¿Renunciarías a todo para comenzar de nuevo con tan sólo 18 euros?


¿Abandonarías a tu familia, a tus mejores amigos, tu casa y tu fantástica televisión de plasma para construirte una nueva vida con lo puesto?. ¿Dejarías atrás tus viejas amistades, tu impresionante teléfono móvil y todo aquello que has logrado desde que naciste para comprobar si eres capaz de volver al mismo nivel de vida que abandonas?. Prescindirías de la codicia del consumismo imperante para demostrar si realmente mereces lo que tienes ahora?… Adam Shepard (Greensboro, North Carolina USA, 1982) decidió comprobar experimentalmente el ‘ahora’ tan denostado ‘Sueño Americano’ lanzando el siguiente desafío:

Voy a empezar casi literalmente de la nada, con un saco de dormir, una bolsa vacía de deportes, 25 dólares, y lo puesto. Cogeré el tren, y éste me conducirá a algún lugar seleccionado al azar en el sureste de Estados Unidos que no esté en mi estado natal de Carolina del Norte. Tengo 365 días para dejar de ser un ‘sin-techo’ y convertirme en un miembro “regular” de la sociedad. Después de un año, para que mi proyecto pueda ser considerado exitoso, tengo que poseer un automóvil operable, vivir en un apartamento amueblado (solo o con un compañero de habitación), tener 2500 dólares en efectivo, y, lo más importante, estar en disposición de mejora con posibilidad de iniciar mi propio negocio […]

Adam puso, además, algunas normas básicas para el desafío: No podía mendigar ni pedir dinero ni créditos, no debería dormir en la calle y en general contravenir cualquier norma de convivencia cívica. No podía usar la agenda, ni sus contactos anteriores para solicitar ayuda. Y, sobre todo y la más polémica regla, no podía utilizar su formación académica y título universitario (Merrimack College, 2006) para encontrar empleo.

La experiencia de Adam y el posterior libro “Scratch Beginnings. 2008” (Partiendo de cero) que acaba de editarse, han convulsionado la sección más ecléctica de la sociedad norteamericana. La trascendencia de su historia y el debate sugerido por los resultados de su interesante reto han inspirado y aleccionado a una nueva generación de jóvenes con poco rumbo y mucha rumba. Kurioso ha tenido la ocasión de entrevistar y compartir con Adam Shepard los flecos de esta apasionante historia.

24 de julio de 2006. Adam se dispone a abandonar su hogar con los bolsillos tan vacíos de dinero como llenos de ambición. Su madre está mucho más nerviosa que él mientras su hermano está deseando su marcha para hacerse con la habitación y la ropa que Adam dejará libre, al menos, los próximos 365 días. Sus amigos piensan, directamente, que Adam se volvió loco.

En su camino ferroviario a cualquier parte del este, Adam le da vueltas a los orígenes de su aventura. Todo nació en la escuela superior al leer el interesante libro de Barbara EhrenreichNickel and Dimed (2002)” (titulado en castellano “Por cuatro duros: Cómo (no) apañárselas en EE.UU.”) una feroz crítica al sistema laboral mediante una investigación sobre las condiciones laborales de las clases más desfavorecidas. Barbara también eligió el camino de la demostración empírica experimentando ella misma, las carencias, vejaciones y disposiciones de varios de los puestos de trabajo del americano de clase baja. Las conclusiones fueron desalentadoras. Tan desalentadoras y pesimistas que Adam eligió también el camino de la respuesta activa. Tenía que demostrar de alguna forma lo incierto de aquellos argumentos.

Destino aleatorio: Charleston (Carolina del Sur). La séptima ciudad más peligrosa de los estados Unidos. En su primera noche, tras deambular por los suburbios buscando respuestas, Adam es abordado por varios mendigos, casi recibe una soberana paliza por alguien que equivocadamente le acusó de estar pidiendo limosna. Era el comienzo de los 70 días más duros de la aventura.

.

.- ¿Qué ha cambiado en tu forma de pensar cuando ahora ves un grupo de indigentes por la calle?

Ahora que he vivido esta experiencia, sigo teniendo algunos de los sentimientos que tiene un ‘hombre de la calle’, aunque ahora les veo con más compasión ya que sé que cada uno tiene, sin duda, una interesante historia que contar. No les doy limosna, sé que la mayoría de las veces ese dinero no se usa de forma digna, pero a menudo, directamente, les compro algo de comer.

.

Los siguientes 2 meses los pasó en el refugio municipal aprendiendo y apreciando lo más básico en la supervivencia de los ‘sin techo’. Entre sarna, alcohol, desidia y pereza subsistió su ambición e instinto por alcanzar los objetivos marcados. Para hacer creíble su historia a los compañeros que preguntaban por sus orígenes, Adam fabricó su propia leyenda. Su Madre, drogadicta, le había echado de casa y tras su infructuosa visita al padre alcoholizado y maltratador había dado con sus huesos en el albergue. Comenzó, con todo tipo de dificultades, trabajando a destajo por 4 dólares la hora  en los más variados y despojos laborales que le ofrecían en la agencia de empleo. Sacando la calculadora como nunca la había hecho para aprovechar hasta el último centavo.

.- ¿Llegaste a identificarte con tu nuevo ‘status’ social o tenías siempre la sensación de estar inmerso en un experimento sociológico, una especie de ‘vacaciones trabajando’?.

Yo me adapté e integré a mi nueva vida mucho antes de lo que pensaba. Es interesante apreciar cómo empecé a utilizar la misma terminología y diálogos que mis compañeros, y empecé también a desarrollar algunos de sus mismos hábitos.

Más que eso, sin embargo, es la increíble similitud entre los chicos con los que convivía y trabajaba, y yo. Eran chicos parecidos a mí, sin una educación, o una visión, o tal vez sin el impulso para salir y cambiar sus vidas.

.

A los 70 días a Adam le surge la oportunidad de habitar un vetusto y diminuto ático sobre el piso de uno de los clientes para el que trabajó de jardinero arrancando la mala hierba de su propiedad. La suerte, guiada por su obstinada actitud, estaba cambiando.

Fue entonces cuando trabajando de eventual en una empresa de mudanzas conoció a Derrick Hale, un compañero de fatigas y, desde entonces inseparable, que resultó ser la fuente de inspiración del proyecto de Adam. Junto al hermano de Derrik, llamado cariñosamente Bubble Gum, Adam pudo compartir obligaciones y alquilar juntos su primer piso. La convivencia no fue nada fácil. Mientras Adam era eminentemente práctico y luchaba por ahorrar lo suficiente para comprar la furgoneta con la que poder trabajar, BG gastaba su sueldo en cerveza, mujeres y lotería mientras dejaba de participar en los gastos comunes de la casa y mantenimiento del reciente adquirido vehículo. BG estaba paralizado por su comportamiento destructivo y esto enfurecía y reafirmaba los propósitos de Adam. Todo ello trajo la tensión a la casa hasta que Adam se ganó el respeto, por su actitud, de BG.

.- ¿Cómo fueron las amistades de tu experiencia?, ¿Qué fue de Derrick?, ¿Alcanzó su sueño Americano?

He conservado varias amistades del desafío, lo que hizo que todo valiese la pena. El libro es realmente secundario, lo importante fue la experiencia personal y la oportunidad de conocer a toda esa gente. No fue fácil para mí hacer las maletas y dejar atrás el proyecto cuando se completó, ya que había hecho grandes amigos. Hablo con Derrick y Omar regularmente, y a BG le va bastante bien. Estas amistades las guardo para el resto de mi vida, y estoy muy orgulloso de haberlos conocido.

Tomé una foto mientras yo estaba en Charleston, con Derrick y BG (la furgoneta y el apartamento). Elegí no gastar mi tiempo tirando fotos a fin de no dar la sensación de ser un periodista de mi propia vida. Derrick está viviendo ahora su sueño americano, definitivamente. Él tiene esposa y una hija, una hermosa casa, un buen trabajo, y, lo más importante, es un gran tipo. En este momento, estamos trabajando juntos los detalles para la financiación de su propia empresa de mudanzas.

.

.- ¿Cuál fue el mayor momento de flaqueza durante el desafío?

Hubo algunos momentos difíciles, eso seguro. Caí enfermo, me rompí el dedo del pie, no sabría que decirte… Pero el desafío era tan grande que incluso todo el mundo (¡digo todo el mundo!) hubiera sido capaz de enfrentarse a cualquier adversidad y obligado a tomar una decisión para luchar contra ella. Si hubiera abandonado cuando me puse enfermo o resulté herido, habría derrotado los propósitos de la actitud que yo estaba tratando de representar.

Así que este viaje supuso siempre un gran reto, sin duda, pero enfrentándome a él todos los días era la forma de hacerlo mío y de nadie más.

.

.- ¿Cómo cambia la visión de la realidad después de una experiencia como la tuya?

Ahora tengo mucho más aprecio por todo lo que poseo, por cada dólar que gasto. Incluso cuando estaba inmerso en el proyecto, me daba cuenta la cantidad de cosas que he tenido gratis durante toda mi vida. Y así, ahora más que nunca, reconozco lo afortunado que soy, y valoro mejor todas esas pequeñas banalidades.

A menudo miro hacia atrás con orgullo y una enorme sonrisa en mi cara. Esta fue, seguramente, la mayor experiencia de mi vida, y nunca voy a olvidar las lecciones que he aprendido y el nuevo reconocimiento que tengo.

.

A los 10 meses de comenzar la aventura Adam Shepard había cumplido sobradamente sus objetivos. Disponía de un hogar lo suficientemente confortable para habitar, una furgoneta de 1000 dólares que se arrancaba con un destornillador, había conseguido ahorrar otros 5000 más y, sobre todo, tenía el futuro encaminado y orientado al éxito laboral y personal. Por el camino había dejado a amigos dispuestos a cumplir cualquier reto que se le pusiera entre manos y a personajes nacidos y criados en una cultura de dependencia, fracaso y abandono que encuentran mucho más difícil levantarse a sí mismos y ponerse en pié para salir de la pobreza.

.

.- ¿Cuál es el legado que quieres dejar con tu experiencia, la enseñanza o lección a jóvenes como tú de diferentes culturas?

Sin duda existe un legado aquí, pero creo que es un legado que se vive todos los días, millones de veces por una amplia variedad de norteamericanos, y no necesitamos “Scratch Beginnings” (partir de cero) para saber que podemos alcanzarlo.

Sin embargo, una generación más joven está perdiendo los valores que han hecho a los EE.UU. una nación tan grande (a manos de la tecnología y los medios de comunicación y la necesidad de contar con una casa grande, bonita ropa, y un coche caro), y es por lo que creo que esta historia es tan relevante. Ofrece la oportunidad de recordar a las nuevas generaciones: ¡Oye, no es tan difícil! Es la mejor forma de decirles que son afortunados.

Creo que cada persona tiene la capacidad de crear su propia historia viviendo mi desafío. Por supuesto, es justo decir que uno aspira a alcanzar, como poco, lo mismo que dejó atrás. Pero eso no significa necesariamente que si vienes de una familia adinerada puedas conseguir lo mismo, y viceversa. Hay una estadística interesante en los Estados Unidos. El 85% de los millonarios son millonarios de primera generación. Es decir, crearon su abundancia por su propia iniciativa. Pienso que es una buena idea establecer una cultura de la responsabilidad personal, que cada persona reconozca que sus vidas están en sus propias manos. Si no, comenzaremos a ver a la gente confiar demasiado en terceros (el gobierno, por ejemplo) en lugar de actuar con sensatez y entusiasmo.

Lo que es realmente especial para mí, sin embargo, son los emails que me llegan desde todas partes del mundo diciendo: ¡Espera. Nosotros tenemos nuestro propio sueño aquí también! en las Filipinas, en China, en Australia o en Europa. El sueño americano es un ‘sueño global’, como yo lo veo, y dentro de un sistema que proporciona una amplia gama de libertades a sus ciudadanos, las posibilidades son infinitas si tienes actitud positiva.

Con 25 o 25.000 dólares, cada uno tiene la oportunidad de dar el siguiente paso en su vida, a construir su ‘Scratch Beginnings’. Algunos de nosotros elegimos abrazar y tomar responsabilidad sobre nuestro futuro, mientras que otros no lo hacen. Es emocionante pensar que mientras estamos en ello podemos compartir esa actitud con nuestro prójimo.

Me gustaría ‘oír’ la opinión de tus lectores, Kurioso. Incluso para cualquier duda que surja estoy dispuesto a colaborar en los comentarios.

Entrevista a Adam Shepard para “The Today Show” en la NBC. [ENG]

Fuentes, referencias y enlaces:

La historia la encontré (inédita en castellano) buscando la traducción al inglés del giro: “partiendo de cero”, entre algunas fuentes, me encontré con un fantástico libro, su web, otras entrevistas y una estupenda lección de vida que contar, archivada queda en mi baúl de retos y desafíos de hombres interesantes y trabajadores por un mundo mejor.

Quiero dar personalmente las Gracias a Adam, por la infinita paciencia que ha tenido con las preguntas de un servidor, por la copia de ejemplar de su libro que recomiendo encarecidamente y por la foto tan íntima y personal que ha querido compartir con nosotros. Un tío que ha removido las entrañas de holgazanes y ociosos para demostrar que el camino al éxito pasa, sobre todo, por el esfuerzo y la ambición personal en un contexto de igualdad de oportunidades. Y todo con 26 tacos recién cumplidos. ¡Joder que sana envidia!. Felicidades y Chapeau Adam!


menéame si te pareció interesante. Gracias !

Vota la anotación en Bitacoras.com. Gracias!

Si te ha gustado esta historia, seguro te interesan: “El desafío de los 100 objetos” y “Un año entre basura y gusanos”

Deja un comentario

65 comentarios

  1. Hola Kurioso, eres bueno en esto del periodismo y demás, solo que las opiniones deben ser diversas por lo amplio de los orígenes y creencias.
    coincido con alguna que otra persona aquí, contigo, anfitrión por el espíritu bastante objetivo; Dani escribe de merecimiento, pero la actitud desmerecedora es mas bien heredada por el medio que influye en el individuo que genético, entiéndelo!
    Momo me parece muy bien encaminada y lo dijo bien, aquí opino por que así lo prefieres, y allí va:
    Alguno de ustedes se ha puesto a pensar en que un objetivo a corto plazo no compite con la vida?, ademas viajar a un lugar donde no tienes amigos te evita regresos en fiestas y salidas sociales, ademas que eso de apoyarse en alguien más para los gastos de la persona es medio trabajo, no lo creen?
    Lo que no se conoce no se extraña, y una persona que toda su vida ve con ambición al que vende frutas en la esquina como modelo de independencia financiera no le sera fácil identificarse con alguien que cayo voluntariamente de una cuna de oro y voluntariamente se va a volver a subir.
    La educación es vital, no enseñar de donde te graduaste no es tan necesario al ver un empleador que tus maneras léxico y aspiraciones se te han inculcado en mejor camino que el común de los aspirantes a la plaza laboral.
    Si tu meta es de tipo circunstancial, las distracciones no se vuelven tan tentadoras, pero que hay de aquellos que no tienen un día tope para salirse de boxeadores contra la vida? Las perspectivas cambian, las necesidades también.
    lo del amor s lo mas importante, y no es que al pobre no lo quiera nadie, sino que el resto del mundo le ha implantado un limite que no sabe como rebasar, por lo general, aunque hay excepciones.

    Au revoir

    Responder
  2. sonrisaeterna

     /  octubre 3, 2008

    Que valor tuvo ese hombre.

    Pero claro, la remuneración económica que va a conseguir a partir de ahora… Tiene que estar feliz jaja.

    Responder
  3. juanpidial

     /  octubre 3, 2008

    Muy bueno el post, la verdad, como bien dijo empezó desde 0 y ahora debe ser rico o algo asi no?..
    Venga.. ahora hacen cualquier cosa por ser famosos..

    Saludos

    Responder
  4. diego: gunter wallraff es el autor de cabeza de turco, nada que ver con gunter grass.
    saludos

    Responder
  5. Ce

     /  octubre 3, 2008

    El chico este, que parece un modelo de los que nos vende la tele estadounidense, se va a hacer rico vendiendo libros yendo por los medios hablando del coraje que tuvo y de lo humano que es…

    Responder
  6. Tremenda labor…
    Me imagino que hacer esto le debe haber generado muchos ingresos despues de…

    Saludos desde

    http://www.socialmarketing.cl

    Responder
  7. Me gusta mucho tu blog, y la historia de Adam es muy interesante, pero no creo que sea un experimento del que se pueda sacar una tesis valorable en el ámbito que pretende.
    No pretendo ser escéptica, ni llevar la contraria porque sí, lo que es un hecho es que él partía con ventaja, una ventaja enorme, la educación, y no me refiero a los títulos, me refiero a lo vivido anteriormente, al conocimiento de lo que se puede llegar a conseguir, de modales, de formas de actuar, de saber crear alternativas. Por desgracia, la mayoría de personas que nacen en núcleos suburbiales, crecen rodeados de un ambiente que les dificulta o impide ver a lo que puedes acceder. Surgen desde la postura derrotista del “no, tú nunca podrás” bien porque ha nacido ahí, bien porque no tiene suficiente dinero, bien por un montón de causas que se podrían enumerar. Las personas que se encuentran sometidas constantemente a estímulos negativos terminan por no poder o querer ver el lado positivo (por llamarlo de alguna manera).
    Existe muy buena intención por parte del autor, pero él siempre contó con la red o colchoneta en su subconsciente de saber que, si no salía bien siempre podría volver, fracasando o no en su experimento, pero teniendo un apoyo constante, habiendo crecido con amor.
    Escribo ésto tan sólo por la petición del autor de conocer la opinión de los lectores de Kurioso, si no, tampoco me lo habría planteado siquiera.
    Un saludo y que sigas teniendo artículos interesantes por aquí.

    Responder
  8. qué bueno!
    Aunque lo del sueño americano sigue siendo un mito, y un mito falso. Eso se podría hacer en cualquier pais industrializado y al chaval le ayudó, sin duda, no el título, pero sí los conocimientos adquiridos y la convicción de que pude haber algo mejor. La mayoría de sus compañeros de fatiga en esa época probablemente sólo habrían conocido la marginalidad y no sabían cómo hacer las cosas de otra manera. ni creerían que fuera posible. Indefensión aprendida que se llama.
    Aún así, ¡genial!

    Responder
  9. Kurioso

    gracias por las maravillas que descubro en tu blog

    suerte

    dave

    Responder
  10. ¡Viva la libertad!

    ¡Viva América!

    Responder
  11. Ignatius Reily:

    La demagogia alimenta los argumentos falaces. Extraer del contexto para tergiversar es lo que hacen los negacionistas con el holocausto. Si no eres capaz de entender que el título universitario no lo utilizaba para conseguir trabajo EN LAS ENTREVISTAS de la oficina de empleo, es que quieres implicarte poco en esta historia

    Por otra parte, Ignatius, fijarse en el color de la piel de uno de los hermanos Hale muestra quién es el que discrimina por asunto de raza, ….viendo como su hermano Derrick (para mí el verdadero triunfador y héroe de esta historia) ha conseguido su sueño americano y ser el mejor amigo de Adam ….lo del color de piel sólo lo has visto tú! . Debes hacértelo mirar!!

    Responder
  12. Ignatius Reily

     /  octubre 3, 2008

    “ … Y, sobre todo y la más polémica regla, no podía utilizar su formación académica y título universitario (Merrimack College, 2006) para encontrar empleo. … “
    JAJAJAJAJAJAJA
    Se olvido de todos los conocimientos adquiridos durante 24 años, Increíble. Se olvido de la sumas y restas , de los razonamientos lógicos, leer, escribir, teorías sobre la formas de vida, organización social, etc.
    Además de hacer un buen experimento, calculo que patento la máquina para borrar la memoria ¿no?.
    “ ….Mientras Adam era eminentemente práctico y luchaba por ahorrar lo suficiente para comprar la furgoneta con la que poder trabajar, BG gastaba su sueldo en cerveza, mujeres y lotería mientras dejaba de participar en los gastos comunes de la casa y mantenimiento del reciente adquirido vehículo. BG estaba paralizado por su comportamiento destructivo …”
    Y claro, si es negro. Generalmente la gente además de hacer experimentos pelotudos tiene un vida. ¡Qué ladrón!.
    “…La experiencia de Adam y el posterior libro “Scratch Beginnings. 2008″ (Partiendo de cero) …”
    ¿Qué fácil es engañar a la gente?

    Les dejo un articulo muy interesante sobre el calentamiento global y en el mismo orden de credibilidad que (niño rico, rubio y universitario demuestra que lo pobres, negros y no negros, son los culpables de todos los males del mundo) …. El articulo que recomiendo es el primero que encontré…. http://www.maikelnai.es/2008/05/18/culpan-a-los-gordos-del-calentamiento-global/

    Responder
  13. Felicidades a Adam, me ha conmovido su historia y espero que a partir de ahora deje las locuras para otros. Es una gran experiencia 🙂

    Yo también le tengo envidia sana, pero no me atrevería a hacerlo.

    Responder
  14. Diego Blanco

     /  octubre 3, 2008

    Aun mejor historia y muchisimo mas cruda experiencia es la que paso el (Nobel y Principe de Asturias) escritor aleman Günter Grass, y que lo relata en su libro “cabeza de turco”. Günter, siendo uno de las personas mas influyentes del panorama intelectual europeo, reconocido en todo el mundo, lo dejo todo para pasar dos años como un turco en alemania, con pasado falso, nombre inventado y sin hablar turco…Le toco hacer lo inpensado, fue utilizado como cobaya, fue denostado todo el tiempo, hasta lo mandaron a limpiar residuos nucleares sin proteccion alguna…Si no conocias este libro, te va a impactar de verdad. Creo que esta editado por anagrama. Muy recomendable, aunque odiaras un poco a los alemanes de derechas…Leelo y me cuentas.

    Responder
  15. De este tipo de historias del “sueño americano” es mucho mejor la de la película de Will Smith (ahora no recuerdo el título, pero parte de un hecho real), ya que el personaje vive realmente en esa situación, no se lo plantea como un experimento que no tiene nada que ver con el resto de su vida.

    En cualquier caso, la respuesta obvia tanto a este experimento como sobre todo a la película de Will Smith (donde el personaje en la vida real llegó a se incluso millonario después de perderlo todo) es que, si bien no es 100% imposible conseguirlo, sí que es mucho más difícil, y las probabilidades están completamente en su contra. En la película se ve claramente como los que provienen de clases más favorecidas lo tienen mucho más fácil que el protagonista para llegar arriba.

    Es el problema de estas historias, intentan vendernos que todo es una cuestión de actitud, cuando la realidad es que con la misma actitud se puede triunfar partiendo de arriba y fracasar partiendo de abajo. Este chico dice que las pasó putas sin ninguna chance de mejorar durante los primeros dos meses, pero… ¿Y si hubieran sido diez en lugar de dos, los habría aguantado? ¿Y si eso fuese toda su vida desde crío porque no conoce nada diferente? ¿Y si en una de esas ocasiones peligrosas realmente lo hubieran golpeado y hubiese acabado en un hospital? En la casa de la que el parte, todas estas posibles desgracias son mucho menos probables.

    Las diferencias sociales están ahí, tan visibles como siempre. Lo que molesta es que nos quieren vender estas historias como si dichas diferencias no existieran, como si el que no sale de pobre es porque no quiere. Eso es lo que resulta indignante.

    Responder
  16. añado a mi anterior comentario: todo esto es facil por que somos de un pais rico (como adam) sino, la cosa se pone jodidamente dificil

    Responder
  17. Dani:

    No has leído o no has querido entender el apunte. Fíjate en los hermanos Hale (Derrick y BG) ambos de la misma familia, ambos con las mismas posibilidades y de un mismo origen. Uno ha conseguido su pequeño sueño americano (Derrick) y el otro mal-vive con lo justo. El corolario o moraleja; en el que insiste Adam en el video (lo viste?) y en el libro es la ACTITUD.

    No generalicemos con los ‘pobres del mundo’, esto es una experiencia PERSONAL, imperfecta, con limitaciones … Adam, en todo caso, busca aconsejar a sus semejantes, a la gente de su generación y de sus capacidades…extrapolarlo y/o compararlo con la Madre Teresa de Calcuta es un error.

    Responder
  18. Pues yo creo (seguramente me equivoque) que hacer eso es realmente facil, incluso sin utilizar un curriculum, lo unico que tienes que estar muy dispuesto a deslomarte trabajando, y sobre todo si puede compartir piso, que te cuesta unos 300 euros al mes, echale otros 200 en comer, ¿donde no se puede conseguir un trabajo de mas dinero? cuando puedas: mejoras el empleo y a comprarte una tartana que se arranque con llave, ya esta

    Responder
  19. Otra vez, una muy interesante historia

    Magnifico escrito, felicidades

    Responder
  20. ¡Nah si es que los pobres son todos unos vagos! Si ya lo decía Rajoy el que es rico es porque es de buena estirpe.

    http://www.elpais.com/articulo/espana/Mariano/Rajoy/igualdad/elpepuesp/20070119elpepunac_1/Tes

    Lo siguiente que tiene que hacer este hombre es irse a trabajar a una maquiladora de Ciudad Juárez para demostrar que los que curran allí es porque no se merecen nada mejor.

    Madre de Dios, lo que hay que leer!!!!.

    Responder
  21. Sin palabras. Esto demuestra lo adormecidos que estamos. Todo el día quejándonos, pero no hacemos nada para superarnos! 😦

    Responder
  22. Manji

     /  octubre 3, 2008

    Muy bueno! Estoy incitando a mis compañeros de reader a que te enlacen!!

    Responder
  23. bmr_nebula

     /  octubre 3, 2008

    Una historia impresionante. Es cierto que la vida de las personas está en sus propias manos, lo que pasa es que en esta sociedad con una diferencia de clases tan grande, hay veces que se nos olvida y necesitamos conocer historias tan inspiradoras como esta para recordarlo.
    Un saludo. Magnífico post, como todos los que cuelgas aquí.

    Responder
  24. namidettje

     /  octubre 3, 2008

    Guau! Tremenda historia y tremenda valentía de Adam.Creo que, en un pequeño rincón de nuestro ser, todos queremos hacer lo que Adam (o casi todos), y demostrarnos a nosotros mismos que podemos con todo. A mi me encantaría hacerlo, de veras, pero el sentido común me tira para atrás (y el acojone, también).
    /clap Adam.
    Compro el libro sin duda.Quien sabe, igual cuando lo acabe me anime ha hacer locuras, aunque mi novia me tenga que acompañar(ella le van más las locuras).Genial entrada y genial entrevista, aunque me hubiera encantado que la entrada fuera del 10 páginas. :p

    Responder
  25. mojonvolador

     /  octubre 3, 2008

    Un gran trabajo. Felicidades

    Responder
  26. Me parece que hay que tener dos c… digo que hay que ser muy valiente para hacer lo que Adam ha hecho. Desde luego si algo ha logrado es demostrarse a sí mismo (y también a los demás) que se puede conseguir lo que uno se proponga, por difícil que parezca a veces, con esfuerzo y actitud. Una lección que más de uno se debería aplicar, yo el primero. Pero, y contestando al título del post, creo que no lo haría.

    Un saludo, Kurioso.

    Responder
  27. Esther

     /  octubre 3, 2008

    Me gustaría saber qué le empujó al desafío… Uno puede probarse muchas cosas a si mismo sin ser tan drástico. En cualquier caso, lo consiguió :-))

    Enhorabuena para él y para ti, una anotación excelente, nos mal acostumbras!

    Responder
  28. molinos

     /  octubre 3, 2008

    A mi todo esto me parece muy bien, pero no es lo mismo partir de cero sin tener nada que partir de cero sabiendo que tienes un respaldo al que puedes recurrir en cualquier momento.
    Como él dice…no “podia abandonar”…una cosa es eso y otra es tener una vida que tienes que vivir y que no hay opción de abandonar.

    me parece bien..pero no es real.

    Responder
  29. dsromero

     /  octubre 3, 2008

    Grande Adam y grande el blog.
    Felicidades!

    Responder
  30. jordimare

     /  octubre 3, 2008

    Gran historia y gran post !Te has currado una entrevista! Casi la antítesis de la mítica frase de Groucho que dice “Partiendo de la nada alcancé las más altas cimas de la miseria”

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: