reconocer a Adam, su caso no sirve mucho como para “demostrar” que si “tienes un montón de ganas” puedes “hacer lo que quieras”.

    Ya se han señalado puntos importantes, como que:

    1. En realidad no renunció a nada. Simplemente hizo el experimento de “qué pasa si…”, pero si uno de esos días le hubiera dado por mandar todo a la porra, no le habría pasado nada. Quienes están realmente en esa situación NUNCA han tenido esa opción. No podemos soslayar eso.

    2. Desde luego es imposible que se olvide de todas las formas de pensamiento que provee el tener una educación universitaria. No usó su título EXPLÍCITAMENTE, pero sí muchas cosas que aprendió en los ocho (o más) años adicionales que estuvo recibiendo educación formal en comparación con quienes tienen que hacer ese camino de verdad y no “para ver que sí puedo”.

    3. Si solamente bastara armarse de “un resto de ganas” (= muchas ganas, expresión mexicana) para triunfar en la vida, entonces estamos dando por sentado todo aquél que vive en la miseria está así por su propia decisión, o por falta de ella. No me parece que sea una comparación justa y sí me suena más bien a la propaganda de la clase alta de un sistema basado en clases para justificar sus privilegios, legítimos o no.

    Son mis apreciaciones. Si me vas a preguntar en dónde estaba yo a los 24, tendré que decirte que trabajando ocho horas diarias para pagarme la universidad (de principio a fin).

    Saludos a todos.

    Responder
  9. y tu como haces para escribir unas entradas tan largas?

    Responder
  10. ojotuerto

     /  octubre 6, 2008

    Gracias por el blog. Lo importante de esta entrada es además de demostrar algo, el esfuerzo posterior. No confundir con el “Buscarse la vida a lo mendigo”. Cuantos hay por ahí que CONTRA LA GUERRA DE IRAK, lo que han hecho es COLOCARSE EN EL AYUNTAMIENTO. a chupar del bote……….el tema es intentar vivir sin sangrar a nadie en un vive y deja vivir. Esto tampoco es menos impuestos y gastos públicos, si a un informático o a un cirujano deben estar en lo público, pero cuantos sopla gaitas, administrativos, asesores, y conserjes hay que enchufar,,,,,,,,,,,,,,,,,

    Responder
  11. dumbotron

     /  octubre 4, 2008

    Para poder partir de cero, primero hay que llegar a cero. En Sevilla, donde yo vivo, hay gente que vive por debajo de cero, lo cual es casi literal en los inviernos crudos.

    Sin la herramienta de la cultura no vas a ningún lado, sólo serás capaz de divagar, o sencillamente moverte en el círculo de la pobreza, lo cual no es vivir , sino sobrevivir, como los personajes de Dickens, por supuesto.

    Por lo demás, excelente artículo.

    Responder
  12. enrique

     /  octubre 4, 2008

    estuvo bien , pero es cierto todo fue una farsa x que tu sabías que en cualquier momento podrías regresar a tu vida de glamour y cuando lo vives en realidad , no hay otra vida , y eso es lo que frustra tu cerebro y es algo con lo que tienes que combatir también ,,,,,, de todos modos lo que hiciste fue muy valiente …….. buena aventura , eso fue una aventura

    Responder
  13. Me encanto la historia y creo que me gustaría imitarla.
    Como hago para encontrar un apoyo para un reality con este concepto.

    Responder
  14. necotheone

     /  octubre 4, 2008

    Siempre es muy interesante lo que se puede lograr con muy poco
    Es como aquel que habia conseguid una casa con un clip…
    Gran post! felicidades! 😉

    Responder
  15. Excelente, una gran historia y estoy seguro que de algún modo me conseguiré el libro… es realmente impresionante como premia la vida el esfuerzo, como dicen por ahí “Querer es Poder” y da lo mismo si es que tenía la posibilidad de volver a su antigua vida y todo, lo importante es que si quieres puedes, aunque no tengas otra posibilidad si te esfuerzas y tienes ambición que es lo más importante, las cosas se pueden lograr.

    Mis felicitaciones a Adam y a Kurioso.

    Responder
  16. chapasgranada

     /  octubre 4, 2008

    Me parece una gran historia como alguien de la nada buscandose las castañas solo puede llegar a tener lo que se precie, yo hice algo parecido y aun estoi en ello, aunque empece con algo mas pero me voi recuperando y ya tengo piso compartido y todo, mi idea fue montar este blog:
    http://www.nomedeslachapa.wordpress.com

    Y poco a poco ir labrandome algo para independizarme.

    Un 10 a la historia y al blog 😀

    Responder
  17. Alejandro Lobo Sagre

     /  octubre 4, 2008

    Sin hacer alusión directa a comentaristas de este excelente blog, resumo mi opinión al respecto: 1. Óscar Cañón en un suramericano que tenía un excelente empleo para ir detrás de su sueño: recorrer a toda América en su bicicleta. Después de viajar más de 30 mil km por todos los países de América del Sur, ahora recorre desde Alaska y viene por Costa Rica, le auguro, como ahora la tiene, reconocimiento y fama por su sueño (ver http://www.sobre2ruedas.com ). 2. Más del 90% de las personas tienen pensamiento de subdesarrollo: se amarran a un empleo que no estiman por que no es lo suyo, a una vida que no les pertenece, simplemente por que la masa puede más que el carácter.. 3. Conseguir ser lo que se quiere es cuestión de voluntad, hagan el reto de seguir lo que de verdad quieren conseguir y dénse sólo 3 años de su valiosa existencia y verán los resultados… al final podremos ver seres humanos más felices

    Responder
  18. Jor

     /  octubre 4, 2008

    La historia del chico éste está muy bien, una buena lectura para un sábado por la mañana. Inspirador.
    Creo que el detalle que le separa a él (estadounidense jóven, preparado, con familia y amigos) de, permitidme la licencia, ellos (tercermundo, jóven, sin estudios, con familia que manterner y amigos que están igual que tú) es el miedo a perder (o que te quiten) lo poco que tienes, lo que te permite mantener a tú familia.
    Para no tener ése miedo, aparte de tener carácter, tienes que vivir en una sociedad que te permita no tenerlo.
    Resumiendo, que sí, que tener actitud es muy importante para progresar en la vida, pero también vivir en una sociedad que no te meta palos en los radios. Y en los países del tercer mundo éso es dificil. Joder, es difícil hasta en España…

    Responder
  19. La Historia de Adam es una historia de inspiracion que nos ayuda a reflexionar sobre nuestras vidas apresuradas, creo que asi nos detendremos y mejoraremos nosotros mismos nuestra forma de proceder ante las dificultades.

    Saludos!

    Responder
  20. Momo:

    No te quedes en la comparación de Adam con los que carecen de su educación. ¡Claro que es imposible desprenderse de su experiencia!..¡Por supuesto tenía detrás el colchón de una vida cómoda esperando!. Su reto es consigo mismo, con sus variables y sus limitaciones. Pero tuvo los huevos de echarse a la calle…¿lo harías tú?. Y, a través de su experiencia, alienta de alguna forma a los que están en dificultades. Cuando Usaian Bolt ganó los 100 metros lisos en las olimpiadas sirvió también de ejemplo a los miles de atletas paralímpicos que participaron después. ¡Todos quieren ser Usaian Bolt!. Óscar Pistorius ganó posteriormente los 100 metros con casi dos segundos más que Bolt. Pero gracias a su esfuerzo y entrenamiento se llevó también la misma medalla de oro que Bold…jugaba en otra liga…pero también ganó!! y estaba igual o más feliz que Bolt.

    Cuál es el error de Adam. ..¿tener una familia detrás que le invalida su reto personal?. ¿escribir un libro contando su experiencia?.. ¿ganar dinero con un proyecto cuanto menos original?.. Reflexionar y pensar donde estabaís vosotros con 24 años.

    Por favor Momo no nos prives de tu opinión si eso nos ayuda a reflexionar a todos. En la expresión está también la lucha!!..

    Responder
  1. Regalar 50.000 euros al millón de españoles más pobres, no parece una buena idea | Contactollanos
  2. El Emprendedor Total « Madrid – Sevilla
  3. Simplemente algo… « Diego…. Mis ocurrencias…
  4. meneameland episodio 4 - cibervidente | meneameland
  5. Los sábados, inCompany (0020) · InternalComms
  6. Partiendo de cero. Adam Shepard, 25 dólares y la vida por delante | El Blog Alternativo
  7. Software Libre y Cooperación » Blog Archive » La historia del domingo
  8.   Se acabó la semana 42 de 2008 by apúf!
  9. Solaria
  10. Comenzar con 25$ « Travesía de La Garbanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: