2012. Un Twitter para dos Españas


Don Tomás Rodrigo y Otero de Lanza -Conde de Nosesabe- es un facha, vocero terrateniente y representa al ‘nuevo liberalismo’ más rancio de la derecha tradicional… tan liberal, liberal que se va de putas los viernes al salir del banco. Jaime Echániz es iHippy -Hippy con iPhone-, ecologista de boquilla, reaccionario de sofá y más de izquierdas que La Pasionaria conduciendo un biscúter por el ‘imperio’ británico. Ambas son caricaturas de nuestra más cerril, demagógica e involucionada España y os acompañan en un viaje por lo mejor y lo peor de twitter en 2012. Porque no hay mayor distorsión informativa que una red filtrada solo por tu ideología.

(Seguir leyendo el artículo completo en eldiario.es)…

2españasInterpretación del cuadro “Duelo a garrotazos”. Las dos españas. Goya. Museo del Prado.

2011. El año que vivimos Twitter emocionalmente


.

Una persona mayor me comentaba hace poco que le daba coraje ver a los jóvenes de hoy todo el día con la cabeza baja, fija en su móvil y perdiéndose un mundo lleno de matices. No pude más que decirle ¿Y si en vez de un móvil fuese un libro? ¿el coraje se transformaría en orgullo? Quizás en la percepción esté el error. Un móvil con redes sociales es solo una ventana abierta al mundo. Y nada intrínsecamente malo hay en el hecho de comunicarse. —Bienvenido a Twitter, le dije. Te voy a contar el 2011. El año que lo vivimos emotivamente.

La mejor forma de evitar prejuicios a la hora de twittear. Vía

.—Mira abuelo… —¿Te acuerdas de Troy Davisel convicto americano que fue ejecutado en septiembre? —No,.. me dijo. —Pues cientos de jóvenes y no tan jóvenes aprendieron el 20 de septiembre que Troy era un afroamericano acusado sin las suficientes pruebas de matar a un policía en Georgia en 1989. Su nombre y apellidos fueron durante dos días el término más escrito en Twitter. Lo llaman Trending Topic. Y cuando lo ves encabezando la lista de temas del momento, y no quieres quedarte fuera de las conversaciones, qué menos que pinchar a ver de que trata, de qué habla todo el mundo. Horas antes de su ejecución, nada menos que 7.671 tweets por segundo hablaban de su caso, consiguiendo movilizar la indignación de muchísima gente en todo el mundo y retrasando unas horas la decisión de la corte suprema de Estados Unidos. Murió de una inyección letal, pero miles de personas alimentaron a través de su angustiosa espera en redes sociales, la necesidad de indignarse más frente a la pena de muerte. Y eso fue muy positivo.

—Ya, pero murió… Ninguna moraleja que no puedas aprender con un buen libro de filosofía ya escrito hace un par de siglos.

—Eso es cierto, abuelo, pero a veces es necesario saber cuanta gente a tu alrededor comparte tus inquietudes para hacer de una simple tendencia la semilla de algo más grande. Se llama generar empatía social. Un grupo de Facebook, un trending topic de Twitter puede que no cambien el mundo pero ayuda a identificarte con los que piensan como tú y, si te sientes arropado, abre la puerta a la movilización. Antes este esfuerzo era mayor.

Manifestantes en contra de la ejecución de Troy Davis. vía

2011 ha sido el año con más manifestaciones desde que este país dice abrazar la democracia. 5 al día. Y no es casualidad. Por otra parte, y para tu sorpresa, en 2011 sí que hubo un tweet que salvó a un condenado a muerte. A principios de diciembre, el Tribunal Supremo de Arkansas (EE UU) determinó en las apelaciones de un condenado que el reo merecía otra oportunidad porque un miembro del jurado tuiteó durante el juicio. El juez llegó a la conclusión de que Twitter es parte de la conversación pública y el uso por parte del jurado contaminaba las deliberaciones. No hay mal que por bien no venga. Digo yo.

—Bueno, pero falta el contacto, el calor humano que da la conversación, la mirada que descubre matices que no explican las palabras. La sonrisa que comparte un sentimiento… (dijo con la cara arrugada de toda una vida socializando)

—Sí y no, caballero. Te cuento. En noviembre tuve una de las experiencias más tristes que recuerdo en mucho tiempo y fue en soledad, con la cabeza baja, con el móvil delante, la pantalla húmeda de mocos y lágrimas y con un nudo en la garganta. Todavía áspero. Una noche normal, entre bromas y efemérides alguien retuiteó el siguiente mensaje (se dice así cuando un usuario repite un mensaje que le resulta interesante para que lo puedan leer todos sus seguidores)

La muerte en Twitter es aún más gélida, porque se confunde con la desidia. Cuando alguien fallece su cuenta queda congelada en el tiempo, igual que si la decisión hubiera sido simplemente abandonarla. Pero este caso fue impactante. María, una joven mallorquina enferma de cáncer, no quería el silencio como adiós eterno y maquinó una despedida meditada. Barruntándose el final quiso agradecer el apoyo y cariño recibidos en Twitter. Y dejó a su madre la horrible y maravillosa tarea de regalar a todos sus seguidores mensajes personalizados que fabricó durante el final de su calvario. Tal vez para emborracharse de cariño, afecto y endorfinas al escribirlos, tal vez para perpetuar su memoria al entregarlos. El caso es que durante varios días su madre fue repartiendo las misivas a cientos de seguidores provocando un aluvión de lagrimones detrás de esas gélidas pantallas. Ni yo ni muchos la conocíamos, pero participamos socialmente del regalo de empatía que nos dejó María. Una lección anónima del hombre frente a la máquina. Un paso más en la humanización de las redes sociales… Luego me di cuenta que me seguía y me sentí tremendamente frustrado por no haber podido compartir su dolor con ella antes.

Una de las fotos que colgó María en su Twitter hace unos meses. Vía.

—¿Y cómo se hace para demostrar esa empatía? ¿Cómo se abraza a una seguidora enferma?… ¿cómo se reunen todas esas sinergias en una pantallita para cambiar el mundo?… (me apuntó el anciano poco convencido)

—Un ejemplo entre miles. Un caso que demuestra la utilidad social de Twitter. Un padre separado de su hija durante más de 11 años. Indigente en Manhattan. Meses durmiendo a la intemperie. Se encuentra con cuatro estudiantes con un gran proyecto solidario entre manos. Llevar las redes sociales a los más marginados.

A Danny Morales, que así se llamaba el infeliz, le dejan un móvil para lanzar el primer y único tweet de su vida y escribe -con los dedos atorados asomando por los mitones- lo siguiente:

“Hola. Esto es para hacer saber a la gente que estoy buscando a mi hija. Su nombre es Sarah”

Inmediatamente, al otro lado de una red casi infinita, una chica desconocida y conmovida por la simpleza de su ‘grito’ buscó el nombre de la mujer en facebook. Localizándola de inmediato. Tan solo unos días más tarde se produce una reunión otrora imposible sin la potencia social de twitter. No te pierdas el encuentro:

Otro caso impactante. Aunque fue hace un par de años todavía colea. Una pequeña librería en Portland. Estados Unidos. La crisis azota a los negocios pequeños. Las cuentas no salen. La librería tiene que suspender pagos y cerrar. Aaron Durand, el hijo de la propietaria, lanza una llamada entre desesperada y cómica:

“¿Si estás en Portland me harías un favor? Comprarías un libro en ‘Broadway Books’. No, espera, comprar mejor 3. Te invitaré a un burrito la próxima vez que esté en la ciudad

.

Poco a poco el mensaje fue extendiéndose por la red y la librería empezó a recibir clientes. Pudo cerrar el ejercicio con más ventas que nunca. Consiguió salvar la quiebra. Hoy todavía sigue abierta.

—Ya , pero me cuentas casos muy concretos y que pasaban también con la llegada del teléfono de hilos y más tarde con la radio… y luego con la televisión y sus ‘supuestos’ programas solidarios… ¡Nada nuevo!

—Sí, pero cada vez con más eficacia, abuelo. El salto masivo de esta eficiencia aunando inquietudes individuales se ha producido también este mismo año. Te sorprenderías si supieras donde se gestó la revolución social que ahora rellena telediarios y portadas en los medios. En enero. En Egipto. El activista bloguero Wael Ghonim consiguió canalizar por primera vez y masivamente la indignación ciudadana con un objetivo claro: “#Jan25, la toma de la plaza Tahrir”. Lo que antes necesitaba un lobby, una organización ilegítima o un gran capital ahora lo puede hacer una sola persona. Y lo hizo con las redes sociales. Fue nombrado persona más influyente del año por la revista Time.

“Dije hace un año que Internet cambiaría la escena política en Egipto y algunos amigos se rieron de mí.”

Plaza Tahrir o Plaza de la liberación de Egipto durante la primavera árabe. Vía

Solo hace falta apoyo ideológico y anónimo suficiente. Y una mecha que sirva de detonante. La de la primavera árabe nació en diciembre pasado en Túnez, donde Twitter jugó un papel fundamental. Decenas de usuarios tuitearon la localización de los francotiradores y consiguieron salvar varias vidas…

“Corran la voz, debemos escapar! Hay hombres armados en nuestro patio trasero en el 72 de la Avenida 3 Aout!”

El resultado es una herramienta con gran efectividad para organizar, llamar y congregar a las masas afines a una idea y, lo más importante, sin intermediación que adultere los objetivos. Twitter no es condición suficiente para la revolución, pero ya se ha convertido en imprescindible instrumento para organizarla. Esto está cambiando el mundo, amigo, y hay gente que se lo está perdiendo por confundirlo con un juego.

—Todo muy bonito, de película, pero, al final esto acaba concerniendo solo a unos pocos que son los verdaderos protagonistas. Intoxicando con sus ideales a los vagos de siempre ¿cómo te afecta a ti individualmente?

—Gracias por lo de vago. La primavera árabe llegó a Madrid. El #Jan25 se transformó en #15m y los medios no contaron nada hasta el día después de la concentración. Hasta entonces las manifestaciones espontáneas no apoyadas por grupos mediáticos eran residuales. El precedente fue el “pásalo” del 13 de marzo de 2004. Un SMS que convocaba a la indignación a las puertas de la sede del PP ante la gestión del gobierno del atentado islamista. Pero eran solo SMS. Fueron solo unas decenas. El #15m convocó a miles.

Yo estuve allí, no para contarlo sino para vivirlo; en el #15m, el #19J y el #15o… Participé del parto de la indignación colectiva y de todo su complicado embarazo. El #Nolesvotes, el rechazo frontal a la Ley Sinde, la irritación contra una clase política polarizada… ninguna acción subvencionada por los intereses de medios o grupos políticos a la que luego los más liberales se querían apuntar. Fue una protesta pura, limpia, pacífica y ejemplar… las únicas imágenes de violencia las protagonizaron los que presumían de casco y porra, como bien muestra google y denunciaron en Twitter algunos ciudadanos.

15 de Mayo. El inicio de un sueño. Puerta del Sol de Madrid. vía

El #15m y Twitter son hermanos de leche, que no de sangre. El talento de los cientos de lemas y eslóganes del movimiento está claramente inspirado por la escuela de los 140 caracteres. La intendencia de las acampadas, los comunicados oficiales, las convocatorias espontáneas y de barrios, los desahucios… todo se organiza libremente desde la red social y está al alcance de cualquiera. El resto es ya historia… pero que aún se sigue escribiendo.

Pero eso no es todo. Si algo tiene Twitter es la magia de cribar acciones solidarias genuinas o auténticas frente a la estulticia de los maniquíes de la moda, o figuras de relevancia social fabricada con el dinero de un marketing obsoleto. Twitter no convierte en estúpidos a algunos famosos, simplemente los descubre. Y eso pasó con Alejandro Sanz y, como diría Sheldon Cooper, el gran “¡ZAS, en toda la boca!” del 2011 en Twitter (con permiso de la detención del estúpido que amenazó de muerte a Eva Hache bajo la excusa de un supuesto anonimato.)

18 de mayo. Puerta del Sol. La soledad del indignado. Foto @kurioso

El escritor Juan Gómez-Jurado opinó en un artículo sobre la denostada Ley Sinde a lo que el cantante replicó con un zafio y rotundo: ” [...] Si tienes huevos, da tus libros gratis”. Y los huevos de Juan Gómez-Jurado se vieron desde la fosa de las Marianas, regalando desinteresadamente su última novela “Espía de Dios” bajo la iniciativa #1libro1euro. Y con la única sugerencia de donar voluntariamente un euro a la ONG ‘Save The Children’. Otras obras se sumaron a la iniciativa y hoy se pueden descargar hasta 30 libros gratuitamente. Alejandro Sanz, por otra parte, sigue metiendo la pata, 2, 3, 4, etc… siguiendo los pasos de su colega, el gran David Bisbal y su #turismoBisbal

También conocimos otras acciones solidarias surgidas en la red aquí, en España. Como la de Javier Sanz @jSanz y sus #LetrasenelSahara, un proyecto para llevar libros, historias y un sueño a los jóvenes en el Sáhara. O la de Inmaculada Eiroa @Inma_Eiroa y sus #SomosHaití para difundir la actualidad de Haití y ayudar en su recuperación tras el terremoto de 2010.

—Todo parece demasiado trascendente. No me creo que todas estas historias sean el espejo de los que te hablaba al principio, una franja de la juventud que siempre ha sido fundamentalmente ociosa. Más bien parece el extracto modélico recopilado por periodistas interesados para defender las redes sociales. ¿Pero qué hacen realmente los jóvenes en Twitter?

—Si tuviera que escoger irracionalmente diría que simplemente divertirse, como les corresponde por edad. Si tuviera que analizar diría que ‘criticar divirtiéndose’; como le corresponde por situación social. Twitter tiene una gran ventaja y es que prioriza el mensaje trascendente creado por un anónimo sobre el insustancial del autor relevante, que solo acaba repetido por sus fans de siempre. La reputación se construye en el medio y ya no vale tanto la adquirida a golpe de publicidad externa. Así se producen situaciones absurdas y esperpénticas como aquella de ver al actual presidente del gobierno, Mariano Rajoy, espetando a otro usuario que se había puesto su mismo avatar por Halloween:

La respuesta de la red fue contundente, un trending topic, una colección de avatares al uso y una rectificación a destiempo.

Un ejemplo de la grandeza de las redes sociales es que nunca antes ha sido tan fácil mantener una conversación directa con personajes tácitamente relevantes. Esto ha supuesto, además de mayor facilidad para ejercer el derecho a la información, una herramienta para detectar hipocresía. Observen, en la siguiente conversación, la franqueza, naturalidad, irreverencia, emoción y rabia contenida del usuario anónimo, frente a la pose, artificiosidad y fariseísmo de la cuenta oficial:

Joansinmiedo: @marianorajoy ¿sabías que el país de la UE con mayor porcentaje de trabajadores en pymes es la próspera Grecia?

marianorajoy: @Joansinmiedo Frente a problemas, soluciones. ¿Conoce nuestras propuestas al respecto?

Joansinmiedo: @marianorajoy Algunas, como por ejemplo que queréis quitarme el derecho a contraer matrimonio. Fascistas.

marianorajoy: @Joansinmiedo ¿Podemos pensar diferente sin necesidad de que se nos insulte?

Joansinmiedo: @marianorajoy No, en un asunto así, no. Queréis ROBARME mi derecho a contraer matrimonio civil, no lo vamos a tolerar.

marianorajoy: @Joansinmiedo Nuestra posición al respecto es clara: escucharemos al Tribunal Constitucional, escucharemos a todos y tomaremos una decisión.

Joansinmiedo: @marianorajoy “todos”. ¿Os habéis creído que mis derechos dependen de a quién preguntéis?

marianorajoy: @Joansinmiedo No, trataremos de escuchar a la mayoría. A usted también.

Joansinmiedo: @marianorajoy MIS DERECHOS NO DEPENDEN DE MAYORÍAS. A ver si os entra en la cabeza ya.

marianorajoy: @Joansinmiedo Vaya… está seguro de esa afirmación? no cree que con el voto de la mayoría se legisla democráticamente?

Joansinmiedo: @marianorajoy Estoy seguro. Veamos, ¿¿el derecho a la vida depende de lo que opine la mayoría?? No, verdad? Mi derecho a casarme tampoco.

marianorajoy: @Joansinmiedo Las reformas legislativas sobre el derecho a la vida también se establecen según la mayoría; como todas.

Joansinmiedo: Para @marianorajoy el derecho a la vida también depende de las mayorías. Tremendo, puro nazismo.

También recordar el ridículo y ‘mascarada’ de la policía nacional española al anunciar que habían detenido a la cúpula de Anonymous en España, una organización caracterizada precisamente por la ausencia de un organigrama jerarquizado. Las burlas en twitter se recogieron con el hashtag #Cupulasinexistentes. Y la foto tuiteada por la policía originó, como era de esperar, algún que otro fotomontaje memorable.

Esto pasa, evidentemente, por un absoluto desconocimiento de los mecanismos sociales de autoregulación que rigen la red. Esa misma ignorancia que llevó a Ruiz Gallardón a abandonar su cuenta en Twitter una vez vomitada toda la publicidad necesaria para ganar las elecciones. Esa ignominia que llevó al equipo de abogados de Mariano Rajoy (sí, otra vez)  a denunciar un perfil que parodiaba al presidente pero que cumplía a rajatabla las normas de la red social. O esa cabezonería propia de Pedro J Ramírez que le condujo a defender lo indefendible; una foto encuadrada intencionadamente para resaltar tres letras de una pancarta y acusar de proetarras a sus portadores. A todos ellos el ‘karma’ les devolvió un fabuloso y merecido efecto Streisand

A la izda. Encuadre de la fotografía publicada por El Mundo. Dcha. la pancarta completa. Vía

—Estoy convencido que, al final, el 80% de los usuarios de esa red social acaban usándola solo para hablar de su artista favorito, o comentar el último programa de televisión de moda. Llevarse la cháchara y el cotilleo a la red tampoco es un gran avance social ¿no?

—Puede que tengas razón. Es parte del ocio ligado a cualquier herramienta social y una actitud legítima que también ha dado sus frutos. En octubre, la cadena Tele5 entrevistó a la madre de un delincuente, previo pago de 10.000€ en concepto de inversión en ‘mierdavisión’. Un bloguero decidió publicar entonces, con ayuda de otros twiteros, todas las marcas que apoyaron el espacio patrocinándolo. El resultado fue el abandono del 100% de los anunciantes del susodicho programa por una iniciativa social nacida de ese 80% de usuarios ociosos además de un debate social muy interesante.

O la presión ejercida desde twitter que ha obligado a El Corte Inglés a retirar de su web la venta de un manual que prometía ‘curar’ la homosexualidad por el módico precio de 17€. Gracias al ruido generado de forma tan rápida por las movilizaciones en redes sociales las empresas tienen en cuenta cada vez más la opinión de los que pagan, los consumidores; y no solo de los medios o sus proveedores.

Esos mismos usuarios son también protagonistas de sus propias vidas, y aprovechan twitter simplemente para contarla tal cual les viene. Que se lo pregunten a Sohaib Athar, un consultor informático testigo involuntario de la operación militar más secreta e importante del año. El asesinato premeditado de Bin Laden. Sohaib estaba en el peor sitio, en el mejor momento, y tenía un móvil al alcance para contarlo. Un relato que comenzó entre la comicidad y el desconocimiento de los hechos: “Un helicóptero sobrevuela Abottabad a la una de la mañana. Es extraño” [...] “Vete, helicóptero, antes de que saque mi matamoscas gigante”… y que terminó con una reflexión sobre su trascendencia:

“Uh, oh, ahora soy el tipo que blogueó en vivo la redada a Osama sin saberlo”

Pero dejo para el final la noticia que más puso a prueba a twitter en el 2011. El terremoto devastador de Japón del 11 de marzo, sus consecuencias y el uso posterior de las redes sociales como herramienta humanitaria de información. Tras el seísmo las operadoras de telefonía móvil se colapsaron por las lógicas peticiones de los damnificados pero las líneas de datos de esos mismos seguían funcionando. Lo que paradójicamente convirtió a las redes sociales como principal mecanismo de comunicación entre afectados. Sabiendo esto google lanzó su buscador de personas y decenas de voluntarios crearon un mapa de refugios para los que no podían volver a sus casas. Internacionalmente los medios se alimentaban más que nunca de ciudadanos protagonistas que contaban y enviaban imágenes personales vía redes sociales. Y que más tarde se repetirían en nuestro terremoto de Lorca. En España nos enterábamos de primera mano por los tweets de Héctor García@kirai o Gemma Ferreres @gferreres


Así ‘tuiteó’ el mundo el terremoto y tsunami en Japón.

—Todas estas historias que te he ido relatando hubieran sido también muy difíciles de recopilar sin contar con la misma ayuda que he ido subrayando…

…gracias a la colaboración de algunos usuarios he podido agrupar lo mejor de esta red social durante 2011. Y nada de ello lo hubiera percibido con esa misma intensidad de no ser por poder participar personalmente de ella. Una red social imprescindible para mejorar la calidad y la forma en que consumimos información. ¿No te ha parecido impresionante? Pues piensa en ello la próxima vez que veas a un joven con un móvil en la mano. Puede que esté escribiendo un tweet que cambiará para otros la forma de ver el mundo…


—Ok. ¿Y cómo dices que se puede dar uno de alta?…

.

.

Algunas recomendaciones de cuentas personales para seguir en Twitter.

Información


#15M

Humor

Blogueros

Letras

Charlando con @ElBaronRojo en más de 140 caracteres


Nunca ha asistido a un evento, nunca ha concedido ninguna entrevista ni ha participado en debates o mesas redondas. No lo necesita. Nunca usa el móvil para acceder a redes sociales ni ha pasado más de 4 días sin hacerlo. Casado, con dos hijos, su mujer no le lee “Afortunadamente” -como el mismo apunta-, pero como todas las parejas, odia que pase tanto tiempo enganchado. Para mi, una de las mentes más lúcidas de Twitter. Hablamos con Óscar, también conocido como @ElBaronRojo, un coruñés de 35 años, adicto al humor, al sarcasmo y a la ironía.

 

Pedí un retrato a Óscar para ilustrar. Me mandó esta foto de su oreja: Yo por el anoni-mato.Jpg

 

—Admirado Barón. Como diría el gran @estratega, “permíteme que te tuitee”. Tú dominas  el humor conciso, la cita intensa, la sentencia firme… ¡Pareces un juez!  Hordas de seguidores lo confirmamos diariamente en twitter. Pero no sabemos muy bien a donde nos quieres llevar con tu mensaje. Si con el humor no se puede cambiar el mundo, ¿Por qué los políticos se ríen de nosotros?

—Lo hacen mientras pueden. En cuanto tienen dificultades empiezan a reírse, pero de los nervios, y acaban desencajados. Y es cierto que el humor no cambia el mundo, pero ayuda a soportarlo. De tener alguno, supongo que éste es mi mensaje.


.

—¡Cierto!.. El humor es un mecanismo de defensa, pero para muchos es más arma arrojadiza.

Hace poco tuiteé:  “Frase que no falla para que mi hija pequeña coma: Si no comes el padjion la ponerti viiga casdert …y te puedes quedar sorda”. Inmediatamente un seguidor con un hijo sordo me recriminó la absoluta falta de sensibilidad para con los ‘tenientes’. Twitter es una barra de bar donde se sirven cócteles cargados de ‘susceptibilidades’…Desanima. El humor en redes sociales ya no es como en un corralillo de amiguetes, siempre habrá una minoría ofendida dispuesta a rebotarte la ofensa en la cara. A cualquier precio e independientemente de tus intenciones y del contexto. Supongo tú también has navegado por esas aguas  ¿cómo lidias con las suspicacias o ‘literalidades’?.. ¿has tenido algún problema? ¿Qué opinas del holocausto Vigalondo?

—Lo de Vigalondo fue un linchamiento indecoroso y vergonzante en un país que se supone con libertad de expresión. Y todo por un tweet que se veía a la legua que era una parodia. En lo que a mi respecta, recuerda que en mi bio sólo figura una frase: Espero que se capte la ironía… Pues ni así.

A veces pienso que es una pena que Twitter no nos permita hacer listas con nuestros seguidores propensos a la indignación. Hasta se podrían ir clasificando ellos mismos: se ahorrarían disgustos y nos ahorraríamos explicaciones.


.

Podríamos etiquetar nuestras bromas teniendo en cuenta lo segmentado de nuestro auditorio, algo en plan: A estos nada de humor negro; A estos nada de taras físicas; A estos nada de política; A estos nada de sexo; A estos nada de chistes con animalitos; A estos nada de nada. Un timeline filtrado según susceptibilidades… EL HORROR.

Soy de la idea de que se puede intentar hacer humor con todo, otra cosa distinta es que haga gracia. Pero cuando protestan no lo hacen por que no es gracioso, si no por que con eso no se bromea. Allá cada cual.

Afortunadamente son minoría y además todos tenemos a nuestra disposición el botón de unfollow e incluso el de block para su uso y disfrute.


.

—Muy interesante lo de las listas, si en algo (poco) gana Facebook a Twitter es en la posibilidad de dirigir tus contenidos según qué audiencias… y evitar las seguras malas interpretaciones de trolls y gente que solo busca el cuerpo a cuerpo.

Cambiando de tercio, y en vista de las grandes meteduras de pata que han alimentado últimamente a la taberna de twitter, léase Bisbal, AlejandroSanz, y demás ‘Facts‘…  ¿Hace falta ser famoso para que te linchen en Twitter?  Parece que las sinergias dirigidas a los de pocas luces surgen siempre contra los que vienen ya con una mochila de followers pegados a su fama. ¿Hay coorporativismo entre los nativos de Twitter contra los famosos ‘inmigrantes’?… ¿Qué opinas de todas estas meteduras de pata?

—No hace falta ser famoso para que te linchen, pero cuanto más conocido más gente se apunta.

El escarnio por las meteduras de pata de personajes populares se ha hecho toda la vida, los chistes entre colegas se difundían muy rápido pero ahora disponemos de una herramienta que nos pone en contacto con mucha más gente y acorta los tiempos a cero. La mala baba es la misma.


.

Y claro que hay cierto elitismo en los nativos de Twitter, como lo hubo en su momento en el mundo de los blogs. Los de wordpress se creían mejores que los de blogspot y ahora los de Twitter nos creemos mejores que los de Facebook (ya no digamos con los de Tuenti). Está en nuestra naturaleza exhibir superioridad moral ante los demás.

Con los famosos igual pero con un añadido, cuanto mayor es la presa más gloria para el cazador. Por eso los trolls buscan la contestación desairada del famoso de turno para mostrarla como un trofeo y a partir de ahí, que comiencen los juegos. Yo he jugado ¿tú no?, es divertido, hasta que te toca estar en la diana.

Al final, los famosos tienen su sitio en Twitter, como lo tienen los bots, los graciosillos o los que nos cuentan su vida. Hay seguidores para todos.


.

—Sí…, yo también he jugado, pero sabiendo que es eso, un juego. El problema son los medios que vienen después a fabricar una noticia con mimbres de plástico. No se enteran.

Me obsesionan los tuiteros que sugieren un palo mientras esconden los otros tres. ¿Por qué elegiste el humor? ¿Por qué no pones nunca un enlace, hablas de política o simplemente de inquietudes de tu vida? No recuerdo tampoco haberte visto poner un tag en mi vida. No es un reproche, es mera curiosidad y envidia. Me siento incapaz. Barrunto que las redes sociales tienden cada vez más a proyectar la personalidad completa de cada usuario y acercarse a la realidad. Las caras se agradecen en los avatares más que antes, la gente te responde por tu nombre. Las empatías se fabrican por los pequeños detalles del día a día… Twitter no es Facebook pero permite generar aprecios con los gestos ¿Te preocupa eso?…¿es una actitud meditada por que no te aporta nada el resto?  Por otra parte y dada tu innegable capacidad para sintetizar la actualidad con humor  ¿Aceptarías una propuesta para trabajar de guionista? ¿Crees que Twitter puede servir como plataforma para ‘pescar’ nuevos talentos?

 

.

—El Barón Rojo no es más que un personaje a través del cual un tipo normal, casado, con dos hijos y una hipoteca hace chascarrillos, ironías y sarcasmos sobre su vida y la actualidad. A través de eso se puede saber bastante de mi, por supuesto, pero no todo es autobiográfico.

Mis amigos de toda la vida saben que soy El Barón Rojo, no tengo problemas con eso. Escogí el nick cuando abrí mi primer blog en blogspot, precisamente por que ése era mi mote con ellos. Por cierto, pasan bastante de mi perfil en internet, lo que por otra parte me encanta. Después tengo los amigos que he ido haciendo en internet, a través sobre todo del blog, y reunidos en el Rat Blogs Pack. Ellos me jalean y me bajan los humos cuando lo necesito.


.

—Me encanta leer mi timeline, pero Twitter para mi es básicamente una herramienta de publicación. Comprendo y me parecen genial todas y cada una de las múltiples utilidades que le da la gente, la conversación y el feedback, algo que a ti por ejemplo se te da particularmente bien, pero que a mi, a día de hoy, no es lo que me motiva a escribir.

Tengo un trabajo en el que no saben lo que hago en internet y prefiero que siga así porque el humor en twitter es mi vía de escape.

Ni se me ocurre lo de trabajar de guionista, entre otras cosas por que no tengo ni idea de escribir guiones e intuyo que es mucho más que escribir frases sueltas, sean más o menos ingeniosas. Talento en Twitter hay a raudales pero lo mismo que estupendos humoristas patinan a veces cuando se enfrentan a los 140 caracteres igual pasaría si a los gallitos del Twitter los sueltan en otras lides.


.

—Para terminar, visualiza -en plan sarcástico y apocalíptico- el futuro de Twitter, recien cumplidos los cinco años.. ¿Como nos ves dentro de 10?

—Pues repitiendo los chistes en bucle y echándonos en cara: -Ése ya lo pusiste hace un par de años, pelma. Tú antes molabas. -Pues portazo y ahí os quedáis que no me pagan lo suficiente para aguantaros. Me voy a Plurk que aún tengo cuenta.  Con Twitter pasará el fervor, como pasó con los blogs y quedaremos los que aún tengamos algo que decir. Por lo menos hasta que nos aburramos o salga un nuevo método para mirarnos el ombligo, a la vez que curioseamos en el ombligo de los demás de una manera sencilla y aceptable socialmente. Espera, que eso ya se hace en Facebook. Mejor quedamos para dentro de 5 años y repetimos esta charla para poder reírnos de nosotros mismos y de lo ingenuos que éramos.

—Gracias por todo… ¡Genio!

 

 

 

.

.

¿A qué jugábamos antes de las consolas?


Parece difícil imaginar como gestionaban niños y adolescentes el tiempo de juego antes del mundo virtual de ordenadores y consolas. Nada más lejos de la realidad. Utilizando Twitter como cuestionario he lanzado el hashtag #antesdelaPlay para preguntar y elaborar una somera estadística con nombres, fotos y enlaces de nuestros juguetes preferidos de antes. Muy pronto se convirtió en primer ‘Trending Topic‘ de España. El resultado puede ayudarnos a revivir viejas costumbres de nuestra infancia. Estos son algunos de los mejores.

La rayuela, la charranca, el castro… un juego que ha sobrevivido a las consolas y a varias generaciones. Vía

 

Para saber más:

.

.

#AntesdelaPlay

 

Sirva el experimento realizado en Twitter para conocer de manera sesgada pero divertida el conjunto de juegos o juguetes que primero nos viene a la memoria cuando intentamos borrar las consolas de nuestras vidas. Es curioso como grandes juguetes como Scalextric o TCR no se mencionaron demasiado (2 Tweets). Después de más de 2000 tweets es también reseñable como las chicas, además de las muñecas, recuerdan juegos siempre más clásicos y menos materialistas: Comba, cinta, hula hoop, tabas. Aún así no hay un grupo estadístico fijo para la consulta pero si un denominador común. Todos los que han respondido se manejan en la red social y, se supone, saben lo que ha significado para sus vidas la llegada de las consolas y los videojuegos. El resultado no es muy científico pero sí tremendamente interesante. Gracias a todos los que habéis participado.

El punto de partida fue el anterior tweet. Al poco tiempo de lanzarlo las menciones eran ingobernables y solo se podía seguir usando el buscador. El hashtag llegó a la cabeza de los ‘trending topics’ (temas del momento) a media tarde y, con un ritmo de 450 tweets a la hora, se mantuvo hasta la noche. Es muy curioso como el tema degeneró espontáneamente hacia otras reflexiones.

 

Peonza, trompo, peón, perinola… ¿quién no ha intentado bailar alguna vez una de ellas?

Para saber más:

.

.

Electro L de Airgam. "La electricidad al alcance de los niños"

Para jugar con la química. Fuente

Para saber más:


.

Los juegos de construcción sobreviven mejor porque estimulan mejor la imaginación. Fuente

Para saber más:

.

.

Cinexín. Un clásico de los 70 y 80

Para saber más:

.

.

 

Sobres Montaplex. Llenos de sorpresas. Imprescindibles. Más info

Para saber más:

.

.

¿Te refieres a estos, verdad? Todavía se venden. Fuente.

.

.

De Matutano. Principios de los 90. Fuente

.

.

Rosaura. Una muñeca monstruosamente grande (más de un metro) de la casa Jesmar. Fuente

.

.

Álbum de cromos. “Love is…”. Popular en los 80. Fuente

.

.

Chinitos y chupetes de la suerte. Los padres de la PowerBalance. Fuente, 2

.

.

Sancheski también fabricaba el clásico monopatín. Otro Imprescindible. Fuente

Para saber más:

.

.

Madelman, Geyperman, Clicks y Airgam Boys… ¿Cuál era tu favorito?

Colección de anuncios entrañables de Madelman. Increíble

Para saber más:

.

.

¿VHS o Beta? ¿Canon o Nikon? ¿Clicks o Airgam Boys? ¿LEGO o TENTE?

Para saber más:

.

.

Imprescindible en las reuniones familiares, para horas de verano muertas o para largos viajes. Saber más

Para saber más:

.

.

La Kendama. Un original juego japonés de habilidad. Fuente

.

.

¿Quién no se ha sentido el niño más feliz del mundo con una pelota Nivea caída del cielo?

Para saber más:

.

.

Un clásico de los 50. El destroza-suelos saltador ‘Gorila’. Fuente

Para saber más:

.

.

¿Cuántos políticos corruptos encontrarían su vocación con este maravilloso juego? Fuente

Para saber más:

.

“La Ruta del Tesoro” de Cefa. Una especie de Monopoly ambientado en el Mediterráneo en época de piratería. Fuente

Para saber más:

.

.

Para saber más:

.

.

Blandiblú o Moco de King Kong. Ideal para hacer pedorretas mientas tus padres ponían cara de asco.

Para saber más:

.

.

La pista Looping. Un circuito de coches personalizado para los que no se podían permitir el Scalextric

Para saber más:

.

.

Para saber más:

.

.

Imposible no recordar la orondez de aquellas muñecas de nombre impronunciable. ¡Ah, si!. Muñecas Repollo

Para saber más:

.

.

Las clásicas fichas de dominó para lograr el clásico efecto de caída en cadena.

Para saber más:

.

.

La Bola Loca. Un juego absurdo pero que arrasó en las playas durante los 80. De Comansi

Para saber más:

.

.

La muñeca Selene. Amiga de la Nancy y diabólicamente fea. Si girabas un medallón le brillaban los ojos. Fuente

Para saber más:

.

.

Comercial de Bart Simpson para Mexico. Allí se llaman también ‘Sabritas’.

Para saber más:

.

.

Un clásico para periodos de convalecencia. ¡¡Recortables!!. Fuente, 2, 3

Para saber más:

.

.

La Billarda. Dos palos, dos piernas… y a correr

Para saber más:

.

.

Si te ha interesado esta entrada. Tal vez te apetezca ver:

-El amor en los tiempos del Photoshop.

-Madrid entre ayer y hoy.

-La cocina de los Blogs.


 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 938 seguidores

%d personas les gusta esto: