¡Sálvame! Fotografías en la frontera de la vida


.

El hombre es un ser social por naturaleza. Un depredador de sentimientos. A pesar de todas las guerras, desastres humanos y envidias innatas buscamos, ante todo, proteger y amar a nuestros semejantes; defenderlos hasta de nosotros mismos. Es precisamente en esos momentos de desgracia, crueldad y aventura donde surgen las historias más emotivas. Historias de supervivencia, de encuentros, de rescates, de dolor, de tragedias… A continuación una colección de instantáneas más o menos desconocidas que tratan de retratar ese increíble momento humano que tan bien nos define ante una situación límite.

.

El último abrazo

YHoiqz7Fuente

.

29 de Octubre de 2013. Dos ingenieros de 19 y 21 años que se encuentran reparando un molino en Ooltgensplaat (Holanda) son sorprendidos por un cortocircuito que provoca un incendio masivo en la góndola, a 67 metros de altura sobre el suelo. El fuego corta la línea de evacuación. Un cable que les permitiría descender por el interior de la torre hasta el suelo. No hay cuerdas, ni tirolinas exteriores, ni paracaídas, ni sistema anti incendios. Ambos saben que no tienen salida. Están solos. La angustia es brutal, pero ello no les impide estar juntos y consolarse hasta el último momento.

Uno de ellos terminará tirándose desesperado al vacío. El otro fue encontrado calcinado por los bomberos en el interior de la góndola. La foto y el gesto no tardó en hacerse viral.

 .

Atrapados por el fútbol

heysel-1Espectadores intentando escapar de la tragedia. Heysel. Bruselas. Eamonn McCabe. Fuente

.

Solo hay un rostro fuera de la angustia en la terrible foto de Eamonn McCabe. Es el del caballero de la esquina inferior izquierda. El único que no está atrapado por la masa. El único que puede e intenta ayudar.

No se me ocurre muerte más terrible que por aplastamiento

Muchos niños vivimos por primera vez y en directo por televisión lo que era el infierno que contaba Dante Alighieri. Una tragedia narrada por los mismos que nos cantaban la fiesta de los goles. Niños atrapados, ancianos ahogados, hooligans llorando… Todo lo que no tocaba. A todos nos costaba respirar viendo aquello. Era la noche del 29 de mayo de 1985 en el estadio de Heysel, Bruselas. 39 personas murieron intentando soportar el peso de otra gente.

.

El mejor amigo del perro

dogFoto de Bishop Marshall. Fuente

.

Otoño de 1940. Londres está ‘iluminado’ por el relámpago más largo de la historia. 8 meses de intenso bombardeo de la Luftwaffe. Un golpetazo encima de la mesa del Führer que destruiría más de un millón de casas por toda la ciudad. La capital era tan solo un pedregal de escombros en la primavera del 41. Más de 50.000 cadáveres entre los cascotes de los históricos edificios victorianos. Las unidades de emergencia desbordadas no daban abasto. No había grandes grúas o equipo técnicos de rescate. Sólo músculo, intuición y… perros. Decenas de canes y mascotas atrapados con vida eran los mejores centinelas para sus amos, las sirenas que anunciaban gente con vida.

En la fotografía de Bishop Marshall uno de los que ladró durante 18 horas seguidas bajo los escombros junto a su dueño herido. Un guía, una sonda sonora para la Patrulla de rescate Air Raid (ARP). Ambos fueron rescatados con vida.

.

Madres desesperadas

daily-news-crime-photos-yearsFuente

.

19 de Marzo de 1942. Estados Unidos se encuentra inmerso en la Segunda Guerra mundial. Lo que empezó con la aprobación del Congreso de una ayuda de 50.000 millones a los 37 países aliados en el acta de Préstamo y Arriendo el 11 de marzo de 1941 acabó con una implicación absoluta en la Operación Torch en la campaña del Norte de África. Miles de norteamericanos fueron alistados para la guerra. La sociedad empezó a movilizarse pero el clima patriótico generalizado y alimentado por la propaganda gubernamental era, de vez en cuando, salpicado por pequeños episodios anti belicistas.

En la críptica imagen, la señora Edna Egbert está luchando contra los policías que han venido a salvarla de sí misma. Esa misma mañana había decidido encaramarse a la fachada del 497 en Dean Street, Brooklyn. Su intención era suicidarse… y tenía una razón.

Ocho meses antes la señora Edna Egbert había despedido a su hijo rumbo a un frente desconocido. Edna era una de esas miles de madres desesperadas que veían su vida familiar cercenada por una guerra a miles de kilómetros de distancia. En ocho meses de campaña no había recibido ninguna carta de su hijo o comunicación del ejército, por lo que supuso que había muerto… o no. Esta duda la llevó a la locura. Edna desarrolló una fobia a las autoridades, a la guerra y a la vida. No podía más.

.

Agárrame la vida

16147732-mmmainUn bombero sujeta con una mano un niño salvado de las llamas. James “Ziggy” Sears. Fuente

.

Todo ocurrió en una fracción de segundo y allí estaba el fotógrafo James “Ziggy” Sears para capturar el instante.

El 10 de noviembre de 1992 el teniente Christopher J. Reynolds acude al incendio de un edificio de cinco plantas en la calle Chestnut en Holyoke, Massachusetts. Todo está lleno de humo y es difícil buscar el foco del fuego.

En el último piso dos niños lanzan alaridos por una ventana entre toses y humos. Se están quemando vivos. El teniente y su equipo despliegan la escalera mecánica y alcanzan a las criaturas en pocos segundos. El espesor de la humareda crece con la angustia.

El niño de la fotografía, de 22 meses de edad, es Luis Arnaldo López. Había estado jugando con un mechero en su colchón y su hermana mayor intentó apagar la travesura con un bote de laca del pelo. Murieron sus otros tres hermanos.

La fotografía dio la vuelta al mundo el día siguiente. No fue una foto de salvamento más. Quizás el escenario escondido, entre la humareda. Quizás los protagonistas sin rostro… o la mano agarrando el tobillo en el centro de la composición…

.

24 años encerrada por amor

9B5Blanche Monnier el día del final de su cautiverio. Fuente

.

Con esa mirada recibió Blanche Monnier a los policías que abrieron por primera vez en un cuarto de siglo el zulo donde la tenía encerrada su madre. Nadie en Poitiers comprendía cómo aquella mujer rodeada de excrementos, basura y olvido había conseguido sobrevivir a tan terrible encierro.

Tenía 49 años de edad y pesaba sólo 25 kilos.

Blanche era una hermosa mujer que había decidido contraer matrimonio con su abogado en 1874, 25 años antes de la fotografía. Pero según su madre el linaje de amante no hacía sombra suficiente a la estirpe de los Monnier. Una familia muy respetada en toda ciudad. Presa de la envidia y embriagada de impotencia decidió encerrar a su hija en la alcoba más lúgubre y oscura de su mansión hasta que aquel amor desapareciera. No volvería a ver la luz hasta su rescate. Una carta de un vecino que sospechaba del abuso puso en alerta a las autoridades.

Blanche murió 10 años después en un hospital psiquiátrico sin poder rehacer su vida. Su madre falleció de un infarto cuando se destapó el caso.

…pero consiguió que no se casara con aquel abogado.

.

En las puertas del infierno

70th-anniversary-auschwitz-liberationFuente

.

27 de enero de 1945. El mayor infierno creado por el hombre cierra sus puertas. Auschwitz, la fábrica de muerte, es liberado. Solo quedan 2819 supervivientes. A los liberadores soviéticos les costaba distinguir a vivos y muertos. La muerte estaba en el aire… literalmente. 6000 personas fueron cremadas todos los días en el corazón del infierno.

En la fotografía un militar sanitario de la ‘Armada Roja’ soviética examina a uno de los supervivientes que no puede ni sujetar su propio cuerpo. La mirada perdida, los huesos por encima de la piel, el pasado por encima de todo…

.

Un ataúd de metal

article-1167547-0449C650000005DC-992_468x286Fuente

.

1 de junio de 1939. El infierno está ahora en el mar, cerca de los astilleros de Cammell Laird, Birkenhead; Inglaterra. 103 personas permanecen 18 horas encerradas en una caja de acero sellada a 49 metros bajo el agua. Nadie puede hacer nada. El aire se acaba y van durmiéndose para siempre poco a poco, uno tras otro. Fuera está lleno de imponentes e impotentes navíos intentando el rescate. Es la tragedia del submarino HMS Thetis de la ‘Royal Navy’. Una concatenación de errores de diseño y prisas en el paseo inaugural llevan a pique a aquella nave por inundar excesivamente la proa. Para cuando el capitán consigue reflotar parte del submarino (foto) la mayoría de la tripulación está ya asfixiada. Solo cuatro de ellos lograron renovar el aire de sus pulmones y sobrevivir a costa de inundar el compartimento de sus compañeros. Terrible historia.

.

El hombre de negro

10864882-standardFuente

.

4 de Mayo de 1952. Hay fotografías históricas con mensaje y carga de belleza brutal. Fotos que explican la realidad de todo un país. Un país sometido al ritmo económico de la guerra y del petróleo pero que también sucumbe ante él.

Noche cerrada en el Atlántico. La flota norteamericana está por las Azores de maniobras preparando el que siempre será ‘inminente ataque soviético’. El enorme portaaviones USS Wasp sale de entre la bruma para embestir al destructor dragaminas USS Hobson, 20 veces más pequeño y veterano de la Segunda Guerra Mundial. Lo parte por la mitad, literalmente y se hunde en el océano en tan solo cuatro minutos. 176 hombres pierden la vida en el incidente y 61 son rescatados. Entre ellos el hombre de la foto que dio su últimas brazadas entre el petróleo del depósito de combustible reventado.

.

La sonrisa de la superviviente

z53rFoto de Yosuke Yamahata. Fuente

.

10 de agosto de 1945. Nagasaki. Un día después de la Bomba atómica. El fotógrafo japonés Yosuke Yamahata tomó alrededor de un centenar de exposiciones durante el día después que documentaron la devastación de la ciudad. En una de ellas puede verse la inquietante sonrisa de una mujer que sobrevivió a la explosión y que abandona el refugio que le salvó del infierno. No hay vida en varios kilómetros a la redonda. Su sonrisa es, en el fondo, un agradecimiento a su suerte. Al fondo puede verse aún en pie la catedral Nakamachi.

Yamahata enfermó gravemente en 1965, en su cuadragésimo octavo cumpleaños y en el vigésimo aniversario del bombardeo de Hiroshima. Fue diagnosticado con cáncer terminal del duodeno, probablemente causada por los efectos residuales de la radiación recibidas durante aquella intensa jornada de trabajo.

.

Superviviente por vocación

Fuente

.

Otoño de 1952. Todo náufrago sueña con ser salvado aunque nadie elige vivir la pesadilla que ocasiona su salvamento. Todos menos el biólogo francés Dr. Alain Bombard (1924 – 2005). Un aventurero que diseñó y planificó minuciosamente su hazaña de supervivencia. La misión era estudiar y vivir en primera persona los problemas de un naufragio en alta mar para mejorar y garantizar nuevos procedimientos y estrategias de salvamento. Su trabajo de ayer ha condicionado los mecanismos de salvamento de hoy. Pero aquel fue una absoluta temeridad que, por supuesto, le convirtió en héroe nacional.

El 11 de agosto de 1952 Alain Bombard partió de Tánger en una zodiac de salvamento de 4,5 metros de eslora y típica de cualquier navío comercial dotada con una vela artesanal de 3 m2. El bote fue bautizado con el nombre de L’Heretique. La idea era cruzar el Atlántico en aquella minúscula embarcación sin agua potable, sin víveres… solo con sus manos y el L’Heretique. ¿Lo conseguiría?

En la foto Alain Bombard es rescatado a su llegada tras perder 25 kilos y ganar una terrible anemia que le llevaría al hospital. Consiguió cruzar el charco a base de comer plancton y beber jugo de peces y pequeñas cantidades de agua de mar. Tras la aventura declaró que lo peor no fue el hambre ni la sed (para los que tenía un plan) sino la terrible soledad.

.

.

Si te interesó esta entrada tal vez te apetezca echar un vistazo a la trilogía más vista del blog:

Cuando el fotógrafo pasaba por allí


Nada hay como encontrarse y admirar una foto no planificada, sino congelada por casualidad para perpetuar una historia casual en el tiempo. Donde el autor es irrelevante frente a la fuerza del suceso. Donde su aportación es siempre testimonial. Llevo tiempo coleccionando asombros, instantáneas que provocan la admiración o sorpresa del encuentro fortuito de un improvisado fotógrafo frente a una anécdota descomunal. Como diría Bresson se trata «solo de vivir y mirar. La fotografía, como caminar, no se enseña, se aprende»… y todos sabemos caminar para tropezar con el famoso instante decisivo.

(seguir leyendo en JotDown Magazine)

image08

¿Donarías el 0,05% de tu patrimonio?


 #TodosSomosAmancio

.

Hace una semana, nuestro rico más universal –Amancio Ortega– hizo una donación aportación a la caridad de 20 millones de Euros. Las reacciones del vulgo español, muy dado a radicalizarse, se dividieron entre los que se arrodillan ante su nuevo ‘Dios de los emprendedores’ y los que, parecíendoles un gesto bondadoso y de agradecer, no le consideramos un héroe.  ¿Serías capaz tú de donar el 0,05% de tu patrimonio? ¿Por qué no?

 

 

Héroes son los que, no llegando a fin de mes, dedican la mitad de su tiempo a los demás. Heroína es la azafata de iberia que se dedica a cuidar indigentes. Héroe es el hombre de 93 años que trabaja todavía en el Banco de Alimentos. Héroe es el que organiza desinteresadamente una cadena de favores para resolver problemas de gente que no conoce. ¿Los conocías? Todos ellos son herramientas anónimas de gestión de solidaridad que no se llevan el mérito del dinero donado (ni desgravan el esfuerzo) que sí lo hacen las grandes fortunas. Amancio es solo uno más en la cadena solidaria caritativa. Importante, pero solo uno más. Donar un porcentaje irrisorio de tu papel moneda es muy fácil. Lo difícil es canalizar bien esa aportación.

Cuando comenté en twitter el gesto sobre su millonaria donación a Cáritas las reacciones fueron sorprendentes. Todavía hoy sigo recibiendo un feedback apasionante, mezcla de indignación, aborregamiento y sorpresa. La mayoría preguntando qué había hecho yo para desmerecer el gesto del señor Ortega:

 

Si necesitas preguntarte continuamente cuánto has hecho por los demás, es que piensas que realmente has hecho poco. Pero si necesitas saber lo que han aportado los demás para aportar tú, es que no sueles ayudar nunca nada.

 Se me ocurrió canalizar esta indignación y darle la vuelta para demostrar que #TodosSomosAmancio. Que ayudar en los tiempos que corren SÍ ES UNA OBLIGACIÓN. Que el gesto de Ortega es accesible a todos,… ricos y pobres, empleados y parados, demagogos y oportunistas. Que no supone un esfuerzo para acaparar portadas, homilías o programas de cotilleo. Que el compromiso de algunos con los demás es mucho mayor, diario, no ocasional ni que depende solo del éxito económico. La solidaridad no es patrimonio ni de ricos,  ni de la iglesia, ni de las ONGs.. es inherente al ser humano y solo hay que cultivarla.

 Ayúdame a demostrarlo. Calcula tu patrimonio y tus activos, réstale las deudas, hipotecas y demás y dona el 0,05%. No es tanto, de verdad. Es lo mínimo que deberíamos hacer cada año…Te sentirás en la ‘cima’, saldrás en la portada de todos los medios y se hablará de ti como el salvador de España. Pero esta vez de verdad, porque se reconocerá el esfuerzo anónimo de TODOS. El que se hace continuamente sin reseña en el telediario. El que te obliga tu instinto solidario al mirar todos los días a tu alrededor.

 Aún así, es probable que el 0,05 € de tu patrimonio sea negativo. Que la hipoteca del Banco que estamos rescatando entre todos ahogue tus posibilidades. Que no tengas ni casa, ni coche ni hipoteca. En tal caso con 1€ ya sí que eres un héroe. Dona tu esfuerzo y comparte esta idea.

 

 No me importa hacer público mi patrimonio. Eso solo le pasa a los que creen que no se lo han ganado justamente. Restando lo que me queda de pagar de hipoteca al valor de compra de mi casa entre dos (gananciales) y  sumándole los ‘activos’ me salen 314.000€. El 0,05% de todo eso son 157€… una décima parte de lo que me han subido los impuestos este año para que todo vaya a peor o a los Bancos (ojo! a la comisión de BANESTO)

 

Yo elijo una causa solidaria -a algunos os sonará- no caritativa, como Ortega. Un proyecto que empezó con la ilusión de una buena idea. Porque invertir en solidaridad es una apuesta de futuro y más rentable. Como dice el gran Galeano: “La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba, la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo”

 Elige tu proyecto solidario. Implícate con él y demuestra que en las menciones sobre Amancio Ortega faltabas tú y millones de españoles que hacen lo que pueden con lo que tienen sin necesidad de reconocimiento ni titulares. Que no se quede en otra bonita idea de las redes sociales.

 Te dejo varias plataformas y proyectos para ayudarte a decidir donde aportar.  Puedes completar tus sugerencias en los comentarios.

 http://goteo.org/

http://www.kiva.org/start

http://www.gofundme.com/

https://www.bbvasuma.com/suma/

http://elmacarronsolidario.blogspot.com.es/

http://www.juegaterapia.org/juegaterapia.php

 

Actualización. 15/nov

Los chicos de la agencia  JWT han creado una aplicación gratuita para que puedas calcular tu patrimonio fácilmente. Incluyen enlaces a distintas ONGs para efectuar la donación.  ¡Gracias!

 

Papá, hoy no tengo ganas de ir al cole…


.

Querida Irene. Tengo cinco minutos para que te arrepientas de lo que acabas de decir y recuerdes esta historia cuando te asalten de nuevo las dudas. En algún lugar del mundo y de la historia un puñado de niños como tú se juega la vida diariamente para poder llegar a la escuela y recibir una educación infinitamente peor que la tuya. Puentes a punto de venirse a bajo, campos minados, acantilados desmembrándose, piquetes racistas, guerras que no son suyas… Una aventura de riesgo solo para poder sentarse en sus pupitres ¿No me crees? Mira.


Las caras del odio

— ¿Por qué miran a esa niña con esas caras? ¿qué ha hecho?

—Nada.

Elizabeth Eckford era una niña de 15 años cuando los ‘mandamás’ de su país declararon ilegal la segregación racial en las escuelas. Sí hija, hasta hace bien poco los niños de color no podían ir al cole con los niños blancos porque sus padres no los consideraban iguales y ¡ellos querían!… ¡Fíjate que tontería! Hoy en tu clase hay niños de todos los países.  El 4 de septiembre de 1957, cuando tu padre todavía no había nacido, Elizabeth y ocho compañeros de color se presentaron en la escuela Little Rock de Arkansas. Una de las zonas más racistas y con más odio de aquel país. Una muchedumbre babeante e iracunda les insultó y gritó, impidiendo su entrada en el colegio durante ese día y sucesivos. Solo porque no les gustaba el color de su piel. Ni la mediación del presidente Eisenhower logró calmar los ánimos y todas las escuelas del Estado cerraron durante un año para evitar incidentes y hacer una transición más sosegada. Más tarde Elizabeth llegó a la universidad y acabó siendo profesora en el mismo colegío que un día le impidió el acceso. ¿Recuerdas que todas las películas tienen moraleja? Pues la de esta peli, real como la vida misma, da un escarmiento magistral  a los cobardes que odian solo por el color de las personas.

—¿Qué tontería verdad?

Fuente

.

Tirolina Nepalí

—Mira como van esas niñas al colegio

—¡Qué chulo, yo quiero!

—Ahora fíjate cómo van sentadas, donde llevan las manos, las chanclas…

Más de 12 millones de nepalíes viven en las inmediaciones del Himalaya. La zona con más montañas y más altas cumbres de todo el planeta. No hay casi carreteras, ni autopistas, ni paradas de autobús. Un territorio seccionado por mil valles y otros tantos ríos acaudalados que impiden el normal tránsito entre pueblos y aldeas. Los niños usan puentes artesanales hechos con tablones, cuerdas y poleas improvisadas, como las yincanas de aventura que tanto te gustan pero sin arneses ni doble sujección de seguridad. Durante décadas, esa falta de seguridad, ha causado infinidad de accidentes a muchos niños como tú que se levantan de madrugada solo para poder llegar a tiempo al colegio. Afortunadamente varias ONGs se encargan hoy de construir puentes y góndolas seguras para mitigar la siniestralidad. Esos niños se morirían de ganas por poder ir como nosotros en coche y calentitos al colegio.

Fuente

.

Nadar y guardar la ropa

Hoy tienes natación y quizás por eso has torcido el gesto al levantarte. Mira a estos niños. No saben lo que es una piscina pero se bañan todos los dias para ir al colegio. Tienen que cruzar un caudaloso río para llegar a la escuela. Y lo hacen a diario. Haga frío o calor. Hồ Khong, un niño com tú de la escuela primaria Hung, en el distrito de Minh Hoa, en Vietnam; nos lo cuenta:

“La profundidad es de unos 20 metros y la corriente es grande, a veces asusta. Pero como queremos ir a la escuela para aprender para tener un trabajo profesional y con ello un futuro mejor, corremos el riesgo de cruzar a nado el río.”

Para ello llevan unas grandes bolsas de plástico donde meten sus ropas y libros. Nada de estupendas mochilas de Barbie  impermeables y con ruedas. Las inflan para fabricar su flotador-guía y cruzan diariamente los 15 metros de río. En temporada de lluvias faltan hasta un mes al colegio. El caudal crece demasiado y sería peligrosísimo intentarlo. Se los llevaría la corriente para siempre.

Fuente, 2

.

Campos minados

—¿Qué significa ese cartel, papá?

—Peligro. Bombas enterradas.

La guerra civil (esa guerra entre hermanos de un mismo país que termina siempre destruyéndolo) terminó en Angola en 2002, pero su fantasma sigue enterrado por todo el territorio en forma de minas y artefactos bélicos. Esas bombas que ponen bajo tierra los mayores para que los niños las pisen sin querer mientras juegan o caminan hacia el colegio. Miles de hectáreas de tierra virgen y rica permanecen improductivas por esas ‘semillas explosivas’. Son muy difíciles de destruir porque están muy bien escondidas e interfieren siempre en la vida de los más débiles, niñas como la de la foto, o como tú. A pesar de las ratas antiminas que utilizan para desactivarlas, 80.000 accidentes en 20 años convierten el camino a la escuela en una aventura a vida, muerte o condena a llevar muletas de madera el resto de su existencia. Todo por aprender a ser mejor persona y evitar repetir el legado de los que se dicen llamar sus maestros.

—¡Qué miedo!

Fuente

.

La yincana china

Imagina que para ir a trabajar tienes que hacer 200 km andando y cruzando barrancos de 500 metros de altura, agarrado a las rocas y sobre ríos congelados. Imagina que tardas dos días en llegar, vadeando cuatro ríos, cruzando puentes desvencijados y angostos caminos de tan solo unos centímetros de anchura sobre las punzantes rocas. Imagina ahora que no eres Tintín o un superhéroe de ClanTv sino una niña como tú que solo quiere ir a aprender al colegio… Aproximadamente unos 80 niños se juegan la vida diariamente y eligen el riesgo del atajo por las paredes verticales de Pili, un pueblo del norte de la región china de Xinjiang Uygur. Un espectáculo que bien parece un concurso televisivo infantil de pruebas físicas para ganar un viaje a Euro Disney. Pero es real.

Fuente, 2, 3

.

¡Viva la Guagua!

—¿Esos son niños de un circo, papá?

—No.

Cinturones abrochados, elevadores de seguridad según normativa europea, sillitas reglamentarias, capazos con arneses… Todo eso que repasamos en cada viaje al colegio es un cuento chino para estos niños. En Pematangsiantar, Indonesia (foto superior) o en Baghpat, India (foto inferior) nadie entiende ese vocabulario. Se alquilan al hacinamiento en vehículos de tracción variable a cambio de llegar a tiempo a la escuela. Puede parecer divertido pero… ¿Te imaginas qué pasaría si el conductor da un frenazo brusco porque se le cruza un perro en su camino?

—No quiero saberlo

Fuente, 2


El puente (roto) sobre el río Ciberang

—¡Papá, se van a caer!

—Afortunadamente no pasó nada, hija. Hubo un temporal que estropeó el puente, pero esos niños decidieron que no podían dejar de ir a la escuela por tonterías.

17 de enero de 2012. Las lluvias torrenciales arrastran todo tipo de maleza sobre el crecido río Ciberang, a su paso por la aldea Sanghiang Tanjung, en la provincia Indonesia de Bateng. La fuerza de la corriente golpea y daña los pilares del puente comunal (construido en 2001) que une el pueblo con el suburbio de la escuela. El paso queda muy dañado pero no impide que desde ese día los niños lo sigan cruzando a duras penas para ahorrarse 30 minutos de rodeo. Un fotógrafo de reuters estaba allí para contarlo.

Más fotos.

Fuente, 2

.

Esta no es mi guerra

—Papá ¿Por qué los policías se protegen con un escudo y esa niña no?

—Es muy valiente.

16 de marzo 2010. Una niña de tu misma edad pasa indolente sorteando las piedras lanzadas por sus hermanos palestinos contra militares israelíes en su camino diario a la escuela en el campamento de refugiados de Shuafat en la Ribera Occidental, cerca de Jerusalén. A ella parece no importarle la guerra que libran sus hermanos. Solo quiere llegar al cole para enseñar sus tareas. ¿Parece valiente, verdad? El conflicto Palestino-Israelí ha convertido esa rutina infantil en un largo y tortuoso camino lleno de obstáculos para los hijos de esa eterna guerra.

Fuente

.

En busca de la escuela por el río helado

—¿Dónde van esos niños si no hay casas por ninguna parte?

—A un internado, a varios días de camino

Zanskar, India, Himalaya. Un pequeño pueblo en el paraíso montañoso. Implacable en invierno. 40 grados bajo cero. Todos los años, en el trimestre más frío, un grupo de niños acompañados de sus padres atraviesan tres valles para llegar al internado de Leh, antigua capital del reino de Ladakh y donde pasarán el resto del año. No hay carreteras, no hay caminos. Lo hacen por el único sitio posible. El río Zanskar helado. La caminata dura varios días, con noches al abrigo de las cuevas heladas de la ladera. Todos los años muere algún turista intentando imitar el trayecto de los niños de Zanskar, más instruidos en las dobleces y grietas del traicionero hielo…

Fuente

—¿Sigues teniendo pereza para ir al colegio hoy?

—No.

—Arréglate y nos marchamos…

..

.

Este blog ha sido nominado en dos categorías a los prestigiosos premios BOBs que concede la radiotelevisión alemana. Si quieres votarlo, puede hacerlo al mejor blog o al mejor blog en castellano.. ¡Gracias!

2011. El año que vivimos Twitter emocionalmente


.

Una persona mayor me comentaba hace poco que le daba coraje ver a los jóvenes de hoy todo el día con la cabeza baja, fija en su móvil y perdiéndose un mundo lleno de matices. No pude más que decirle ¿Y si en vez de un móvil fuese un libro? ¿el coraje se transformaría en orgullo? Quizás en la percepción esté el error. Un móvil con redes sociales es solo una ventana abierta al mundo. Y nada intrínsecamente malo hay en el hecho de comunicarse. —Bienvenido a Twitter, le dije. Te voy a contar el 2011. El año que lo vivimos emotivamente.

La mejor forma de evitar prejuicios a la hora de twittear. Vía

.—Mira abuelo… —¿Te acuerdas de Troy Davisel convicto americano que fue ejecutado en septiembre? —No,.. me dijo. —Pues cientos de jóvenes y no tan jóvenes aprendieron el 20 de septiembre que Troy era un afroamericano acusado sin las suficientes pruebas de matar a un policía en Georgia en 1989. Su nombre y apellidos fueron durante dos días el término más escrito en Twitter. Lo llaman Trending Topic. Y cuando lo ves encabezando la lista de temas del momento, y no quieres quedarte fuera de las conversaciones, qué menos que pinchar a ver de que trata, de qué habla todo el mundo. Horas antes de su ejecución, nada menos que 7.671 tweets por segundo hablaban de su caso, consiguiendo movilizar la indignación de muchísima gente en todo el mundo y retrasando unas horas la decisión de la corte suprema de Estados Unidos. Murió de una inyección letal, pero miles de personas alimentaron a través de su angustiosa espera en redes sociales, la necesidad de indignarse más frente a la pena de muerte. Y eso fue muy positivo.

—Ya, pero murió… Ninguna moraleja que no puedas aprender con un buen libro de filosofía ya escrito hace un par de siglos.

—Eso es cierto, abuelo, pero a veces es necesario saber cuanta gente a tu alrededor comparte tus inquietudes para hacer de una simple tendencia la semilla de algo más grande. Se llama generar empatía social. Un grupo de Facebook, un trending topic de Twitter puede que no cambien el mundo pero ayuda a identificarte con los que piensan como tú y, si te sientes arropado, abre la puerta a la movilización. Antes este esfuerzo era mayor.

Manifestantes en contra de la ejecución de Troy Davis. vía

2011 ha sido el año con más manifestaciones desde que este país dice abrazar la democracia. 5 al día. Y no es casualidad. Por otra parte, y para tu sorpresa, en 2011 sí que hubo un tweet que salvó a un condenado a muerte. A principios de diciembre, el Tribunal Supremo de Arkansas (EE UU) determinó en las apelaciones de un condenado que el reo merecía otra oportunidad porque un miembro del jurado tuiteó durante el juicio. El juez llegó a la conclusión de que Twitter es parte de la conversación pública y el uso por parte del jurado contaminaba las deliberaciones. No hay mal que por bien no venga. Digo yo.

—Bueno, pero falta el contacto, el calor humano que da la conversación, la mirada que descubre matices que no explican las palabras. La sonrisa que comparte un sentimiento… (dijo con la cara arrugada de toda una vida socializando)

—Sí y no, caballero. Te cuento. En noviembre tuve una de las experiencias más tristes que recuerdo en mucho tiempo y fue en soledad, con la cabeza baja, con el móvil delante, la pantalla húmeda de mocos y lágrimas y con un nudo en la garganta. Todavía áspero. Una noche normal, entre bromas y efemérides alguien retuiteó el siguiente mensaje (se dice así cuando un usuario repite un mensaje que le resulta interesante para que lo puedan leer todos sus seguidores)

La muerte en Twitter es aún más gélida, porque se confunde con la desidia. Cuando alguien fallece su cuenta queda congelada en el tiempo, igual que si la decisión hubiera sido simplemente abandonarla. Pero este caso fue impactante. María, una joven mallorquina enferma de cáncer, no quería el silencio como adiós eterno y maquinó una despedida meditada. Barruntándose el final quiso agradecer el apoyo y cariño recibidos en Twitter. Y dejó a su madre la horrible y maravillosa tarea de regalar a todos sus seguidores mensajes personalizados que fabricó durante el final de su calvario. Tal vez para emborracharse de cariño, afecto y endorfinas al escribirlos, tal vez para perpetuar su memoria al entregarlos. El caso es que durante varios días su madre fue repartiendo las misivas a cientos de seguidores provocando un aluvión de lagrimones detrás de esas gélidas pantallas. Ni yo ni muchos la conocíamos, pero participamos socialmente del regalo de empatía que nos dejó María. Una lección anónima del hombre frente a la máquina. Un paso más en la humanización de las redes sociales… Luego me di cuenta que me seguía y me sentí tremendamente frustrado por no haber podido compartir su dolor con ella antes.

Una de las fotos que colgó María en su Twitter hace unos meses. Vía.

—¿Y cómo se hace para demostrar esa empatía? ¿Cómo se abraza a una seguidora enferma?… ¿cómo se reunen todas esas sinergias en una pantallita para cambiar el mundo?… (me apuntó el anciano poco convencido)

—Un ejemplo entre miles. Un caso que demuestra la utilidad social de Twitter. Un padre separado de su hija durante más de 11 años. Indigente en Manhattan. Meses durmiendo a la intemperie. Se encuentra con cuatro estudiantes con un gran proyecto solidario entre manos. Llevar las redes sociales a los más marginados.

A Danny Morales, que así se llamaba el infeliz, le dejan un móvil para lanzar el primer y único tweet de su vida y escribe -con los dedos atorados asomando por los mitones- lo siguiente:

“Hola. Esto es para hacer saber a la gente que estoy buscando a mi hija. Su nombre es Sarah”

Inmediatamente, al otro lado de una red casi infinita, una chica desconocida y conmovida por la simpleza de su ‘grito’ buscó el nombre de la mujer en facebook. Localizándola de inmediato. Tan solo unos días más tarde se produce una reunión otrora imposible sin la potencia social de twitter. No te pierdas el encuentro:

Otro caso impactante. Aunque fue hace un par de años todavía colea. Una pequeña librería en Portland. Estados Unidos. La crisis azota a los negocios pequeños. Las cuentas no salen. La librería tiene que suspender pagos y cerrar. Aaron Durand, el hijo de la propietaria, lanza una llamada entre desesperada y cómica:

“¿Si estás en Portland me harías un favor? Comprarías un libro en ‘Broadway Books’. No, espera, comprar mejor 3. Te invitaré a un burrito la próxima vez que esté en la ciudad

.

Poco a poco el mensaje fue extendiéndose por la red y la librería empezó a recibir clientes. Pudo cerrar el ejercicio con más ventas que nunca. Consiguió salvar la quiebra. Hoy todavía sigue abierta.

—Ya , pero me cuentas casos muy concretos y que pasaban también con la llegada del teléfono de hilos y más tarde con la radio… y luego con la televisión y sus ‘supuestos’ programas solidarios… ¡Nada nuevo!

—Sí, pero cada vez con más eficacia, abuelo. El salto masivo de esta eficiencia aunando inquietudes individuales se ha producido también este mismo año. Te sorprenderías si supieras donde se gestó la revolución social que ahora rellena telediarios y portadas en los medios. En enero. En Egipto. El activista bloguero Wael Ghonim consiguió canalizar por primera vez y masivamente la indignación ciudadana con un objetivo claro: “#Jan25, la toma de la plaza Tahrir”. Lo que antes necesitaba un lobby, una organización ilegítima o un gran capital ahora lo puede hacer una sola persona. Y lo hizo con las redes sociales. Fue nombrado persona más influyente del año por la revista Time.

“Dije hace un año que Internet cambiaría la escena política en Egipto y algunos amigos se rieron de mí.”

Plaza Tahrir o Plaza de la liberación de Egipto durante la primavera árabe. Vía

Solo hace falta apoyo ideológico y anónimo suficiente. Y una mecha que sirva de detonante. La de la primavera árabe nació en diciembre pasado en Túnez, donde Twitter jugó un papel fundamental. Decenas de usuarios tuitearon la localización de los francotiradores y consiguieron salvar varias vidas…

“Corran la voz, debemos escapar! Hay hombres armados en nuestro patio trasero en el 72 de la Avenida 3 Aout!”

El resultado es una herramienta con gran efectividad para organizar, llamar y congregar a las masas afines a una idea y, lo más importante, sin intermediación que adultere los objetivos. Twitter no es condición suficiente para la revolución, pero ya se ha convertido en imprescindible instrumento para organizarla. Esto está cambiando el mundo, amigo, y hay gente que se lo está perdiendo por confundirlo con un juego.

—Todo muy bonito, de película, pero, al final esto acaba concerniendo solo a unos pocos que son los verdaderos protagonistas. Intoxicando con sus ideales a los vagos de siempre ¿cómo te afecta a ti individualmente?

—Gracias por lo de vago. La primavera árabe llegó a Madrid. El #Jan25 se transformó en #15m y los medios no contaron nada hasta el día después de la concentración. Hasta entonces las manifestaciones espontáneas no apoyadas por grupos mediáticos eran residuales. El precedente fue el “pásalo” del 13 de marzo de 2004. Un SMS que convocaba a la indignación a las puertas de la sede del PP ante la gestión del gobierno del atentado islamista. Pero eran solo SMS. Fueron solo unas decenas. El #15m convocó a miles.

Yo estuve allí, no para contarlo sino para vivirlo; en el #15m, el #19J y el #15o… Participé del parto de la indignación colectiva y de todo su complicado embarazo. El #Nolesvotes, el rechazo frontal a la Ley Sinde, la irritación contra una clase política polarizada… ninguna acción subvencionada por los intereses de medios o grupos políticos a la que luego los más liberales se querían apuntar. Fue una protesta pura, limpia, pacífica y ejemplar… las únicas imágenes de violencia las protagonizaron los que presumían de casco y porra, como bien muestra google y denunciaron en Twitter algunos ciudadanos.

15 de Mayo. El inicio de un sueño. Puerta del Sol de Madrid. vía

El #15m y Twitter son hermanos de leche, que no de sangre. El talento de los cientos de lemas y eslóganes del movimiento está claramente inspirado por la escuela de los 140 caracteres. La intendencia de las acampadas, los comunicados oficiales, las convocatorias espontáneas y de barrios, los desahucios… todo se organiza libremente desde la red social y está al alcance de cualquiera. El resto es ya historia… pero que aún se sigue escribiendo.

Pero eso no es todo. Si algo tiene Twitter es la magia de cribar acciones solidarias genuinas o auténticas frente a la estulticia de los maniquíes de la moda, o figuras de relevancia social fabricada con el dinero de un marketing obsoleto. Twitter no convierte en estúpidos a algunos famosos, simplemente los descubre. Y eso pasó con Alejandro Sanz y, como diría Sheldon Cooper, el gran “¡ZAS, en toda la boca!” del 2011 en Twitter (con permiso de la detención del estúpido que amenazó de muerte a Eva Hache bajo la excusa de un supuesto anonimato.)

18 de mayo. Puerta del Sol. La soledad del indignado. Foto @kurioso

El escritor Juan Gómez-Jurado opinó en un artículo sobre la denostada Ley Sinde a lo que el cantante replicó con un zafio y rotundo: ” […] Si tienes huevos, da tus libros gratis”. Y los huevos de Juan Gómez-Jurado se vieron desde la fosa de las Marianas, regalando desinteresadamente su última novela “Espía de Dios” bajo la iniciativa #1libro1euro. Y con la única sugerencia de donar voluntariamente un euro a la ONG ‘Save The Children’. Otras obras se sumaron a la iniciativa y hoy se pueden descargar hasta 30 libros gratuitamente. Alejandro Sanz, por otra parte, sigue metiendo la pata, 2, 3, 4, etc… siguiendo los pasos de su colega, el gran David Bisbal y su #turismoBisbal

También conocimos otras acciones solidarias surgidas en la red aquí, en España. Como la de Javier Sanz @jSanz y sus #LetrasenelSahara, un proyecto para llevar libros, historias y un sueño a los jóvenes en el Sáhara. O la de Inmaculada Eiroa @Inma_Eiroa y sus #SomosHaití para difundir la actualidad de Haití y ayudar en su recuperación tras el terremoto de 2010.

—Todo parece demasiado trascendente. No me creo que todas estas historias sean el espejo de los que te hablaba al principio, una franja de la juventud que siempre ha sido fundamentalmente ociosa. Más bien parece el extracto modélico recopilado por periodistas interesados para defender las redes sociales. ¿Pero qué hacen realmente los jóvenes en Twitter?

—Si tuviera que escoger irracionalmente diría que simplemente divertirse, como les corresponde por edad. Si tuviera que analizar diría que ‘criticar divirtiéndose’; como le corresponde por situación social. Twitter tiene una gran ventaja y es que prioriza el mensaje trascendente creado por un anónimo sobre el insustancial del autor relevante, que solo acaba repetido por sus fans de siempre. La reputación se construye en el medio y ya no vale tanto la adquirida a golpe de publicidad externa. Así se producen situaciones absurdas y esperpénticas como aquella de ver al actual presidente del gobierno, Mariano Rajoy, espetando a otro usuario que se había puesto su mismo avatar por Halloween:

La respuesta de la red fue contundente, un trending topic, una colección de avatares al uso y una rectificación a destiempo.

Un ejemplo de la grandeza de las redes sociales es que nunca antes ha sido tan fácil mantener una conversación directa con personajes tácitamente relevantes. Esto ha supuesto, además de mayor facilidad para ejercer el derecho a la información, una herramienta para detectar hipocresía. Observen, en la siguiente conversación, la franqueza, naturalidad, irreverencia, emoción y rabia contenida del usuario anónimo, frente a la pose, artificiosidad y fariseísmo de la cuenta oficial:

Joansinmiedo: @marianorajoy ¿sabías que el país de la UE con mayor porcentaje de trabajadores en pymes es la próspera Grecia?

marianorajoy: @Joansinmiedo Frente a problemas, soluciones. ¿Conoce nuestras propuestas al respecto?

Joansinmiedo: @marianorajoy Algunas, como por ejemplo que queréis quitarme el derecho a contraer matrimonio. Fascistas.

marianorajoy: @Joansinmiedo ¿Podemos pensar diferente sin necesidad de que se nos insulte?

Joansinmiedo: @marianorajoy No, en un asunto así, no. Queréis ROBARME mi derecho a contraer matrimonio civil, no lo vamos a tolerar.

marianorajoy: @Joansinmiedo Nuestra posición al respecto es clara: escucharemos al Tribunal Constitucional, escucharemos a todos y tomaremos una decisión.

Joansinmiedo: @marianorajoy “todos”. ¿Os habéis creído que mis derechos dependen de a quién preguntéis?

marianorajoy: @Joansinmiedo No, trataremos de escuchar a la mayoría. A usted también.

Joansinmiedo: @marianorajoy MIS DERECHOS NO DEPENDEN DE MAYORÍAS. A ver si os entra en la cabeza ya.

marianorajoy: @Joansinmiedo Vaya… está seguro de esa afirmación? no cree que con el voto de la mayoría se legisla democráticamente?

Joansinmiedo: @marianorajoy Estoy seguro. Veamos, ¿¿el derecho a la vida depende de lo que opine la mayoría?? No, verdad? Mi derecho a casarme tampoco.

marianorajoy: @Joansinmiedo Las reformas legislativas sobre el derecho a la vida también se establecen según la mayoría; como todas.

Joansinmiedo: Para @marianorajoy el derecho a la vida también depende de las mayorías. Tremendo, puro nazismo.

También recordar el ridículo y ‘mascarada’ de la policía nacional española al anunciar que habían detenido a la cúpula de Anonymous en España, una organización caracterizada precisamente por la ausencia de un organigrama jerarquizado. Las burlas en twitter se recogieron con el hashtag #Cupulasinexistentes. Y la foto tuiteada por la policía originó, como era de esperar, algún que otro fotomontaje memorable.

Esto pasa, evidentemente, por un absoluto desconocimiento de los mecanismos sociales de autoregulación que rigen la red. Esa misma ignorancia que llevó a Ruiz Gallardón a abandonar su cuenta en Twitter una vez vomitada toda la publicidad necesaria para ganar las elecciones. Esa ignominia que llevó al equipo de abogados de Mariano Rajoy (sí, otra vez)  a denunciar un perfil que parodiaba al presidente pero que cumplía a rajatabla las normas de la red social. O esa cabezonería propia de Pedro J Ramírez que le condujo a defender lo indefendible; una foto encuadrada intencionadamente para resaltar tres letras de una pancarta y acusar de proetarras a sus portadores. A todos ellos el ‘karma’ les devolvió un fabuloso y merecido efecto Streisand

A la izda. Encuadre de la fotografía publicada por El Mundo. Dcha. la pancarta completa. Vía

—Estoy convencido que, al final, el 80% de los usuarios de esa red social acaban usándola solo para hablar de su artista favorito, o comentar el último programa de televisión de moda. Llevarse la cháchara y el cotilleo a la red tampoco es un gran avance social ¿no?

—Puede que tengas razón. Es parte del ocio ligado a cualquier herramienta social y una actitud legítima que también ha dado sus frutos. En octubre, la cadena Tele5 entrevistó a la madre de un delincuente, previo pago de 10.000€ en concepto de inversión en ‘mierdavisión’. Un bloguero decidió publicar entonces, con ayuda de otros twiteros, todas las marcas que apoyaron el espacio patrocinándolo. El resultado fue el abandono del 100% de los anunciantes del susodicho programa por una iniciativa social nacida de ese 80% de usuarios ociosos además de un debate social muy interesante.

O la presión ejercida desde twitter que ha obligado a El Corte Inglés a retirar de su web la venta de un manual que prometía ‘curar’ la homosexualidad por el módico precio de 17€. Gracias al ruido generado de forma tan rápida por las movilizaciones en redes sociales las empresas tienen en cuenta cada vez más la opinión de los que pagan, los consumidores; y no solo de los medios o sus proveedores.

Esos mismos usuarios son también protagonistas de sus propias vidas, y aprovechan twitter simplemente para contarla tal cual les viene. Que se lo pregunten a Sohaib Athar, un consultor informático testigo involuntario de la operación militar más secreta e importante del año. El asesinato premeditado de Bin Laden. Sohaib estaba en el peor sitio, en el mejor momento, y tenía un móvil al alcance para contarlo. Un relato que comenzó entre la comicidad y el desconocimiento de los hechos: “Un helicóptero sobrevuela Abottabad a la una de la mañana. Es extraño” […] “Vete, helicóptero, antes de que saque mi matamoscas gigante”… y que terminó con una reflexión sobre su trascendencia:

“Uh, oh, ahora soy el tipo que blogueó en vivo la redada a Osama sin saberlo”

Pero dejo para el final la noticia que más puso a prueba a twitter en el 2011. El terremoto devastador de Japón del 11 de marzo, sus consecuencias y el uso posterior de las redes sociales como herramienta humanitaria de información. Tras el seísmo las operadoras de telefonía móvil se colapsaron por las lógicas peticiones de los damnificados pero las líneas de datos de esos mismos seguían funcionando. Lo que paradójicamente convirtió a las redes sociales como principal mecanismo de comunicación entre afectados. Sabiendo esto google lanzó su buscador de personas y decenas de voluntarios crearon un mapa de refugios para los que no podían volver a sus casas. Internacionalmente los medios se alimentaban más que nunca de ciudadanos protagonistas que contaban y enviaban imágenes personales vía redes sociales. Y que más tarde se repetirían en nuestro terremoto de Lorca. En España nos enterábamos de primera mano por los tweets de Héctor García@kirai o Gemma Ferreres @gferreres


Así ‘tuiteó’ el mundo el terremoto y tsunami en Japón.

—Todas estas historias que te he ido relatando hubieran sido también muy difíciles de recopilar sin contar con la misma ayuda que he ido subrayando…

…gracias a la colaboración de algunos usuarios he podido agrupar lo mejor de esta red social durante 2011. Y nada de ello lo hubiera percibido con esa misma intensidad de no ser por poder participar personalmente de ella. Una red social imprescindible para mejorar la calidad y la forma en que consumimos información. ¿No te ha parecido impresionante? Pues piensa en ello la próxima vez que veas a un joven con un móvil en la mano. Puede que esté escribiendo un tweet que cambiará para otros la forma de ver el mundo…


—Ok. ¿Y cómo dices que se puede dar uno de alta?…

.

.

Algunas recomendaciones de cuentas personales para seguir en Twitter.

Información


#15M

Humor

Blogueros

Letras

Historia de un plagio (más)


¿Por qué tenemos que cumplir con la aprobada Ley Sinde los más débiles si la mayoría de los grandes medios no cumplen con las licencias Creative Commons? No es la primera, ni será la última vez que un medio se aprovecha del trabajo de un bloguero para lucrarse. Aquí siempre se citan las fuentes, no hay publicidad; solo ganas de compartir y mucho lucro cesante.  Desde aquí animo a todos que denunciéis siempre esta mala praxis para intentar desprestigiar lo máximo posible la actitud tan poco profesional de algunos medios que buscan rellenar parrillas de ocio con contenidos y fuentes ajenas, apropiándose de un legítimo trabajo de recopilación.  Sin escarnio no habrá cambio.

Vídeo extraído del telediario de hoy en Noticias Cuatro y el Post original con la recopilación y sus fuentes. Aquí se cita!

Gracias a @icue por el aviso

.

 

 

 

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.037 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: